Mirador Virtual Mobile

Arranca el campeonato «reapertura» de paritarias

Los gremios negocian con el gobierno y empresarios mejoras que no bajan del 10 por ciento para sumar al margen del 15% al 25% ya acordado

Arranca el último bimestre del año y algunos salarios todavía rondan el 15% de mejora. Mientras todas las necesidades básicas se encarecen a ritmo constante para los trabajadores, la mayoría de los sueldos están estancados y perdiendo por goleada contra la inflación que se perfila a cerrar el año entre 40 y 50% arriba. Se viene una temporada de paritarias permanentes y los sectores que cierran un incremento, a los pocos días piden la revisión. Según informes recientes, la caída de poder adquisitivo llega en algunos casos al 17%.

Por si quedaba alguna duda de la aceleración de los precios, la inflación de septiembre del 6,5% hizo sonar todas las alarmas en los sindicatos. Los más “dialoguistas” aguardan el inicio de noviembre para sentarse en la mesa de la Secretaría de Trabajo, a cargo de Jorge Triaca, para plantear a los empresarios un ajuste no menor al 10% que se sume al 15% o 25% ya aplicado. Los más “combativos” ya aclararon que el margen del 30% a 35% no será suficiente para calmar a las bases frente a los números del Indec y, especialmente, frente a las cuentas propias de cada hogar.

La última Canasta Básica Total que dio a conocer esta semana el ente estadístico nacional puso en evidencia, una vez más, que los productos de primera necesidad se dispararon en septiembre (8,1%) por encima de la inflación (6,5%). Los servicios públicos acumulan, en tanto, 50,7% de alza promedio interanual. El transporte se encareció 57% en la misma comparación.

La lista de malas noticias para el bolsillo sigue y va acompañada de medidas como el aumento del mínimo no imponible de ganancias (27% en enero último), la quita de deducciones reciente, y decisiones de la Rosada como no eximir el aguinaldo de julio último. Habrá que ver qué ocurre en diciembre con el segundo medio aguinaldo y este impuesto que se aplica sobre el sueldo de 2,2 millones de personas.
Tira sin afloje

No pedimos ni el 20% ni el 30% ni el 40%: queremos cubrir la inflación. Así de sencillo”, aseguró el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, sobre el pedido de reapertura de paritarias cuanto antes. “No nos pueden decir que se remiten a la cláusula de revisión prevista para diciembre”, se quejó sobre las cámaras empresariales a las que les reclama tres nuevas cuotas de 5%.

Un caso que deja entrever que los sindicatos arrancan una etapa de negociación permanente es el del gremio de la construcción; su líder, Gerardo Martínez, acordó esta semana con el titular de la Cámara de la Construcción (CAC), Gerardo Weiss, incorporar un 10% escalonado al 17% ya recibido por el sector en el que se perdieron 10.000 empleos desde marzo por el freno a la obra pública. Casi el mismo día la Uocra adelantó que se prepara para pedir otra mejora similar en diciembre.

Ciertos sectores sindicales ya advirtieron al gobierno que en el último bimestre buscarán fijar un piso del 35% como para quedar a unos pocos puntos de la inflación. Armando Cavalieri de Comercio, Roberto Fernández de Transporte, Hugo Moyano de Camioneros, entre otros, manifestaron públicamente un pedido de ese orden.

El gobierno bonaerense y los gremios estatales, en tanto, acordaron a principios de octubre otro aumento que lleva la paritaria al 30% y una cláusula de revisión en diciembre. Los nacionales de UPCN, liderados por Andrés Rodríguez, sellaron dos sumas fijas de $2.000 en octubre y $4.000 en noviembre que se agregan al 15% recibido. Para Rodríguez “es probable” pedir la reapertura “en diciembre y enero”.

CRO281018-003P.indd

Mensaje oficial

La pelea entre el gobierno nacional y Hugo Moyano, de Camioneros, por cuestiones políticas, expuso al presidente de la Nación, Mauricio Macri, a referirse a la cuestión salarial. En este marco, insistió días atrás en su reclamo de “bajar el costo de la logística” para “cobrar lo que corresponde, porque si no se deja a cientos de miles de personas sin trabajo”. “Nadie puede cobrar más de lo que vale su trabajo”, dijo sobre los sueldos. Por entonces también agradeció a los argentinos “por creer en este momento difícil, donde hay que ajustarse para llegar a fin de mes”, aunque ratificó que “estamos en el camino correcto”.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se mostró optimista respecto de los salarios en el Coloquio de IDEA celebrado la semana pasada. “Calculamos que septiembre y octubre serán los meses donde la medición de precios estará marcada por el pico de la inestabilidad cambiaria, pero la inflación está desacelerándose desde hace 10 días y a eso se le va a sumar la recuperación del salario real, que ya llegó al piso”, sostuvo.
Sin reservas

El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), que refleja el incremento de precios y el impacto específico en los trabajadores registrados, informó que la pérdida de poder adquisitivo de los salarios es del 14,7% desde noviembre de 2015, la mayor caída desde 2002.

Al mismo tiempo, según un documento emitido por el Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma) sobre los acuerdos paritarios vigentes y aplicados entre enero y octubre de este año, hubo un retroceso promedio del 9,9% salarial en el sector privado registrado con picos de 17% y del 20,2% en el sector público en comparación con octubre del 2015.

Frente a una devaluación del peso cercana al 100% desde enero de este año, cuando el dólar rondaba los $18, la caída del costo de la mano de obra para los empresarios es más que obvia. “Hay pérdida del poder adquisitivo”, admitió Dujovne. Las discusiones de los próximos dos meses para achicar la diferencia serán determinantes para los ingresos de los trabajadores en la puerta de la recesión.

Fuente: Crónica

Comentarios

comentarios