Mirador Virtual Mobile

Casasola: «Los trabajadores son quienes deben estar a la vanguardia de la defensa de los derechos conquistados”

El Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA), entregó 33 certificaciones oficiales del curso de manipulación de alimentos realizado a fines de noviembre en el Centro Integrador Comunitario El Martillo, al que asistieron trabajadores agrarios y familiares directos, personal ligado a comedores comunitarios y público en general.

El acto contó con la presencia de Stella Casasola, la referente del RENATEA en la Quinta sección y la articuladora del CIC, Marisa Ana Vivas.

Respecto al desarrollo de estos cursos que se vienen dictando en toda la región, Stella Casasola expresó: “Estas capacitaciones gratuitas, en conjunto con los beneficios y prestaciones socioeconómicas llevadas adelante por el RENATEA como políticas de inclusión, permitieron durante dos años y medio los trabajadores agrarios se empoderaran de herramientas que les permitieran el ejercicio de sus derechos”. En ese sentido, en relación a la nueva coyuntura política-institucional, Casasola agregó que “en esta etapa que se viene son los propios trabajadores agrarios los que deben estar a la vanguardia de la defensa de los derechos conquistados”.

En alusión a la realidad del sector, los trabajadores que aportan la fuerza laboral para llevar los alimentos a la mesa de todos los argentinos, la jefa de la quinta sección de RENATEA explicó que “ hasta la promulgación del Nuevo Estatuto del Peón Rural en el año 2011 por decisión política de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el surgimiento del RENATEA como organismo estatal creado con la finalidad de garantizar la devolución efectiva de sus derechos, los trabajadores del campo y sus problemáticas no sólo se encontraban deliberadamente invisibilizadas sino que eran el sector más vulnerable de la sociedad”.

Además de ser una herramienta más eficiente para la creación de hábitos que promuevan una alimentación saludable, este tipo de cursos son un aporte indispensable para contribuir a la calificación y recategorización laboral de los trabajadores agrarios en un contexto donde los avances tecnológicos en el sector agrario se han tornado más exigentes, convirtiéndose en una limitación para los peones rurales.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta