Mirador Virtual Mobile

CAYO UNA BANDA DE GITANOS QUE SE DEDICABA A REALIZAR SECUESTROS VIRTUALES Y CUENTOS DEL TIO EN NECOCHEA Y MAR DEL PLATA

Se les atribuye hechos cometidos en Necochea, Mar del Plata y la zona. La cabecilla de la banda era una mujer que actuaba de “llorona”. Se comprobaron ocho hechos en total.

Una investigación realizada por la Dirección Departamental de Investigaciones Necochea que incluyó varios allanamientos, escuchas telefónicas, el análisis de comunicaciones y el entrecruzamiento de llamadas, permitió desbaratar una banda que realizaba secuestros virtuales y cuentos del tío a través de llamados telefónicos y operaba en Necochea y Mar del Plata.

Luego de varias denuncias radicadas a mediados del mes de febrero y marzo en Necochea, se inició una causa a cargo de la fiscal a cargo de la UFI nro. 2 Dra. Silvia Gabriele. La tarea llevada adelante por los efectivos de la DDI de esa dependencia permitió identificar a varios componentes de una organización compuesta por gente de la comunidad zíngara que ocupaba distintos roles en la banda.

La operatoria era similar a la utilizada en otros casos: un llamado telefónico, amenazas y órdenes rápidas, el grito de otros delincuentes haciéndose pasar por las personas “secuestradas” y la exigencia de entregar rápidamente los valores que las víctimas tuvieran en su casa y arrojarlos a la vereda en una bolsa de nylon, tal cual una bolsa de residuo, de ahí, la otra denominación de esta maniobra, conocida en la jerga delictual como “la bolsita”.

La participación en la banda, “el rol que ocupaba cada uno de ellos” fue dilucidándose con el avance de la investigación, muchas de las declaraciones de los damnificados tienen coincidencias acerca de los llamados y modos de retirar el botín, la que lloraba, normalmente una mujer, quien ocupa en esta organización y modalidad delictual, si se quiere, el papel más importante. Ella, era la encargada de convencer a las victimas del otro lado del teléfono que realmente se trataba de un secuestro de un hijo y pedir rescate a cambio de su propia vida. Después, estaban quienes serían los secuestradores, que eran breves en su hablar pero autoritarios y por ultimo aquellos quienes iban a buscar el botín a la vereda de la casa.

Una vez individualizados e identificados, y analizadas todas las medias de prueba aportados por la Fiscalía y policia de investigaciones durante la investigación, inclusive resultados de allanamientos realizados hace dos meses, informes, testimonios, la Jueza de Garantías Dra. Aida Lez ordenó la detención de la banda por considerarlos penalmente responsables del delito de “asociación ilícita en concurso real con extorsión en grado de tentativa y extorsión” (ocho hechos).

Con las órdenes de detención en mano, los efectivos de la DDI Necochea con sus pares de DDI Mar del Plata y Comando de Patrulla Mar del Plata y Necochea, realizaron un minucioso seguimiento y observación de los lugares de concurrencia habitual de los investigados. La primer detención se produjo en calle Peña al 4900, una mujer de 30 años que no ofreció resistencia, quien inmediatamente fue trasladada a la dependencia policial.

La segunda detención ocurrió en Necochea, donde también habita y operaba parte de la banda, un hombre de 36 años, en plena zona de gitanos, avenida 79 y 67, allí se vivieron momentos tensos por el gran numero de gitanos que defendían al detenido, finalmente el sujeto fue trasladado a la DDI en forma pacifica.

Pero todo cambió, cuando el tercer detenido fue visto en Peña y Don Bosco a bordo de un Volkswagen Vento azul oscuro, al cual al verse rodeado por la policía, decidió fugarse y emprender una veloz huida. Sin embargo, luego de recorrer a alta velocidad por calles Francia, donde había un control policial, casi enviste un uniformado, derribando conos de marcación a su paso, siguió por calle Castelli, esta en contramano, volviendo por Don Bosco, nuevamente en contramano, intento doblar en calle Falucho, finalmente colisiono el vehículo contra un poste de alumbrado al cual se desplomo en la cinta asfáltica.

Ese momento, resulto propicio para que los uniformados procedan a detener al conductor quien todavía estaba aturdido por el golpe y la acción del airbag, sin resultar lesionado, fue identificado como el tercer detenido del día, persona que fue trasladada al asiento de la DDI, en tanto, el automóvil fue secuestrado por personal de transito.

Por disposición de la Fiscal interviniente, todos los detenidos fueron alojados en sede policial hasta que comparezcan a prestar declaración indagatoria.

Comentarios

comentarios