Mirador Virtual Mobile

Comenzarán a declarar los testigos en el tercer juicio de la megacausa Base Naval

Se juzga el accionar de la Fuerza de Tareas Nº6, forma en que se organizó la Armada en la denominada “lucha contra la subversión”. Hay 14 imputados y se esperan unos 120 testimoniales. 

Las audiencias testimoniales comenzarán mañana en el marco del juicio denominado Base Naval 3 y 4, donde se juzga el accionar de la Fuerza de Tareas N°6, que estuvo a cargo de Fuerza de Submarinos, pero de la que también participaron la Agrupación de Buzos Tácticos, la ESIM y la Prefectura Naval, entre otras dependencias navales con asiento en la Base Naval de Mar del Plata.

El Ministerio Púbico Fiscal –representado por los fiscales Pablo Larriera, Walter Romero y María Eugenia Montero- intentará comprobar durante el debate las relaciones de coordinación y/o subordinación entre las autoridades de la Subzona 15 y los máximos responsables de la Fuerza de Tareas N°6.

Esta Fuerza, forma en que se organizó la Armada durante la dictadura cívico-militar, operó los centros clandestinos de detención que funcionaron en la Base Naval, en la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM), ubicada en las proximidades del Faro de Punta Mogotes, y en Prefectura Naval Argentina. Pero además, participó en operativos de secuestros de otras víctimas que fueron alojadas en otros centros clandestinos de la jurisdicción.

Según consta en el requerimiento de elevación a juicio, la Cámara de Apelaciones ya había reconocido la “la existencia de relaciones entre el Ejército y la Armada en el marco del plan sistemático de represión ilegal y ha reparado en la existencia de al menos dos clases de vínculos: dependencia funcional y acuerdos operativos”.

De igual modo se habían expresado las sentencias dictadas por el Tribunal Oral Federal en el marco de las causas 2286 y 2333, que representan los tramos Base Naval 1 y 2. “En la lucha contra la subversión el Ejército tenía responsabilidad primaria, actuando con las demás fuerzas armadas bajo su dependencia, o en caso de considerarse necesario, en relación de coordinación”, concluyeron los magistrados.

En el requerimiento de elevación a juicio “Pero queda claro que –indica el requerimiento de elevación a juicio-, aún en los casos en los que se hayan establecido relaciones de coordinación, las demás fuerzas armadas, en última instancia, también se encontraban bajo su poder operacional”.

De hecho, tanto el juez instructor como la Cámara habían entendido que en el marco de la causa existían elementos suficientes para procesar con prisión preventiva a Alberto Pedro Barda, jefe de la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea 601, a cargo de la Subzona Militar 15 en relación a todos los casos de privación ilegal de la libertad, tormentos, homicidios, ejecuciones y desapariciones respecto de víctimas que fueron detenidas con intervención de personal de la Armada y Prefectura y/o alojadas en los centros clandestinos de detención que operaba la Marina en la jurisdicción. “La incapacidad sobreviniente y luego el fallecimiento del imputado obstaron a su juzgamiento sin que por ello se haya dispensado de responsabilidad penal a los restantes jefes de la Agrupación ADA 601, cargo de la Subzona 15 en relación a los detenidos alojados ilegalmente en los centros clandestinos de detención que operó la Fuerza de Tareas N°6”, repara el requerimiento de elevación a juicio.

La responsabilidad de los jefes de la Subzona 15, sobre los hechos cometidos por la Marina y la coordinación del Ejército y la Fuertar 6, ya quedó acreditada en diciembre de 2014 en el juicio que condenó al ex coronel Carlos Aldo Máspero a prisión perpetua, por los secuestros, torturas y de personas que fueron alojados en los centros clandestinos de detención de la Marina.

En total, son 14 los ex militares que están en el banquillo de los acusados, imputados por la privación ilegítima de la libertad agravada, imposición de tormentos agravados por haber sido cometidos en perjuicio de perseguidos políticos, homicidio calificado y asociación ilícita contra 123 personas. Once, ya cargan con condenas en juicios anteriores.

Se trata del ex suboficial de Infantería de Marina José Francisco Bujedo; el ex jefe de Comunicaciones de la Base Naval y ex jefe del Departamento Operaciones Daniel Eduardo Robelo; el ex jefe de Operaciones de la Agrupación ADA 601 Alfredo Manuel Arrillaga; ex jefe del Departamento de Operaciones de la Base Naval de Mar del Plata y Comandante del GT6.1 Alberto Ignacio Ortiz; el ex jefe de la Base Naval y Comandante de la Fuerza de Submarinos Juan José Lombardo; el ex comandante de la Agrupación Buzos Tácticos y ex subjefe de la Base Naval Rafael Alberto Guiñazú; el ex jefe de la ESIM Mario José Forbice; el ex subjefe de la Base Roberto Luis Pertusio; el ex jefe de la Prefectura Juan Eduardo Mosqueda, el ex jefe de la Sección Informaciones de la Prefectura Ariel Macedonio Silva; el ex jefe de la Base Naval y Comandante de la Fuerza Submarinos, Raúl Alberto Marino; el ex Comandante de la Agrupación Buzos Tácticos José Ornar Lodigiani; el ex jefe de Contrainteligencia de la Base Julio César Falcke, y el ex jefe de la sección Inteligencia de la Base Naval durante 1978 y 1979, Francisco Lucio Rioja.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta