Mirador Virtual Mobile

Alvarado homenajeó a Mastromarino y continúa con sus acciones solidarias

El club le realizó un reconocimiento al atleta que representó a Mar del Plata en los últimos juegos Panamericanos y además continúa dándole la chance a chicos de barrios de la ciudad de disfrutar una merienda y ver el partido del Torito. 

Alvarado volvió a mostrar su costado más solidario

Como había hecho en partidos anteriores y continuará haciendo en los próximos, Alvarado volvió a mostrar su parte más solidaria y sigue adelante con la idea impulsada por el presidente Pablo Mirón, para acercar a chicos de los distintos barrios de la ciudad para que puedan ver los partidos del equipo en el Federal A, darles una merienda y que se lleven un souvenir de su visita al José María Minella. En esta oportunidad, les tocó a los chicos de la ONG «Ayudemos de Corazón» del barrio 2 de Abril y la Escuela de Fútbol «Jesús Te Ama» del barrio Pueyrredon, los que vivieron una jornada inolvidable.

No es la primera vez que lo hace y mucho menos la última. La idea de Pablo Mirón que cuenta con el respaldo de la Comisión Directiva, surgió en la primera fase y en cuanto se pudo organizar, comenzó a realizarse. Los chicos de los barrios de la ciudad tenían que tener la chance de concurrir a los partidos que Alvarado juegue de local por el Torneo Federal A, compartir una merienda, vivir una tarde distinta y llevarse un regalito de esa visita.

El domingo, ante la CAI, estuvieron presentes los chicos de la ONG «Ayudemos de Corazón» del barrio 2 de Abril y la escuela de fútbol «Jesús Te Ama» del barrio Puerredon, que fueron llevados en el colectivo por el dirigente Mario Badoza, los recibieron otras autoridades y tuvieron una atención destacada en la platea techada para que nada les falte. El presidente Pablo Mirón estuvo cerca y su mujer Fabiana fue la mano derecha, coordinando que todo saliera bien, sirvió la merienda en el entretiempo, con leche y facturas donadas por la panadería «El Cañón». Ella misma realizó los souvenirs, con trébol de cuatro hojas con los colores azul y blanco y un chupetín que servía como centro de la flor.

Los chicos vivieron una tarde única, compartieron sus vivencias entre los dos barrios, contaron sus realidades y, además, alentaron al equipo de Duilio Botella. Con algunas banderas, varias camisetas y otras cosas con los colores del club, pasaron una jornada muy agradable, en la que Alvarado vuelve a mostrar su costado solidario, que potenciará en cada uno de los partidos que haga de local y también en el día a día, con el padrinazgo de comedores de distintos puntos de la ciudad.

El reconocimiento a Mariano Mastromarino

Dentro de las cosas que han cambiado en el club, el trabajo institucional, además de lo deportivo, también se busca hacer hincapié en todo lo que tiene que ver con los colores, con la historia, y reconocer a quiénes de una u otra manera representan la esensia de Alvarado. Por eso, en el entretiempo del partido ante la CAI, el presidente Pablo Mirón le hizo entrega de un recordatorio a Mariano Mastromarino, el atleta marplatense que hace una semana obtuvo la medalla de bronce en el Maratón de los Juegos Panamericanos de Toronto.

Apenas se subió al podio en Canadá, el presidente del club preguntó «¿cuándo vuelve a Mar del Plata?. Le tenemos que dar un reconocimiento». Lejos de aprovecharse de la situación, la intención tiene un fundamento claro. Mastromarino es del barrio de Alvarado,hizo el jardín en el club, jugó al fútbol hasta los 12 años, su padre fue parte de la Comisión Directiva y su mamá participó de la Cooperadora. Además, el «Colo» fue alcanzapelotas en los partidos del equipo en el viejo estadio «San Martín».

Y la gente del club lo conoce, por eso le brindó una fuerte ovación cuando ingresó junto a Mirón y fue caminando hasta el medio de la cancha mientras los equipos estaban en el descanso. El «olé, olé, olé, Colo, Colo» bajó de las tribunas del Minella y hubo un aplauso cerrado cuando recibió el reconocimiento de Pablo Mirón y cuando enfiló nuevamente hacia la zona de vestuarios.

Mastromarino disfrutó del partido en el palco central, se prestó a las fotos y se fue contento con la distinción del club que lo vio nacer, donde pasó gran parte de su infancia y hoy, lejos de la redonda, mostrando sus cualidades atléticas por el mundo, se lo recuerda y se le brinda un agasajo más que merecido.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta