Mirador Virtual Mobile

El Gobierno bonaerense quiere «separar lo malo de la policía» y modificar un sistema judicial «muy laxo»

Cristian Ritondo reiteró la decisión de sacar “del cajón las manzanas podridas”, mientras que Gustavo Ferrari envío a la Legislatura provincial de un proyecto para ampliar las causales de la “prisión preventiva”

Cristian Ritondo defendió las medidas del gobierno bonaerense
Cristian Ritondo defendió las medidas del gobierno bonaerense
El ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo resaltó la decisión de «separar lo bueno de lo malo de la Policía» provincial, y reiteró que el ordenamiento de la fuerza es «una batalla que hay que darla». «Hay que dar la batalla. Hay buenos policías, capaces, vocacionales», argumentó.

«Durante muchos años, la política, por acción u omisión, miró para un costado. Me parece que el intento hay que empezarlo a hacer desde el primer día, y eso es lo que hicimos con la gobernadora» María Eugenia Vidal, destacó el funcionario.

En diálogo con radio Mitre, el dirigente de confianza de Vidal destacó que en los once meses de gestión al frente de la Gobernación bonaerense «más de 2.200 policías (fueron) separados de sus cargos y (hay) casi 200 presos vinculados a hechos de corrupción».
«Los buenos policías dan buenos resultados. Hay que separar del cajón las manzanas podridas», destacó Ritondo, y agregó: «Empezamos a hacer cosas que había que hacer, van a ir dando resultado, pero las respuestas no se dan de un día para el otro. Empezamos a hacer un plan integral de seguridad que se basa en el equipamiento de la Policía, para tener una fuerza distinta con capacitación».

Por su parte, el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, anunció el envío a la Legislatura provincial de un proyecto de ley que busca ampliar las causales de la «prisión preventiva» de acuerdo a la gravedad del delito. Para el ex funcionario sciolista, el sistema es «muy laxo» porque permite que los imputados cometan hechos de inseguridad «por años» antes de ser condenados.

Además, Ferrari busca que el homicidio «tenga una pena de cumplimiento efectivo» sin posibilidad de que la condena sea revisada «a los dos tercios» del tiempo en prisión: «Sin son 25 años, 25 años; si es reclusión perpetua, reclusión perpetua», destacó.

«La pena de homicidio tiene que ser de cumplimiento efectivo; a veces le echamos la culpa a los jueces, que en algunos casos se pasan de creativos, pero la ley los obliga a revisar a dos tercios de la condena y el juez que no lo hace puede ser sometido a un jury», alertó.

En declaraciones a radio Belgrano, el ministro adelantó que, «por indicación de la gobernadora María Eugenia Vidal», enviará un proyecto de ley a la Legislatura bonaerense para aumentar las «causales» que permiten dictar la prisión preventiva que actualmente, recordó, «se aplica a una persona que tenga peligro de fuga o de entorpecer el procedimiento, nada más».

«Nosotros creemos que hay que aumentar esas causales para la prisión preventiva; por ejemplo, la gravedad del delito tiene que ser evaluada, como también debe ser evaluada la posibilidad de seguir cometiendo delitos aunque no sean graves», explicó.

Ferrari advirtió que «en los casos de hurto, en general, muchas decisiones son no dar la prisión preventiva, o sea, se excarcela inmediatamente (al autor), pero esas personas siguen cometiendo delitos todo el tiempo».

«Probablemente no son graves, pero son delitos que afectan todo el día también a la ciudadanía. Vaya si afecta el homicidio, pero también nos afecta el hurto, el robo a la propiedad», aseveró.

Con información de DyN y NA

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta