Mirador Virtual Mobile

Alvarado tuvo su fiesta por el 87° Aniversario

La familia del club se reunió para celebrar los 87 años del Torito.

Una fiesta inolvidable se vivió el domingo en el Centro Abruzzese, donde más de 900 personas le pusieron color y calor al almuerzo por el 87° Aniversario del Club Atlético Alvarado. Muchas generaciones de hinchas y socios se congregaron, con la presencia de Facundo Moyano, en una jornada llena de sorpresas, emotiva con la entrega de los carnets a los nuevos socios vitalicios, con espectáculos musicales, una atención gastronómica de primer nivel y el reencuentro de muchos amigos que recordaron viejas historias. En el medio, el partido en La Pampa, que se escuchó en el salón lleno, se vivió, se sufrió y se coronó con un aplauso a los jugadores más allá de no haber podido lograr la clasificación al tetradecagonal.

Por momentos, el salón vio excedida su capacidad por gente que no paraba de llegar, algunos que fueron hasta el Centro Abruzzese sin entrada, pero la compraron ahí y no se les iba a hacer perder la fiesta. La buena voluntad primó, se hizo un lugar para todos y nadie se quedó afuera.

El presidente de Deporte Mar del Plata, Horacio Taccone, entregó una plaqueta a Pablo Mirón en nombre de la Municipalidad de General Pueyrredon y dejó muy lindas palabras para el club (“es uno de los clubes con mayor crecimiento institucional de la ciudad”) y la dirigencia actual (“cuiden a estos dirigentes que están haciendo tan bien las cosas”), que levantaron los aplausos de todos. Más tarde, se proyectó un video de las obras en la Villa Deportiva, con la palabra del presidente y el coordinador Gustavo Gatti.

Después sí llegó el turno del reconocimiento a los socios vitalicios y honorarios (ver aparte), en uno de los momentos más emotivos de la tarde. A continuación, mientras de fondo se escuchaba el partido que se jugaba ante Ferro de Pico en La Pampa, se palpitaba y sufría, el presidente Pablo Mirón llamó al escenario al vicepresidente segundo y cabeza del proyecto que se lleva adelante, Facundo Moyano, para que explote todo el Centro Abruzzese.

Con su habitual oratoria, Moyano se dirigió a todos remarcando que “es una satisfacción compartir momentos con amigos de toda la vida, con la gente de la infancia, con mi ‘vieja’ que sigue viviendo enfrente al club como siempre”. A la hora de hablar del proyecto, aseguró que “no tenemos que pensar en lo inmediato, sino que tenemos que creer en un club a largo plazo. La Villa Deportiva está terminando la primera etapa y hay muchas cosas más por hacer. A veces me voy de boca y habló de cancha de hockey, de rugby, pero quédense tranquilos que lo vamos a hacer. Con los plazos necesarios, pero esas obras van a llegar”. Antes del final, descubrió un cuadro que tenía guardado con la camiseta de Alvarado con la firma de su amigo Carlos Tevez estampada.

Asimismo, pero para que se la puedan llevar los hinchas, puso a disposición otra camiseta con la firma del “Kun” Agüero (“iba a venir conmigo hoy pero no me contestó los mensajes a la mañana”, reconoció). Pero esta no quedará en las paredes del club, sino que se realizó un sorteo especial y alguno de los participantes de la fiesta tendría ese recuerdo en sus manos. Cuando bajó del escenario, el diputado nacional se prestó a una gran cantidad de fotos con los hinchas que le agradecieron todo lo que hace por el club.

El segundo tiempo de Ferro – Alvarado transcurría y el gol local trató de derrumbar el espíritu de fiesta. Pero todo lo contrario, el salón se convirtió en la popular norte del José María Minella y aparecieron las canciones de cancha. Una tras otra, trasladaron el apoyo a los jugadores que dejaban todo en General Pico, explotaron con el gol de Ramiro Jorge, gritaron desaforados el gol que no fue de Manuel Madrid en el cierre y con el pitazo final de Pablo Echavarría, nada de reproches. Aplauso cerrado para el equipo y la promesa de continuar acompañando en la Reválida.

Para terminar de levantar el ánimo, Salió a escena el grupo “Becados”, que puso muy buena onda con temas populares que hicieron que de a poco se vayan animando y armando una pista de baile en los lugares libres, muchas de las canciones se cambiaron de letra por las de cancha y los que no salieron a bailar, alentaron y cantaron desde las mesas, en un cierre de fiesta emotivo.

Fuente: Prensa Alvarado

 

 

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta