Mirador Virtual Mobile

Dengue: todo lo que tenés que saber

Recientemente se registraron casi 300 casos en Misiones, según informaron las autoridades sanitarias locales y hay preocupación en otras distintas provincias. Conocé más sobre cómo luchar contra el mosquito Aedes aegypti.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura de mosquitos Aedes aegypti hembras infectadas. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad.

En las últimas décadas aumentó enormemente la incidencia de dengue en el mundo y alrededor de la mitad de la población del mundo corre el riesgo de contraer esta enfermedad. Se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta, sobre todo, en las zonas urbanas y semiurbanas.

El mosquito Aedes aegypti vive en hábitats urbanos y se reproduce principalmente en recipientes artificiales. A diferencia de otros mosquitos, este se alimenta durante el día; los periodos en que se intensifican las picaduras son el principio de la mañana y el atardecer, antes de que oscurezca. En cada periodo de alimentación, el mosquito hembra pica a muchas personas.

Seguí leyendo: ¿Por qué los mosquitos pican más a algunas personas que a otras?

¿Cómo se contagia?

Las personas infectadas son los portadores y multiplicadores principales del virus, ya que los mosquitos se infectan al picarlas. Tras la aparición de los primeros síntomas, las personas infectadas con el virus pueden transmitir la infección a los mosquitos Aedes (durante 4 o 5 días; 12 días como máximo).

Es importante destacar que el contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Sin embargo, aunque es poco común, las mujeres embarazadas pueden contagiar a sus bebés durante el embarazo.

Prevención

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que, por hoy, el único método para controlar o prevenir la transmisión del virus del dengue consiste en luchar contra los mosquitos. Por eso es importante evitar que los mosquitos encuentren lugares en los que puedan depositar sus huevos, eliminar correctamente los desechos sólidos y los posibles hábitats artificiales, cubrir, vaciar y limpiar cada semana los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico y aplicar insecticidas adecuados a los recipientes donde se almacena agua a la intemperie.

Algunas pautas para tener en cuenta:

– Eliminá los objetos en desuso que puedan acumular agua (latas, botellas, neumáticos, lona, bidones cortados, etc.);

– Poné boca abajo baldes, palanganas y bidones;

– Tapá los tanques y recipientes para recolectar agua;

– Rellená floreros y portamacetas con arena o tierra;

– Vaciá los colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia;

– Destapá los desagües de lluvia y canaletas;

– Cepillá el bebedero de tu mascota frecuentemente;

– Mantené patios y jardines desmalezados;

– Colocá mosquiteros en puertas y ventanas.

Además, es importante prevenir las picaduras:

– Usá repelente y renovalo cada 3 horas cuando estás al aire libre;

– Utilizá espirales o tabletas repelentes en las habitaciones;

– Colocá tules en cunas y cochecitos.

Por otro lado, el laboratorio Sanofi Pasteur desarrolló una vacuna contra esta enfermedad con una eficacia promedio del 60,5% para la prevención del dengue común y de un 93,2% para la prevención del dengue hemorrágico, que suele ser mortal y es la modalidad más grave. Son tres dosis que se aplican a la población previamente expuesta al virus del dengue, de entre 9 y 45 años. El primer país en aprobarla fue México, donde obtuvo su registro sanitario tras «acreditar calidad, seguridad y eficacia terapéutica en un protocolo global», señaló la entidad de control mexicana. Hace unos días, Brasil autorizó su comercialización, así como también lo hizo Filipinas. Se espera que en Argentina la aprobación se concrete durante este año.

Seguí leyendo: Dengue: la prevención está en nuestras manos
Síntomas y tratamiento

Tal como detalla el Ministerio de Salud de la Nación en su sitio web, el dengue es grave cuando se producen hemorragias. Los síntomas de esta enfermedad son:

– Fiebre alta (sin resfrío);

– Dolor detrás de los ojos, muscular y de las articulaciones;

– Náuseas y vómitos;

– Cansancio;

– Sangrado de nariz y encías;

– Erupción en la piel;

Frente a estos síntomas es importante no automedicarse y acudir al médico. No tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares porque puede complicarse la enfermedad.

No hay tratamiento específico para el dengue, detalla la OMS. En caso de dengue grave, la asistencia prestada por médicos y enfermeras que tienen experiencia con los efectos y la evolución de la enfermedad puede salvar vidas y reducir las tasas de mortalidad de más del 20% a menos del 1%. Es importante mantener el volumen de los líquidos corporales.

Fuente: Clarin

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta