Mirador Virtual Mobile

Cómo afecta a los más jóvenes la peligrosa obsesión por el cuerpo

«El 60% de las patologías alimentarias que sufren los adolescentes responden a mandatos sociales» aseguro la fundadora de Aluba, Mabel Bello

Las últimas estadísticas de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y Anorexia (Aluba) fueron contundentes: el 51,43% de los adolescentes siente temor por subir de peso y más del 33% está atemorizado por la posibilidad de ser gordo. El relevamiento se llevó a cabo a través de una encuesta de Conducta Alimentaria en 19 colegios con más de mil alumnos de CABA y GBA.

«Este tipo de patologías, la alimentaria, es en un 40% genético y en un 60% social y por lo tanto, lo formamos entre todos. La cultura, el hecho de privilegiar la forma del cuerpo por otros valores, comunicarnos por la figura, darle importancia al ser flaco, hablar de lo flaco que estamos y de las calorías. Siempre hacemos mención de eso y los chicos vienen creciendo con esa idea, que ser flaco es tener éxito, es introducirse en sociedad, y por ende, le dan más importancia a su cuerpo que a su carrera y sus habilidades sociales. Es una constante en el mundo entero».

La adolescencia es una etapa de mucha vulnerabilidad, y según señala Bello, atravesarla con estos mandatos sociales no se hace para nada fácil.

«ESTA OBSESIÓN POR EL CUERPO PUEDE TRAER UN TRASTORNO ALIMENTARIO EN AQUELLOS QUE TIENEN PREDISPOSICIÓN EN SU GENÉTICA»

En esos jóvenes, se podrán observar las siguientes conductas:

-Obsesión

-Perfeccionismo

«Esas chicas que son generalmente abanderadas de escuela, muy estudiosas, que quieren todo perfecto pero en cambio no tienen tantas habilidades sociales, son muy obsesivas. Lo mismo aquellas chicas que tienen mucha volubilidad en el estado de ánimo, y se enojan rápido, y se ponen tristes o contentas con facilidad y son inestables emocionalmente».

«Otras por ejemplo, que empiezan por el deporte y hacen muchas clases de gimnasia. De manera que si en alguna de ellas, si empiezan a notar cambios como apartar comida, o a comer de manera compulsiva, ese es el inicio de la patología alimentaria», remarca Mabel.

No sólo en las mujeres se nota esta conducta. Al 33, 92 por ciento de los hombres le atemoriza ser gordo.

«LOS VARONES ESTÁN CRECIENDO DENTRO DE UN CONCEPTO DE BELLEZA: SE DEPILAN, USAN CREMAS, SE MAQUILLAN»
Conductas de prevención

«No hay que enseñarles a los chicos cuántas calorías tiene una manzana sino es mejor darse cuenta si les cuesta adaptarse, si son objetos de bullying, si se retraen, si se critican, entonces hay que saber conducirlos para que no se encierren y mientan».

Los números del relevamiento

Mujeres con Patrón Normal de Alimentación

-Me atemoriza ser gorda: 55,64 %

-Me atemoriza la posibilidad de subir de peso: 51,43 %

-Pienso en la comida, cuándo comeré y cómo lo comeré: 55,08 %

-Creo que me sentiría mejor si fuese más delgada: 40,65 %

-Yo me veo gorda aunque los demás afirmen que estoy normal o con bajo peso: 33,44 %
Hombres con Patrón Normal de Alimentación

-Me atemoriza ser gordo: 33,92 %

-Me atemoriza la posibilidad de subir de peso: 35,44 %

-Pienso en la comida, qué comeré y cuándo la comeré: 40,75 %

Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta