Mirador Virtual Mobile

Argentina, el país que más proyectos presentó para preservar el patrimonio

20 países y 214 postulaciones destinadas a preservar el patrimonio sonoro y audiovisual de Iberoamérica; Argentina fue el país que más proyectos presentó

“Ibermemoria Sonora y Audiovisual” es un programa de cooperación técnica y financiera destinado a fomentar modelos de preservación integral de los documentos sonoros, fotográficos y audiovisuales, que forman parte del patrimonio intangible de los países iberoamericanos.

El Programa es iniciativa de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, quienes en la edición XVI de la Cumbre Iberoamericana celebrada en Montevideo, allá por el 2006, establecieron acuerdos y compromisos, así como nuevas fórmulas y tratamientos comunes para la protección y la difusión del patrimonio compartido de la región, unida culturalmente por su historia, geopolítica, raíces lingüísticas, mestizajes y multiculturalismo.

De esta forma, en 2017, se lanzó “Ibermemoria, la Primera Convocatoria de proyectos de preservación, acceso y salvaguarda del patrimonio sonoro, fotográfico y audiovisual”. Este año, precisamente, se conocerán los proyectos ganadores presentados por personas particulares, asociaciones civiles e instancias públicas y privadas de los 20 países participantes (habrá 3 ganadores, en las dos categorías: 1 por Formación y 2 por Preservación). En total, hubieron 214 postulaciones, y Argentina aplicó a 101, seguida por México con 23 y Brasil con 13.

Marcelo Garabedian es integrante de la Dirección Nacional de Investigación Cultural dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación. Fue el asesor de la convocatoria “Ibermemoria” y considera que la activa participación de Argentina se debe, en parte, a una masiva difusión del concurso, como también a las particularidades del país: “Argentina tiene una sociedad civil que, en términos culturares, es muy rica, que generó iniciativas por dentro y fuera del Estado y eso tiene una trayectoria de más de 80, 90 años en la conservación de  registros fílmicos, fotográficos y sonoros”. Y precisamente, Ibermemoria está pensado para tomar conciencia de que los archivos sonoros y audiovisuales son parte de la riqueza patrimonial de la región y sin políticas culturales destinada a preservar y difundir, corren el riesgo de desaparecer. “Hay un gran acervo de la sociedad civil, coleccionistas, organizaciones sociales y privadas que necesitan la intervención de nuevas tecnologías para seguir reproduciendo, preservando, conservando, difundiendo, y en ese lógica aparece Ibermemoria”, explicó Garabedian.

La convocatoria tuvo dos líneas de acción: una para proyectos de preservación y acceso documental y otra de formación y capacitación para profesionales que trabajan en patrimonio documental. Si bien cada participante podía postularse directamente a la convocatoria, la Dirección de Investigación Cultural del Ministerio de Cultura de la Nación participó asesorando técnica y administrativamente a quienes lo requiriesen.

“Se presentaron proyectos de una riqueza y originalidad inmensa. Desde jóvenes que son programadores de sistemas y diseño web y quieren sumar tecnología y recursos audiovisuales a los juegos tradiciones como el truco, que actualmente no se pueden jugar en todos los celulares o computadoras; como también se presentaron proyectos interesados en trabajar con las comunidades indígenas de Formosa, registrar sus ceremonias, la transmisión oral de su lengua, sus actividad productivas”, describe Garabedian.

Por otro lado, señala que las universidades nacionales también participaron activamente en la convocatoria. “La Universidad de La Plata, por ejemplo, quiere relevar el voluminoso registro audiovisual que posee la Facultad de Bellas Artes; pero a su vez también se presenta el proyecto de una persona que posee un registro fílmico en Super 8 sobre la construcción del balneario de Mar Chiquita. Esta persona donó su archivo a la Municipalidad y propone hacer una conversión a una estructura digital para ponerlo en la biblioteca de Mar del Plata y hacer una plataforma online para que todos lo puedan ver. Es un proyecto muy lindo y destaca el rol de los coleccionistas en la conservación del patrimonio”.

Como a las instituciones públicas también se les permitió aplicar a la convocatoria, el Instituto Nacional de Musicología “Carlos Vega”, también dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación, presentó un proyecto destinado a la preservación de más de cien discos de pasta que poseen en su acervo. “Vega fue un musicólogo que filmó, en sus viajes por Argentina, a las comunidades nativas ejecutando sus músicas autóctonas. Poder digitalizar y conservar los discos de pasta, que forman parte de una colección mucho más grande, compuesta de instrumentos musicales, diarios de viajes, partituras, fotos, y compartir con el resto del mundo este archivo invaluable es a lo que apunta Ibermemoria”, afirma Marcelo Garabedian con orgullo.

 

 

 

 

Fuente: https://www.cultura.gob.ar

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta