Mirador Virtual Mobile

Aunque Liniers lo esquivó, el primer día del paro rural se sintió con cortes y marchas en el interior

Voceros de las sociedades rurales de Mar del Plata, Maipú, Mar Chiquita y Balcarce manifestaron que hubo una adhesión masiva en  este primer día de cese de comercialización de granos y hacienda,  y adelantaron que el viernes volverán a reunirse para determinar  los pasos a seguir. No obstante, señalaron que como muchos ruralistas están con sus campos bajo el agua, se les permitirá la salida y el transporte de  ganado, pero remarcaron que no habrá cortes de ruta ni  movilizaciones.

La primera de las cinco jornadas de paro lanzadas por tres de las cuatro entidades del  campo empezó hoy con ruralistas controlando rutas en Córdoba y  manifestaciones en Salta, Santa Fe y Entre Ríos, mientras fue nula  la repercusión en el Mercado de Liniers, porque los camiones con  animales entraron antes del inicio de la protesta.

En esta primera jornada de protesta, lanzada bajo la consigna  ‘No maten al Campo’, ingresaron al mercado capitalino un total de  1.699 vacunos, un número habitual para los lunes más si se tiene  en cuenta que existen regiones afectadas aun por las inundaciones.

La mitad de los animales fue remitida por establecimientos  bonaerenses, un 25% llegó desde Santa Fe y otro 13% procedió de  Córdoba, Entre Ríos y La Pampa.

Frente al reclamo, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández,  aseguró que ‘no están dadas las condiciones’ para aplicar  políticas ‘de otro color’ para el campo.

El presidente de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere, aseguró  que el paro es contra la ‘indiferencia’ y los ‘permanentes ataques  del Gobierno’, por lo que advirtió que la medida ‘es una forma de  dejar a la vista la intransigencia’ del Ejecutivo nacional.

El presidente de CONINAGRO, Egidio Mailland, consideró como ‘un  disparate’ el esquema de subsidios aplicado por el Gobierno a los  tamberos y señaló que ‘el problema es la inflación».

La medida de fuerza, convocada además por Confederaciones  Rurales y Coninagro, con la excepción de Federación Agraria, se  inició en Córdoba con alrededor de 8 puestos de controles de los  ruralistas en las rutas para verificar el contenido de las  mercaderías transportadas.

Los ruralistas -afiliados a la Federación Agraria- instalaron  los puestos en: Santa Elena, Sinsacate, Tancacha, General  Deheza, Villa Ascasubi, Pilar, Río Primero y Berrotarán.

En Entre Ríos, la filial local de la Federación Agraria adhirió  a la protesta y en Salta se realizaron asambleas y hubo cortes de  rutas como en Yatasto, entre Metán y Rosario de la Frontera.

FUENTE: Agencias Buenos Aires

 

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta