Mirador Virtual Mobile

Bajo cero: Europa ya enfrenta un duro invierno con perturbaciones en el transporte y la energía

El termómetro llegó a registrar picos negativos cercanos a los -10°. Desde hace días se cancelan o derivan vuelos por la nieve.

El frío llegó este año con más fuerza. El norte de Europa enfrenta desde hace dos semanas temperaturas que rondan los cero grados y el termómetro ya registró picos negativos cercanos a los -10 grados. Varios de los principales aeropuertos del norte del viejo continente tuvieron que cancelar cientos de vuelos y desviar decenas a aeródromos menos afectados por las precipitaciones en forma de nieve.

Bruselas sufrió a principios de esta semana dos días de nevada que colapsaron el tráfico rodado en la ciudad y estuvieron a punto de cerrar el aeropuerto de la ‘capital’ europea, que tuvo que anular decenas de vuelos internacionales. Algunos vuelos con destino a aeropuertos del centro de Inglaterra como Birmingham o Liverpool fueron desviados hacia el norte, a los aeropuertos escoceses de Edimburgo y Glasgow.

El diciembre más frío desde 2014
El norte de Alemania y de Francia, así como Holanda, sufrieron copiosas nevadas a principios de semana y también vivieron perturbaciones importantes en los sistemas de transporte. Las temperaturas en el norte de Europa marcan el diciembre más frío de los últimos tres años.

Los sistemas de generación y transporte de electricidad podrían enfrentarse a un duro invierno que los mantendrá en tensión. Los países que pueden tener más problemas serían el Reino Unido, Francia, Bélgica, Polonia e Italia.

Bajo cero: Europa ya enfrenta un duro invierno con perturbaciones en el transporte y la energía
El mal tiempo, con nieve, lluvia y viento, afecta al Reino Unido./ AFP

Los gobiernos aseguran que están preparados para enfrentar un invierno más frío de lo habitual en la última década, pero si el consumo aumenta con fuerza por el gasto en calefacciones la red eléctrica de varios países podría verse en situación límite.

Hace dos años, Bélgica anunció que podría cortar por horas y barrios el suministro eléctrico en Bruselas si las temperaturas se mantenían por debajo de 0 grados. Al final no hubo que implementar la medida de cortes de electricidad, pero los gestores de la red eléctrica del país tienen todo preparado por si tuvieran que hacerlo.

ENTSO-E, siglas en inglés de la Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad, aseguró la semana pasada que tras estudiar los peores escenarios previsibles considera que el sistema podrá responder a una mayor demanda de electricidad.

La reducción de la capacidad de generación de energía eléctrica a partir de las centrales nucleares por el cierre de las nucleares más antiguas sin que sean sustituidas por nuevas, puede poner en tensión la generación eléctrica si hay subidas de la demanda de electricidad por bajadas de temperaturas.

«La Niña»

Enero y febrero son tradicionalmente los meses más fríos en el norte de Europa. Las previsiones de los meteorólogos no pueden calcular con exactitud qué temperaturas y precipitaciones sufrirá el viejo continente en los próximos meses, pero apuntan a que el fenómeno de ‘La Niña’ estaría enfriando las corrientes del Pacífico central y dos masas de aire polar formándose sobre Alaska y Groenlandia que podrían enfriar Norteamérica y Europa en los próximos meses.

Meteorólogos ven similitudes con los inviernos de 1989 y 2009. Esos dos años fueron extremadamente fríos y vieron copiosas nevadas tanto en Canadá y Estados Unidos como en el norte de Europa. La Navidad de 2009 vio tormentas de nieve históricas que llegaron a recibir el nombre de “Apocalipsis de Nieve”. Cientos de miles de europeos no pudieron tomar sus vuelos navideños.

Lejos, de todas formas, de los récords negativos de temperatura registrados en Bruselas (-20,2º en 1881) y de la temperatura registrada en la base científica rusa Vostock de la Antártida en 1983: -89,2º.

Fuente: Clarin

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta