Mirador Virtual Mobile

Cómo es la máquina que estudia el equilibrio de las personas

Conocer los problemas de balance reduce el porcentaje de sufrir caídas y posibles fracturas, sobre todo en los mayores de 60 años

Los problemas de balance son uno de los factores de riesgo en los mayores de 60 años. ¿Y si se pudieran prevenir? Con la edad, el peso y la altura de la persona ya se obtiene un diagnóstico. ¿Cómo está compuesto el equilibrio?

El equilibrio es una función neurológica compleja que involucra al oído medio, a la visión y a la sensibilidad profunda. Funcionan mancomunadamente como una especie de trípode. ¿Qué pasa cuando alguno de ellos falla? Aparecen los trastornos de equilibrio y movilidad.

Muchas veces la alteración puede ser transitoria o definitiva, pero se necesita un buen diagnóstico. «Muchas lesiones son reeducables», explica el jefe del Centro de Rehabilitación Libertador, doctor Oscar Alzúa.

En diálogo con Infobae, el especialista explica cómo funcionan los sistemas computarizados de última generación destinados a la evaluación y rehabilitación de pacientes con trastornos de equilibrio y movilidad.

«El aparato compara la edad, el peso y altura con una base de personas normales. El equilibrio se deteriora con los años, pero lo que hay que evaluar es si la pérdida es poca, es moderada o grande», dice Alzúa, quien también es jefe de Rehabilitación de FLENI.

Para comenzar el estudio, la persona deberá poner a prueba su equilibrio en distintas posturas sobre una plataforma de estabilidad. Esta plataforma dispone de unos sensores que responden a los cambios de presión y envían información cada vez que se mueve el centro de gravedad del individuo. El software del equipo informático estudia los valores recibidos y los procesa, comparando los datos con estándares de normalidad para cada rango de edad y en función de la altura y del peso.

Una de las patologías más comunes por la pérdida de equilibrio son las caídas en personas mayores de 60 años. «Muchas veces significa fractura de cadera, y eso tiene un costo. El equipo NeuroCom puede determinar el riesgo de caída, para tomar más recaudos, como reforzar la seguridad de la casa en lugares como el baño, por ejemplo».

También ayudaría a personas que sufren mareos, vértigo, o a trabajadores que requieren de un balance óptimo como aquellos que lo hacen en altura, o astronautas o pilotos.

«El beneficio más importante sin dudas es la posibilidad de identificar de manera objetiva en cuál de los tres sistemas que integran el equilibrio se encuentra la causa del problema. Además de cuantificar el grado de deterioro. Esta información única nos permite a los profesionales trabajar en forma personalizada con el paciente, ayudándolo a determinar un mejor diagnóstico y un tratamiento efectivo», concluye el médico.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta