Mirador Virtual Mobile

Día Mundial de la Lucha contra el Accidente Cerebrovascular

ACV: Prevención, atención y rehabilitación de pacientes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció el 29 de octubre como fecha para concientizar sobre la principal causa de discapacidad en el mundo y la tercera causa de muerte en la Argentina.

En Dar Salud Internación Domiciliaria se trabaja con un equipo multidisiplinario de profesionales para la recuperación de los pacientes con esta patología. Sin dejar de lado la importancia de la prevención en quienes lo sufrieron para evitar recurrencia, y en quienes no tratando de corregir los factores que aumentan el riesgo de sufrirlo.

En la segunda mitad del siglo XX disminuyó la incidencia y mortalidad del ACV, probablemente porque se comenzó a conocer y tratar los llamados «factores de riesgo cardiovascular» (FRCV). De ellos la hipertensión arterial es la que más se relaciona con el ACV y su mejor control devenido de la aparición de drogas antihipertensivas tuvo un papel importante en esta disminución. Los especialistas afirman que el riesgo de padecerlo aumenta con la edad. El 88% de los casos ocurre en mayores de 65 años. Otro aspecto que destacan es que “presenta altas tasas de recurrencia”.

Debido a que el ACV es prevenible /previsible y que las cifras indican que 1 de cada 4 personas podría sufrir un ataque, es importante recordar qué podemos hacer para evitarlo:

  • Alimentación saludable
  • Realizar actividad física al menos 30 minutos al día
  • Efectuar controles de tensión arterial y colesterol
  • No fumar

Desde Dar Salud se recuerda que las primeras horas de atención son claves para disminuir las secuelas. La asistencia debe realizarse en un centro de salud especializado. Por eso es importante reconocer los signos de alarma ante un ACV:

• Dolor de cabeza repentino sin causa aparente y de máxima intensidad

• Dificultad en el habla

• Falta de sensibilidad o parálisis en una mitad del cuerpo (cara- brazo – pierna)

• Confusión repentina, dificultad súbita para caminar, pérdida del equilibrio o pérdida de la visión total o parcial en uno de los dos ojos

El médico Andrés Sasiain (MP 110547), quien es el director médico del Centro de Rehabilitación de Dar Salud Mar del Plata, explicó cómo se realiza la atención de pacientes que sufrieron un ataque cerebrovascular, en la internación domiciliaria.

“Después de la internación aguda, se pasa a una fase post aguda de rehabilitación. En la internación domiciliaria va todo el equipo multidisciplinario: el médico fisiatra que es el que hace la evaluación y profesionales de terapia ocupacional, kinesiología y si hace falta fonoaudiología”, señaló Sasiain.

El médico destacó que asimismo “uno de los beneficios con los que cuenta Dar Salud -no solo para el paciente sino también para toda la familia- es la contención psicológica”.

Un porcentaje importante de los pacientes tendrá secuelas de la enfermedad, fundamentalmente motrices. Pueden recuperarse en algunos casos hasta en un 100%, dependiendo de múltiples factores.

“No hay forma de predecir qué porcentaje de la discapacidad post ACV se recuperará, pero si se sabe que la rehabilitación física mejora la recuperación funcional después del ACV, sobre todo en tareas funcionales”, expresó.

Por su parte, el director médico de Dar Salud Mar del Plata, Gastón Filippetti (MP 93825), repasó cuáles son los principales «factores de riesgo cardiovascular»: hipertensión arterial, dislipidemia (colesterol elevado), tabaquismo, diabetes mellitus, sedentarismo y obesidad.

“La hipertensión arterial es la que tiene mayor relación con el riesgo de sufrir un ACV. El control de los factores de riesgo es nuestra mejor herramienta para prevenir el ACV así como todas las enfermedades cardiovasculares”, indicó el doctor Filippetti.

En los últimos años se ha incorporado dentro del tratamiento del ACV isquémico (más del 80 % de todos los ACV) la terapia trombolítica lo cual ha mejorado notablemente el pronóstico de muchos pacientes. “Los tromboliticos son medicamentos que ‘disuelven’ el coágulo que, al tapar una arteria cerebral, produce el infarto cerebral o ACV isquémico”, sostuvo Filippetti.

Comentarios

comentarios