Mirador Virtual Mobile

El Municipio avanza con la restauración del patrimonio escultórico

Se está trabajando en la puesta en valor de las piezas escultóricas ubicadas en la fuente de Plaza Rocha. El objetivo es que sean reinauguradas el 22 de noviembre, tal como se anunció el año pasado al ser inaugurado el Paseo de Las Farolas en Plaza Mitre.

La Municipalidad de Gral. Pueyrredon, por medio de la Dirección de Restauración de Monumentos Históricos a cargo de Costanza Addiechi, continúa con la restauración y puesta en valor del patrimonio escultórico de la ciudad. En este caso, desde esta área municipal se continúa avanzando sobre la restauración de la fuente de Plaza Rocha, que contiene tres piezas escultóricas traídas de la Fundición de Arte de Val D’Osne de Paris en 1909.

Al respecto, Addiechi informó: “Estaban en muy mal estado de conservación. A lo largo de los años, se han ido acumulando capas y capas de pinturas sin tener en cuenta la adecuada protección. Empezamos este trabajo con el retiro inicial de estas capas de pintura, tratar el hierro fundido como corresponde y darle la protección adecuada”.

“Estamos casi en la mitad del trabajo, vamos avanzando para que esta fuente sea reinaugurada el 22 de noviembre, tal como se propuso el año pasado con el Paseo de Las Farolas en Plaza Mitre. Así seguiremos trabajando en la restauración y puesta en valor del patrimonio escultórico de Mar del Plata”, agregó la directora de Restauración de Monumentos Históricos.

Si bien parecen que son un conjunto, estas piezas vinieron por separado. La figura central es el Nacimiento de Venus –inspirada en la pintura de Botticelli-, la cual era una farola que fue colocada en 1909 en la inauguración de la Explanada Sur, cerca del Torreón del Monje. Las otras dos piezas son dos sirenas y estaban colocadas en el mismo período a la altura de Cabo Corriente, a cada uno de los lados de una escalera.

En 1938 el diseño del paseo costero cambió y todas estas esculturas francesas e italianas que ornamentaban el Paseo Gral. Paz, fueron retiradas y emplazadas en las diferentes plazas fundacionales de la ciudad. Las tres piezas (el Nacimiento de Venus y las dos sirenas) fueron enviadas a Plaza Rocha no con el objetivo de estar juntas pero a fines de la década del ’40, estas piezas pasaron a ser un conjunto escultórico y ser parte de la fuente.

Comentarios

comentarios