Mirador Virtual Mobile

Bonifatti sobre el barrio Nuevo Golf: » El vecino tiene que ser escuchado.»

Este jueves Mario Peralta, presidente de la sociedad de fomento Nuevo Golf se encadenó frente al municipio en reclamo por el estado de abandono del barrio y la falta de respuestas del municipio.

En la sesión del Concejo Deliberante, Santiago Bonifatti expuso la problemática que implica que el colectivo haya dejado de ingresar al barrio por la falta de mantenimiento de las calles: «Finalizando el año 2015, Nuevo Golf pudo tener transporte público de pasajeros; y esto no fue fácil. Hubo que hacer un trabajo conjunto con la empresa 25 de Mayo, hubo que hacer un mejoramiento de la calle Cerrito, pero inmediatamente después de que el colectivo ingresara empezaron los problemas, y hace poco más de dos años que el colectivo sufre interrupciones en su servicio permanentemente. Sólo a modo de ejemplo, el servicio de transporte público de pasajeros se había suspendido en noviembre de 2015, a mediados del 2016, en octubre del 2016, en mayo del 2015, en agosto del 2017, y hoy se cumple una semana desde que el colectivo dejó de pasar.»

«Quienes hemos tenido responsabilidades en el poder Ejecutivo Municipal sabemos que cuando un vecino toma la decisión de encadenarse a la puerta del municipio, como en este caso el presidente de la Sociedad de Fomento Nuevo Golf, Mario Peralta, es porque han fracasado todos los sistemas de reclamos y todas las posibilidades de visualización de la problemática. La sensación es que nadie los escucha: no hay línea 147, ni 0800, ni Dirección de Transporte que se haga cargo, no hay Ente de Vialidad y Alumbrado Público que le resuelva la situación de la calle. Lo que no hay es un Estado que les brinde una respuesta, ni que les de un compromiso con una fecha o un plan piloto, una emergencia para resolver este problema», continuó diciendo el concejal de Acción Marplatense.

Párrafos más adelante, Bonofatti siguió diciendo: «Los que venimos a la municipalidad todos los días no debemos acostumbrarnos a estos climas de protestas, de quema de gomas, que se nos frene en la puerta para que alguien nos aborden y nos planteen algún reclamo o inconveniente. Creo que este gobierno está pecando de acostumbrarse de tener este tipo de situaciones en la puerta, es uno de los peores problemas que les puede pasar como gobierno: dar como normal lo que es anormal, y dar como ordinario lo que es extraordinario. El Ejecutivo tiene que tomar cartas en el asunto, porque el colectivo tiene que volver a entrar, pero fundamentalmente el vecino tiene que ser escuchado.»

«Primero se había logrado que la línea 552 sea la que entrara al lugar, pero esa línea se perdió rápidamente. Luego apareció la 523, que también duró muy poco. Luego se pudo recuperar la 552 y sumar la 593. En términos de uso, la 552 es a linea que llevaba a las mamás con los niños al Materno, al centro y al norte de la ciudad; y la 593 es la que lleva a los trabajadores al puerto. No es que ahora que el colectivo dejó de pasar los vecinos caminan sólo seis cuadras y llegan a Mario Bravo para tomar el colectivo: el barrio Nuevo Golf es angosto pero extendido en su conformación. Cuando se logró que el colectivo entrara seis cuadras por Cerrito, en realidad se acortó un 50% la distancia que caminan los vecinos que viven a 12 o 14 cuadras de la avenida y que hoy, sin el colectivo ingresando al barrio, tienen que volver a caminar 12 cuadras por calles sin mantenimiento, para tomar el colectivo para ir a trabajar o ir a la escuela. Este es un verdadero fracaso del diálogo.»

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta