Mirador Virtual Mobile

Así eran hace un siglo y así son los rincones más conocidos de Europa

La Librería del Congreso de Estados Unidos conserva miles de fotocromos de lugares de todo el mundo que pueden consultarse libremente

El fotocromo es una técnica para colorear que combina la fotografía en blanco y negro y la litografía en color. Hemos de retroceder al año 1880 para conocer al creador de este sistema, Hans Jakob Schmid, un empleado de la compañía suiza Orell Gessner Füssli. En la década de 1890, la Detroit Photographic Company consiguió una licencia de uso, en América, para imprimir millones de fotocromos a color y venderlos como postales.

Algunas de estas imágenes han sido digitalizadas por la Librería del Congreso de Estados Unidos y están disponibles al público en general. Son postales de finales del siglo XIX que nos muestran interesantes instantáneas de paisajes, monumentos, esculturas y aspectos de la vida diaria de la época.

Esperamos que disfrutéis viajando “en el tiempo” con esta pequeña muestra de lugares conocidos de Europa:

Cada cultura tiene un sombrero y hay un por qué

La playa de la Concha está situado justo en la bahía de la Concha de San Sebastián, es una de las más conocidas y populares de la ciudad. A principios del siglo XX la reina María Cristina estableció, en la ciudad, el centro de veraneo de la Casa Real.

El puente de Rialto es el más antiguo de los cuatro puentes de Venecia que cruzan el Gran Canal, y también es uno de los más visitados por los turistas, y una zona muy comercial. Se construyó entre 1588 y 1591 y substituía al anterior hecho de madera.

La plaza Navona es una de las plazas más bonitas y populares de Roma. El mayor atractivo, además de los palacios, son las tres fuentes que allí se encuentran: la fuente de los Cuatro Ríos, la fuente del Moro y la fuente de Neptuno.

El Tower Bridge es un puente levadizo de 244 metros de longitud, con dos torres de 65 metros de altura, una maravilla de la ingeniería que fue construido en estilo victoriano neogótico, y que une las dos orillas del río Támesis en Londres.

El palacio Real de Amsterdam es uno de los que todavía utiliza la familia real, pero está abierto al público. Se encuentra situado en el lado oeste de la plaza Dam, en pleno centro de la ciudad. En sus inicios, hace 350 años, fue el Ayuntamiento y, en 1808, el rey Luis Napoleón Bonaparte lo transformó en un palacio, y así ha permanecido desde entonces.

El antiguo edificio de la Bolsa de Copenhague (Borsen) es uno de los mejores edificios de la ciudad, de estilo típicamente danés de corte renacentista y ladrillo rojo, está coronado por enorme chapitel de color verde jade que puede verse por toda la ciudad.

El puente O’Connel cruza las aguas del río Liffey en la ciudad de Dublín, lo curioso es que mide casi lo mismo de largo que de ancho. El puente forma parte de una de las calles más comerciales en pleno corazón de la ciudad.

El Oudegracht es el canal que atraviesa el centro de Utrecht tiene dos kilómetros de longitud y es uno de los más famosos en la ciudad. En sus orillas se encuentran multitud de tiendas y restaurantes donde pasar el rato.

La enorme plaza Masséna es una plaza enorme en Niza que se encuentra situada entre la parte antigua y moderna de la ciudad. Un lugar con apenas tráfico, ideal para pasear y comprar.

La bahía de Nápoles es la más espectacular de toda Italia. La ciudad Nápoles está considerada como Patrimonio de la Humanidad pues posee casi 450 iglesias, palacios, museos y plazas repartidos por toda la ciudad, son de gran belleza y abarcan todos los estilos arquitectónicos.

La plaza George Square se encuentra en pleno corazón de Glasgow, y alberga una decena de estatuas de nombres célebres de la cultura británica. Destaca el imponente palacio City Chambers, la actual sede del Gobierno.

El lago Como tiene junto a sus aguas una colección de pequeños y encantadores pueblos, el más famoso y uno de los más bonitos es Bellagio. Parece que el tiempo no haya pasado en la localidad.

Edimburgo es la capital de Escocia, y se encuentra en la costa este, a orillas del fiordo del río Forth. La ciudad es un lugar cargado de encanto que cuenta con palacios medievales, viejos cementerios y muchos pubs donde probar sus deliciosas cervezas.

La Grand Place de Bruselas está considerada una de las más bellas plazas del mundo, y forma parte de un conjunto arquitectónico del siglo XVI, Patrimonio de la Humanidad. Uno de los lugares más concurridos y fotografiados de la ciudad.

Bournemouth es un popular destino turístico de la costa sur de Inglaterra por su gran playa, que se extiende a lo largo de 11 kilómetros de terreno arenoso, y por tener uno de los climas más cálidos, secos y soleados de la Gran Bretaña.

Fuente: www.diariodecultura.com.ar

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta