Mirador Virtual Mobile

Carmen Rubio: «Al igual que en Argentina, en España también  cada vez se posterga más la maternidad»

Terminó junio y con él, la agenda de actividades del mes internacional del Cuidado de la Fertilidad que se conmemora en todo el mundo. Pero es tal la importancia que tiene hoy en día el conocer más sobre salud reproductiva, que desde el único Centro de Reproducción Asistida y Genética Humana de Mar del Plata, recordaron el reciente paso por la ciudad de la prestigiosa Licenciada en Bioquímica y Doctora en Genética, la española Carmen Rubio, quien junto a médicos locales, brindó detalles claves sobre fertilidad, congelación de óvulos y la postergación de la maternidad.

La sociedad está cada vez más preparada para poder informarse sobre temas que antes eran tabú. «En Crecer tenemos 30 años de experiencia trabajando en Mar del Plata en medicina reproductiva estando al nivel con el que se trabaja en el mundo. Sin embargo, uno recuerda que antes cuando a un paciente se le indicaba una fertilización in vitro o que tenía que recurrir a una ovodonación, éste se ofendía. Actualmente, y gracias a que el conocimiento de estos temas es cada vez mayor, ahora es la propia gente la que viene al Centro a buscar un tratamiento o incluso son muchos los que llegan con información previa», admitió el doctor Alfredo Elena quien es también fuente de consulta permanente en la ciudad y la zona.

«Pero sigue siendo dificil decirle a una mujer que después de los 35 años y más aún luego de los 40, estará muy marcada la bajada de su reserva ovárica. En el laboratorio incluso se puede notar claramente la diferencia entre los embriones de mujeres menores de 35 y quienes están por encima de esa edad», agregó Elena. Al respecto, la Dra Carmen Rubio dijo: «Además de la cantidad se disminuye la calidad, entendiendo el número de cromosomas que tiene un óvulo. Con el correr de la edad se producen menos óvulos y los que quedan en el ovario, tienen más riesgo de tener alteraciones cromosómicas que pueden incluso dar lugar a abortos espontáneos, algo que vemos está ocurriendo con la postergación de la maternidad».

España y Argentina son países muy paralelos, y la decisión de postergar la maternidad ocurre en ambos lados del océano. «En España también cada vez se retrasa más la decisión ya sea por motivos socio económicos, como que la mujer decide estudiar una carrera universitaria o nos queremos situar, e influyen además el que somos países económicamente muy boyantes con las crisis que hemos pasado. Pero luego también ese retraso surge por un tema cultural, porque pensamos que aún somos jóvenes hasta más allá de los 40 años de edad, tema en el cual buscamos generar consciencia en las personas», expresó la especialista.

«La mujer ahora puede vitrificar óvulos y eso nos da mucha libertad para que el reloj biológico no nos agobie a los 40, porque podemos tener nuestra reserva de óvulos congelados pero aún así, debemos de pensar que hay una edad para ser madre, y esto implica asumir responsabilidades y no pretender ser eternamente jóvenes, algo que también subyace en nuestra sociedad», detalló Rubio quien adelantó también que «como en muchos campos de la medicina, lo que se viene es intentar ser cada vez menos invasivos con los tratamientos, para poder obtener información genética interviniendo menos en lo que es la naturaleza del embrión, algo que cada vez está más cerca gracias a las investigaciones de equipos en todo el mundo».

La visita de la bióloga Carmen Rubio fue en el contexto de un evento gratuito organizado por Crecer, destinado a profesionales de la salud de la ciudad, con el objetivo de compartir y divulgar el conocimiento sobre la genética aplicada al servicio de la reproducción y los tratamientos de fertilidad. «Por eso resulta clave poder dar difusión de lo que se está haciendo actualmente en Mar del Plata sobre los tratamientos y estudios que tienen que ver con la genética y la biología molecular y que desde hace más de dos años se trabaja en conjunto con el grupo de Igenomix, presente en varios países del mundo», concluyó Elena.

La primera consulta
Existen infinidad de diagnósticos de patologías ya sea en el varón, la mujer o la combinación de ambos, que hacen que sea necesario recurrir a un especialista en medicina reproductiva y contar con la ayuda de todo un equipo que esté dispuesto para el apoyo de esa persona o pareja, partiendo desde el especialista en ginecología, el genetista, psicólogo, laboratorio, entre otras áreas, porque son trabajos multidisciplinarios en el cual se tiene como objetivo que quien consulta, pueda al final llevarse a casa un niño sano.

La licenciada Alicia Pené, también miembro del equipo médico de Crecer, dijo que «por lo general después de un año o más de tener relaciones sexuales y no haber logrado el embarazo, la primera consulta se hace con el médico ginecólogo. Luego, se comienzan a hacer los estudios y se define cuál es el diagnóstico de la persona o pareja. Hoy contamos con la posibilidad de saber asociar la preservación de la fertilidad con los trastornos de la salud de una mujer o un varón, y que también congelar los óvulos pueda ser una opción para poder atravesar un tratamiento sin perjudicar nuestros gametos, pues estando preservados y una vez alcanzada la remisión de esa enfermedad, podemos utilizarlos sin haberlos expuesto a ella e intentar lograr un embarazo a futuro».

Por su parte, la doctora Carmen Rubio expresó que más allá de lo mencionado, «otras veces el retraso de la maternidad pasa por el tiempo que las personas tardan en aceptar que tenían un problema. Ahora se están rompiendo este tipo de tabúes, y estos temas se comentan más abiertamente, sabiendo que hay profesionales que nos pueden ayudar sin tener que solamente quedarse en casa intentando tener un niño. Antes, de esto no se hablaba públicamente o en los medios, y nadie quería asumir que podía tener que ir a un especialista a pedir ayuda. Es clave que esto se divulgue porque es algo muy natural y si se acude pronto a la consulta, se tienen mayores posibilidades».

Una salud reproductiva integral
«La salud reproductiva empieza en la enseñanza en cuidar precisamente el aparato reproductivo, en la prevención de las enfermedades de transmisión sexual, en el correcto control ginecológico de la mujer y otros factores más porque hablar de salud reproductiva no es reducirse únicamente a lo que pasa en el ovulo y los testículos, sino que tiene que ver con el concepto en el cuidado de la salud y dentro de él, que la mujer sepa que la reserva ovárica se agota mucho antes de cuando empieza la menopausia, porque se puede menstruar y no estar ovulando», dijo el doctor Alfredo Elena quien trabajó durante varios años en el departamento de Planificación Familiar del Hospital Materno Infantil.

Comentarios

comentarios