Mirador Virtual Mobile

De paseo por la historia, septiembre del ’95

Pausamos el vértigo que imponen las noticias para hacerle un lugar a las remembranzas de tiempos noventosos. Es el momento de retomar nuestro habitual paseo por esa década con un salpicado de deportes, cine, televisión y obviamente la música que siempre sirve para enmarcar momentos pasados. Aeroplane de Red Hot Chilli Peppers, Zoom de los Soda Stereo, House of fire de Alice Cooper o La flor más bella de Memphis la Blusera resultan canciones claves para instalarnos en esa época.

Comenzaremos resaltando algunos hechos del deporte que formaron parte del entretenimiento de aquel año 1995. El mundo del fútbol polemizaba respecto del largo de la melena de Fernando Redondo, muchos fundaban en la extensión de su cabello su no convocatoria al seleccionado nacional por parte del estricto Daniel Passarella. Mientras tanto, nuestro representativo (sin Redondo) se presentaba en el Estadio Vicente Calderón de Madrid para jugar un amistoso ante 50.000 espectadores frente al seleccionado de España. Finalmente el resultado era 2 a 1 a favor de los europeos. Ariel Ortega hacía el gol argentino mientras que Juan Antonio Pizzi y Julen Guerrero convertían para la roja.

Dos íconos de los campeonatos del mundo ganados por Argentina regresaban al fútbol, por un lado se producía la vuelta de Diego Maradona a Boca Juniors en un partido amistoso disputado en Seúl. El Diez se ponía la camiseta de azul y oro para vencer al seleccionado de Corea del Sur por 2 a 1, con goles de Carlos Mac Allister y Sergio Manteca Martínez. Mientras que Mario Alberto Kempes a los 41 años lo hacía en un club chileno de la ciudad de Concepción (el poco conocido Arturo Fernandez Vial) que militaba en la segunda división; la particularidad era que el Matador había arreglado viajar sólo para los partidos de local y no estaba previsto que asistiera a los entrenamientos.

En River, Hernán Díaz le ponía sobrenombre al 10 de su equipo que no era otro que Marcelo Gallardo, a partir de la ocurrencia del defensor, el actual entrenador millonario pasaría a ser reconocido como el Muñeco Gallardo.

Inolvidable partido se vivía el día 30 de aquel mes de Septiembre que estamos repasando en el estadio José Amalfitani. El poderoso Vélez, llegaba con dos derrotas consecutivas y enfrentaba a Huracán. Esa noche comenzaba ganando con gol del zaguero Roberto Trotta, pero tres expulsiones lo pusieron contra las cuerdas. Pedro Barrios había igualado y el Globo buscaba el desnivel cuando el arquero Sandro Guzmán tocó la pelota con las manos fuera de los límites del área grande. El juez le mostró la tarjeta roja y Trotta aceptó ponerse el buzo para atajar los últimos cinco minutos. Enseguida voló y tapó un buen remate, pero el tiro de esquina siguiente culminó con un cabezazo de Claudio Marini que desató la alegría del conjunto de Parque Patricios. El defensor de Vélez se quedó con la bronca de no haber podido aguantar el empate.

Nacía El Escorpión, nada menos que un escenario deslumbrante como Wembley y defendiendo los colores del seleccionado colombiano, el portero René Higuita, se zambullía hacia adelante y rechazaba una pelota con los tacos, histórica ovación se escuchó en el legendario estadio londinense.

Se jugaba la primera fecha del nuevo Torneo Argentino, el Consejo Federal de la AFA modificaba el esquema de competencia del futbol regional y la forma de disputa. Se creaban los Torneos Argentinos A y B. En el A por Mar del Plata intervinieron Aldosivi y Alvarado mientras que por el B, lo hicieron San Lorenzo y Los Andes.

Nos salimos del fútbol para repasar otros deportes. Nueva York vivía su fiesta del tenis, el US Open coronaba a Pete Sampras y a Steffi Graf. En el rugby sucedía algo histórico, quien presidía la International Rugby Football Board era el encargado de leer el anuncio que comunicaba la autorización del pago a jugadores, árbitros y entrenadores, blanqueando de ese modo una situación que se daba desde hacía años. De los doce miembros de la IRFB, la representación del rugby argentino fue la única se opuso a la iniciativa, definiéndose como “sostenedores de un dogma puro y duro”.

Gabriel Ovidio y Juan Esteban, los hermanos Curuchet ganaban la prueba Americana de la Copa del Mundo de Pista de ciclismo disputada en la ciudad de Quito. Lo hacían corriendo a una velocidad promedio de 49,179 kilómetros por hora, dejando en segundo lugar a una pareja alemana. Hasta allí la noticia no sorprendía demasiado considerando la actualidad de los marplatenses, lo destacable fue que llegaron a ese logro a pesar de que el día anterior a emprender el viaje se enteraron que debían costearse todos los gastos de estadía y además, cuando llegaron a Ezeiza, el personal de Aerolíneas Argentinas les exigió que pagaran una multa por exceso del peso de las bicicletas.

El boxeador Marcelo Dominguez le ganaba por KO a Reynaldo Gimenez, (un argentino radicado en Miami) en su primera defensa del título mundial de la categoría crucero, la pelea se desarrolló en Gualeguaychú y resultó un martirio para Gimenez. En hockey sobre patines, Argentina se consagraba campeón Mundial en Recife (Brasil) al ganarle la final a Portugal.

Ahora sí, matizamos con la música. Soda Stereo se presentaba en el teatro Gran Rex en el marco de la gira Sueño Stereo, aunque lo que sobresalía en la cartelera musical porteña era el festival Monster of rock. Alice Cooper, Ozzy Osbourne, Megadeth, Faith No More, Paradise Lost, Clawfinger, los irlandeses de Theraphy? más los locales Logos, Rata Blanca y Malón sonaban en el Estadio de Ferrocarril Oeste. Otra presencia estelar en nuestro país era la de Simple Minds que tocaba en Obras.

Adrián Otero recibía el premio Konex al mejor cantante. El año 1995 era el mejor desde la creación de Memphis La Blusera. Venían de un gran éxito con el disco Memphis en vivo.

En México D.F. nacía banda de rock alternativo que se hacía llamar Molotov, fundada por Tito Fuentes, Miky Huidobro y el polifacético Jay de la Cueva.

En EEUU Anie Lennox ofrecía un concierto nada menos que en el Central Park de Nueva York al mismo tiempo que se lanzaba la placa número seis en la discografía de la banda californiana Red Hot Chili Peppers.  One Hot Minute  salía a la venta el día 12 de ese mes e incluía la inolvidable canción Aeroplane. Señalaban en referencia al título de ese tema que se trataba de una metáfora sobre el efecto que les producía la música, argumentando que las melodías los llevaban a diversos lugares volando muy alto (?).

Mientras una devenida chimentera Graciela Alfano anunciaba desde su programa de tv, El Periscopio, que la pelea de la farándula del momento era Moria Casán vs Zulma Faiad, se estrenaban buenas películas en Argentina como Corazón valiente con Mel Gibson  y Apolo 13 con música de la antes citada Anie Lennox.

Se producía la primera transmisión de Warner Channel en Latinoamérica, nacía como un canal dedicado a toda la familia, y por lo tanto incluía en su programación desde dibujos animados como Looney Tunes hasta películas y series nuevas y clásicas. Actualmente tiene una audiencia compuesta por más de 50 millones de suscriptores.

Cerramos con declaraciones de Daniel Scioli: “…No será fácil porque todos los rivales se están preparando a full. Eso nos obliga y ya probamos algunas modificaciones que nos salieron muy bien como por ejemplo mejorar el ritmo de marcha y tener mayor estabilidad…

Aclaración: lo dijo hace veinte años y en referencia a “La Gran Argentina”, su lancha. Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia.

Por: Fabio Lopes Paris

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta