Mirador Virtual Mobile

Automotores: la nueva escala de impuestos internos a los 0 km generó bajas en los precios

La aplicación del aumento del 15 por ciento de la base imponible del impuesto interno a los vehículos de mayor valor,generó un fuerte reacomodamiento de precios a la baja.

El viernes, el Gobierno elevó las nuevas escalas del impuesto interno que regirán en el segundo semestre para las unidades cero kilómetro por lo cual ahora las operaciones de entre 225.000 y 278.000 pesos estarán gravadas con una tasa de 30 por ciento; y para las que superen el monto de 278.000, se aplicará una tasa de 50 por ciento.

La nueva norma dispuso distinguir la tasa fijada para la percepción del tributo en los casos de vehículos producidos en el territorio nacional, por lo cual el gravamen será del 10 por ciento para las unidades de 225.000 y 278.000 pesos, y de 30 por ciento para aquellas que superen los 278.000.

Con este reacomodamiento de las listas de precios, las automotrices comenzaron a informar los nuevos valores de los modelos que estaban afectados por alguna de las escalas impositivas, las que no reflejaron el descuento puro en línea con el menor peso impositivo.

El caso más llamativo es el Citroën C4 Lounge que en su versión THP 163 AT6 Exclusive Pack Select AM16 pasó de 395.163 a 310.500 pesos, lo que significó una baja de 84.663 pesos; mientras que la versión HDI 115 Exclusive AM16 bajó de 403.617 a 299.000 pesos, es decir 104.617 pesos menos que el mes pasado.

Por el contrario, las versiones del mismo modelo que se fabrica en la planta de Citroen en El Palomar, que no estaban alcanzadas por la anterior escala del impuesto, recibieron todas un aumento en torno a los 5.000 pesos.

En el caso del Ford Focus, uno de los modelos que la automotriz fabrica en su terminal de General Pacheco, si bien queda contemplada en la nueva escala de impuestos se ve beneficiada por la diferenciación incorporada para los de producción nacional.

De esta manera, el Ford Focus 2.0 Titanium MT Hatchback vale en julio 352.660 pesos, con una baja de precio de 25.740 respecto de junio, mientras que la versión AT pasó a valer 370.894 pesos, con una baja de 28.406, en valores y rebajas similares a las versiones 2.0 Titanium MT Sedán y 2.0 Titanium AT Sedán.

Otro caso significativo es el que registró la SUV Toyota SW4 que la marca produce en la planta de Zárate, cuya versión automática con tracción integral SW4 SRV 3.0 TDI AT Cuero 4×4 tuvo una baja de precio de 247.600 pesos, ya que pasó de los 1.086.000 pesos de junio a los 838.400 pesos para el mes en curso.

La marca también tuvo rebajas de precio para su sedán Corolla -que no se fabrica en el país- de entre 85.500 y 88.400 pesos, tal el caso de la versión 1.8 MT SE-G que hoy vale 306.100 pesos y el 1.8 CVT SE-G que a partir de julio cuesta 315.700 pesos.

Otros modelos que experimentaron una baja de precios fueron el Honda Civic que bajó su valor al público en unos 54.100 pesos para alcanzar en julio los 288.600 pesos en su versión tope de gama EXS AT; mientras que en Nissan el sedán Sentra tuvo una rebaja de 21.600 pesos al pasar a valer 308.400 pesos en su versión tope 1.8 CVT Exclusive.

La expectativa por el anticipo del Gobierno de modificar a comienzos de julio la escala de impuestos internos, motivó que algunas marcas demoraran el lanzamiento local de modelos emblemáticos para evitar ingresar al mercado con la recarga impositiva.

Es el caso del flamante crossover global Honda HR-V que la marca japonesa produce en su terminal de Campana que tras darse a conocer el ajuste de impuestos le puso precio, el mismo viernes, a su lanzamiento comercial, que ya había sido anticipado en el Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires.

Así, el debut del vehículo que ya se exporta a Brasil se vio beneficiada con la alícuota diferenciada del 10 por ciento a los modelos nacionales y se comercializa desde los 300.900 pesos en la versión LX MT, hasta los 413.900 en le caso del tope de gama ELX AT CVT.

El tributo implementado en enero de 2014 ya había recibido en el primer semestre de 2015 una elevación del piso imponible del 15 por ciento y ahora volvió a subir otro 15 por ciento, con la incorporación de la alícuota diferenciada para los modelos nacionales, en tanto que mantiene fuera del alcance del tributo a los vehículos comerciales.
Fuente: Telam

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta