Mirador Virtual Mobile

Debate: ¿el infiel nace o se hace?

¿Qué pasa si hubiera un componente genético que se transmite entre generaciones? El director para Latinoamérica del sitio Ashley Madison reveló un estudio que avala esta teoría

‘La vida es corta. Ten una aventura’, es el slogan fundacional del portal para infieles Ashley Madison. Sin embargo, para su director en toda Latinoamérica, Víctor Hermosillo, la infidelidad «debe ser el último recurso en una pareja».

Es sin dudas una de las personas que más sabe sobre infieles: qué buscan, edades, gustos, preferencias, entre otras cosas, y confiesa que se podría hablar horas sobre este tema, para muchos, considerado tabú.

«Cuando no se alcanza una conexión al 100 por ciento en una pareja es donde empieza el tema de la infidelidad. Las razones son mucho más amplias. Puede ser por un tema de monotonía, no sólo en el día a día en la casa, sino también en la cama. Por eso yo siempre digo que si la cama está bien tendida no pasa nada», asegura.

Desde el portal, le dedicaron una especial atención a la infidelidad desde el punto de vista de la genética. ¿Puede ser hereditaria? «Hicimos una encuesta en Ashley Madison a ver qué tanto esto podía ser un tema de herencia. En realidad, las costumbres de cada familia, lo que viste de chico y podés llegar a representar. Es por eso que antes de elegir una pareja de por vida, vale la pena buscar los antecedentes que hay en la familia», asegura.

Qué arroja la encuesta

El relevamiento realizado por el portal refleja que:

EL 54% DE LOS HOMBRES INFIELES TUVO UN PADRE QUE TAMBIÉN LO FUE ALGUNA VEZ

-Esta inclinación se mantiene entre las mujeres, con un 41%.

«Tener un padre infiel afecta en los seres humanos mucho más que tener una madre infiel. Habría que analizar los fenómenos psicológicos por los que se da esta relación, pero según las cifras el 28% de las infieles tuvo una madre igual, y el 31% de los hombres imita el comportamiento de sus progenitoras.»

Hace unos meses un estudio comandado por el doctor Jan Havlicek, de la Universidad Charles de Praga, había analizado entrevistas de 86 parejas para evaluar la confianza sobre sus relaciones, sus actitudes hacia el sexo, sus antecedentes familiares y sus infidelidades y descubrió que los hombres infieles solían tener padres que lo habían sido también, por lo que día a día se confirma la teoría de que la infidelidad está marcada en la sangre.

Otro de los motivos de consulta a los usuarios de Ashley Madison tuvo que ver con la edad en que habían engañado a sus parejas por primera vez: la mayoría, en ambos sexos lo hizo entre los 30 y 40 años. No hubo coincidencia sin embargo cuando se les preguntó si habían nacido infieles o se habían convertido en infieles. El 64% de las mujeres aseguran que se convirtieron en tramposas a lo largo del tiempo, la mayoría de los hombres en cambio, advierten que nacieron así.
¿Es necesaria la infidelidad en la pareja?

Para Víctor Hermosillo, no: «La infidelidad parte de una mala decisión en la vida. Ojalá todos se volvieran más creativos con sus parejas y así no caer en la infidelidad, que sería lo mejor que podrían hacer».

Sin embargo, y sin el mínimo ánimo de juzgar a quienes la elijan, les recomienda un sitio seguro para llevarla a cabo. «Ashley Madison nace como una red social de encuentros. Allí buscas un perfil de una persona, tanto físico como emocional, y al cabo de media hora, ya se suele fijar un encuentro. Así te evitas los enredos de oficinas y que esa aventura pueda salir mal. Aquí hay dos personas que buscan lo mismo».

Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta