Mirador Virtual Mobile

El desgarrador reclamo de Jéssica Gopar: “¿Entienden que mataron al papá de mi hijo?”

La necochense, esposa del submarinista Fernando Santilli, apuntó a que el ARA San Juan tenía ‘las señales Poseidón vencidas’. Un especialista asegura que esas bengalas tienen una corta vida útil y deben reemplazarse.

La necochense Jéssica Gopar, esposa de uno de los submarinistas que desaparecieron junto al ARA San Juan, Fernando Santilli, expresó su ira contra la Armada al expresar “¿entienden que mataron al papá de mi hijo y sus 43 compañeros, camaradas?».

El mensaje fue expresado mediante su cuenta de Twitter que elige como vía de comunicación para expresar su dolor desde que se supo la terrible noticia de la desaparición del navío.

Las señales Poseidón que debía llevar el ARA San Juan «estaban vencidas», dijo Gopar en otro tuit.

«Tuve que tomarme un calmante porque no puedo creer esta pesadilla», agregó en otro doloroso mensaje. «Tengo pesadillas y lo peor es que jugaron a la ruleta rusa. Dios dame fuerzas tengo un hijo».

La joven también agradeció los mensajes de apoyo y afecto que varios usuarios de Twitter le expresaron. «Gracias por cada mensaje. Fernando te juro que voy a hacer de tu hijo un hombre de bien», agregó en referencia al pequeño Stefano, de apenas un año.

Según el portal BigBang, el maquinista naval superior y perito, explicó que las señales a las que hacía mención Gopar, son bengalas que el submarino debía llevar para alertar a embarcaciones o aviones cercanos en caso de emergencia.

«Tienen una vida útil de algunos años, tienen que reemplazarse», explica el experto abriendo la teoría de que los familiares de los submarinistas pueden estar al tanto, a través de fuentes extraoficiales de la Armada, de que las señales de emergencia que portaba el ARA San Juan habían sobrepasado su fecha de caducidad.

Las novedades en torno al ARA San Juan son desalentadoras: La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, que investiga la desaparición del submarino, ocurrida el 15 de noviembre pasado, ya trabaja en la hipótesis de que la nave nunca pueda ser encontrada.

«Estoy tomando medidas ya pensando que no pudiera ser ubicado, o si pudiera, que no pueda ser reflotado de inmediato», expresó la magistrada, mientras que aseguró que cada vez le «quedan menos dudas» de que los 44 tripulantes de la nave tuvieron «un final trágico».

La jueza patagónica, en declaraciones a radio La Red, desestimó que en su ámbito la causa de la desaparición del submarino pueda ser «olvidada» y sostuvo que se encuentra en pleno análisis de las doce cajas con información que le suministró la Armada, luego que el Gobierno nacional declarara que no se trataba de datos amparados por el secreto militar.

«Yo no me puedo olvidar de la causa, estoy en contacto con los familiares, y vamos a seguir investigando», señaló al respecto.
Fuente: https://www.diario4v.com

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta