Mirador Virtual Mobile

Dos detenidos por la muerte de una adolescente en Mar del Plata

Dos hombres resultaron detenidos en las últimas horas acusados por la muerte de una adolescente de 16 años, abandonada en un centro de salud de Playa Serena, en Mar del Plata, tras ser drogada, torturada y violada.

La víctima, identificada como Lucía Pérez, murió el último fin de semana como consecuencia de un posible cuadro de sobredosis, aunque la autopsia realizada al cuerpo de la menor reveló que tenía signos de violencia sexual.

De acuerdo con la investigación, la chica fue drogada, torturada y violada en un domicilio particular, para más tarde, dado su crítico estado, ser llevada hasta el centro de salud.

Los dos detenidos, quienes se negaron a declarar en sede judicial, fueron identificados como Matías Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41, hijo de un conocido escribano de la ciudad.

La fiscal María Sánchez, a cargo de la investigación, aseguró que está «convencida de la responsabilidad penal de estos dos sujetos».

«Hasta ahora, tengo a estas dos personas involucradas, a mi criterio, en el abuso y muerte. Puede que exista participación de una tercera persona», adelantó.

Según fuentes judiciales, los dos detenidos habían sido demorados inicialmente bajo el cargo de «abandono de persona seguido de muerte».

Sin embargo, con las conclusiones de la autopsia se cambió la imputación por el delito de «violación seguida de muerte agravada por el suministro de estupefacientes y homicidio crimis causa».

El sábado por la tarde la joven ingresó al centro de salud de Playa Serena, con un cuadro de paro cardiorrespiratorio y pese a los esfuerzos del personal de la sala no pudo ser reanimada.

En el lugar se encontraba de guardia el subsecretario de Salud municipal, Pablo De La Colina, debido a que el médico de dicho centro barrial de salud había tenido un problema personal.

«Yo mismo realicé las tareas de reanimación, pero la chiquita ya había entrado fallecida», dijo De La Colina.

La sala de salud de Playa Serena se encuentra ubicada a pocos metros de la comisaría, por lo que, tras constarse el fallecimiento de la adolescente, el propio De La Colina dio aviso a las autoridades policiales.

«Salvo una lesión leve en un dedo, no advertí otras señales de violencia», dijo De La Colina.

La policía le tomó declaración a un amigo de la menor fallecida que se había encargado de llevarla hasta la sala de salud.

La adolescente había sido trasladada en una camioneta por una persona mayor de edad, aunque de esta última no se supo nada más en ese momento.

Averiguaciones posteriores permitieron establecer la identidad y paradero de ese hombre y la fiscal Sánchez decidió localizarlo y detenerlo.

El joven dijo que estaban juntos y que de un momento a otro la menor se desmayó, lo que hizo que pidiera ayuda para trasladarla.

En el domicilio donde se consumaron los hechos, ubicado en la calle Racedo 4825, se encontraron al momento de un allanamiento una gran cantidad preservativos, restos de cocaína, y marihuana.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta