Mirador Virtual Mobile

Comenzó el Proyecto Crecer en Mar del Plata

Más de 40 niños del Barrio Alto Camet fueron los protagonistas de un festival a puro color, llevado adelante por la organización Frente Joven.

El sábado 30 de abril, en un comedor del Barrio Alto Camet de Mar del Plata, se dio inicio al “Proyecto Crecer”, un nuevo Programa de la ONG Frente Joven, destinado a niños de bajos recursos de la ciudad. Se trata de una propuesta cuyo fin es brindar apoyo escolar, talleres sanitarios, recreativos y artísticos a los niños del barrio, además de garantizarles un desayuno todos los sábados del año. Ayudar a los niños en situación de vulnerabilidad en su proceso de aprendizaje escolar y personal a través de una ingeniosa escuela de valores, es el principal objetivo de este Proyecto.
Durante la mañana del sábado, para dar apertura al Proyecto, se organizó un Festival de Bienvenida que tiñó de color la plaza lindante al comedor ubicado en Alto Camet. Entre música, inflables, actividades artísticas, penales en el potrero y diferentes juegos coordinados por los voluntarios presentes, más de 40 niños del barrio pudieron disfrutar de una mañana distinta. Además, un rico desayuno reunió a voluntarios y vecinos a la mesa.
El encuentro contó con la presencia de jóvenes voluntarios, que coordinaron las actividades de principio a fin y colaboraron para que cada niño se sienta parte de “Crecer”.
Coordinando el “Proyecto Crecer” se encuentra María Florencia Ferullo, Prof. en Ciencias de la Educación, quien trabaja en esta propuesta acompañada por un numeroso equipo de jóvenes, integrado por profesionales de distintas áreas como profesoras en educación inicial, asistentes sociales, psicólogas, nutricionistas, licenciados en comunicación y muchos estudiantes con ganas de contribuir a la educación de los chicos de Mar del Plata.
“Este festival significa el comienzo de un camino que va a ser grandioso y el inicio de un desafío como equipo, que repercutirá en los niños y en las familias del barrio. Mi expectativa es lograr que las sonrisas de los niños sean perdurables, que el proyecto dé esperanza y los ayude a ver más allá de la realidad que les toca vivir. Creo que con todas las herramientas que vamos a brindarles, acompañándolos en su trayectoria escolar y también educándolos en valores junto a talleres artísticos, sanitarios y oficios, no solamente les vamos a dar esperanza, sino también un futuro. Y para eso queremos comenzar ahora, porque sabemos que los niños no son solamente el futuro sino que también son el presente”, expresó la directora del “Proyecto Crecer”.
Por su parte, una de las voluntarias, Débora Berardo (24 años, Prof. en Educación Primaria) contó que “comenzar este proyecto junto a niños es un desafío y un compromiso conmigo misma, con ellos y con la sociedad. Creo que las únicas palabras que se llevan a cabo son los verbos, por eso decidí dejar de mirar lo que sucedía y pasar a la acción: ir, pensar, buscar, planificar y fundamentalmente conocer a los niños”.
“En el festival ya empezamos a educar en valores cuando los chicos tenían que compartir el inflable y por ende respetar turnos, cuando tuvieron que compartir el espacio y los materiales que querían usar para pintar, al tener que trabajar en equipo para poder pasar todas las postas y armar un rompecabezas, el esperar al otro y compartir el desayuno”, reflexionó Débora Berardo.
Otro de los voluntarios, Nicolás Casamayou (21 años, estudiantes de Psicología), enfatizó que “es muy importante acompañar a los niños en el aprendizaje tanto escolar como de la vida en general, ya que son herramientas que serán indispensable para ellos a futuro” y recordó un episodio del sábado: “cuando fuimos a caminar por el barrio junto a otros voluntarios nos encontramos con cuatro niños que nos acompañaron a caminar por las calles, para buscar más chicos que se sumaran al festival. El hecho de buscar conocidos que se unieran, me pareció una actitud muy linda por parte de ellos porque mostraba un gran interés por lo que veían que nosotros habíamos preparado. Comenzamos el festival y vimos cómo los niños necesitaban el afecto y cuidado que intentamos brindarles todos los voluntarios, al responder con alegría e interés en las actividades propuestas”.

Al finalizar la actividad, los niños dejaron pintadas las huellas de sus manos en una bandera que se preparó para la ocasión y que acompañará este proyecto durante todo el ciclo 2016. Una canción de despedida culminó el encuentro, donde muchas familias prometieron volver el próximo sábado.
Los interesados en colaborar con este proyecto a través de donaciones y/o sumarse como voluntarios pueden contactarse a través del mail a mdp@frentejoven.org o mensaje directo vía Facebook “Frente Joven MDP”.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta