Mirador Virtual Mobile

Charla gratuita sobre el Alzheimer, la arquitectura terapéutica y las claves para el hogar

Se realizará el Jueves 4 de junio, de 17 a 18:30, en la Casa del Balcón, ubicada en 3 de febrero 2538. Los disertantes serán la Arquitecta Emilia Rearden y el Doctor Pablo Bolognesi. 

Una vivienda segura, accesible y personalizada es fundamental para quienes padecen el Mal de Alzheimer y otras demencias siendo que la arquitectura y el diseño de los espacios pueden mejorar la calidad de vida de estos pacientes y sus familiares. Con el fin de brindar mayor información a la población, este jueves 4 de junio a las 17hs en la Casa del Balcon (3 de Febrero 2538), se desarrollará el segundo encuentro propuesto por la Institución Casabierta, con entrada libre y gratuita. Los disertantes serán la Arq. Emilia Rearden y el Dr. Pablo Bolognesi.

Rearden es además especialista en gerontología comunitaria e institucional y Docente investigadora en la Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Por su parte el Dr. Bolognesi es médico egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y se especializó en Neuropsiquiatría y Neurología Cognitiva en la Fundación Favaloro, bajo la dirección del Dr. Facundo Manes, y en Psicogeriatría y Gerontopsiquiatría en la Asociación Neuropsiquiátrica Argentina, a cargo del Dr. Ignacio Brusco.
El alzhéimer afecta capacidades como la orientación espacial, temporal y personal. Por eso es fundamental conocer cuáles son los detalles y barreras arquitectónicas que se pueden adaptar o modificar en el espacio donde reside el paciente.
A modo de guía, la Arq Rearden dará a conocer tips elevando la arquitectura a un nivel terapéutico. Cambios en la iluminación, el orden de las cosas, los colores y hasta modificaciones arquitectónicas son algunas de las pautas que pueden facilitar la vida diaria de las personas que padecen diferentes tipos de deterioros cognitivos.
Este proceso de adaptación del espacio en cada fase de la enfermedad busca promover el máximo grado de autonomía e integración de los afectados así como su bienestar físico y psicológico.
Además de favorecer la accesibilidad, esta es también una manera de anticiparse a futuros problemas siendo la arquitectura una herramienta para compensar las limitaciones conforme vayan surgiendo. Algunos de los puntos más sensibles del hogar a tener cuenta son el baño, la habitación, la cocina o las escaleras y pasillos. La lista también incluye a las ventanas y balcones.
La arquitectura como terapia

El Alzheimer afecta la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, el aprendizaje, el lenguaje y el desarrollo de problemas complejos. Estos trastornos se relacionan con una disminución del control emocional, el comportamiento social y la motivación.

Una vez que el Alzheimer o cualquier trastorno cognitivo ingresa al hogar será necesario tener una determinada capacidad de adaptación para responder a los cambios en las condiciones de vida de los pacientes y su entorno, entendiéndose como el cuidado de su seguridad y accesibilidad.

Con este ciclo que tuvo inicio semanas atrás y continuará hasta el mes de julio, la Institución Psicoterapéutica de día Casabierta, aporta información a la comunidad sobre las necesidades de las personas, para que también los profesionales de la arquitectura puedan tener un marco teórico que les facilite la búsqueda de soluciones creativas que repercutan en una mayor calidad de vida y bienestar de las personas que harán uso de esos espacios.
En un entorno físico diseñado para satisfacer las necesidades de personas con demencia, estas son capaces de utilizar las habilidades que mantienen reduciendo su frustración y experimentando la máxima calidad de vida posible.
Además de lo referido a la arquitectura, el Dr. Bolognesi abordará temas asociados al tratamiento del Alzheimer y otras demencias.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta