Mirador Virtual Mobile

El Municipio presentó protocolo para la reapertura de establecimientos gastronómicos

Se trabajó en conjunto con empresarios, sindicato, profesionales de la salud y otras áreas relacionadas al sector para que sea considerado la habilitación de esta actividad comercial en el marco de la pandemia por coronavirus.

La Municipalidad de Gral. Pueyrredon, a través de la Secretaría de Desarrollo Productivo e Innovación y la Secretaría de Salud, elevó este lunes al gobierno de la provincia de Buenos Aires el protocolo con las medidas de seguridad para la reapertura de establecimientos gastronómicos.

Se desarrollaron seis modelos de protocolo y se arribó a un documento final en el que participaron –además del Municipio- empresarios del sector, Asociación Hotelera Gastronómica, la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), profesionales de la salud y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

El objetivo de este documento es adoptar las medidas más adecuadas para la prevención y minimización del contagio del COVID-19, proteger la salud y garantizar la seguridad tanto del personal de los establecimientos como de los clientes.

Desde la Secretaría de Desarrollo Productivo e Innovación detallaron algunos puntos del protocolo como el control de temperatura de los comensales al ingreso al salón, también se trabajará por turnos y al 50 por ciento de la capacidad final del local y se llevará un registro con todas las personas que ingresen al local gastronómico con datos personales y de contacto de las personas que fueron atendidas en el local, la fecha y hora en que estuvieron presentes, a los efectos de poder llevar a cabo una trazabilidad, en el caso de producirse un contagio. Además, no se podrá esperar dentro del salón, solamente afuera del mismo; se deberá respetar el distanciamiento social obligatorio dentro del local, tanto para los clientes como para los empleados, y, adicionalmente, podrán considerarse instalar medios físicos de separación (mamparas, tabiques de separación, paneles divisores, etc.).

Se buscará que se pueda permitir la habilitación de mesas y sillas afuera del local, los trabajadores deberán ser locales del Partido de Gral. Pueyrredon y se remarca que está prohibido el uso del transporte público como movilización del hogar al establecimiento.

El establecimiento deberá buscar una alternativa de previa reserva de horario, lo cual permite la planificación desde el día anterior y determinar la cantidad de gente que acudirá. También estará prohibido ubicar a más de 4 personas por mesa, a excepción se trate de grupo familiar primario de más de cuatro miembros y todas las mesas deben tener disponible solución alcohólica al 70%

Por otro lado, otra de las medidas está relacionada a los menús o cartas, los cuales no podrán estar impresos sino que estarán en forma digital a través de código QR. Además, para ingresar a estos espacios gastronómicos será obligatorio el uso de tapaboca pero se podrá sacar una vez que el cliente esté sentado en la mesa.

El protocolo también hace referencia a las medidas de prevención e higiene personal, la manipulación de alimentos, vajilla y utensilios de cocina así como la gestión de los residuos.

Montenegro elevó a Provincia el protocolo para la vuelta de los gimnasios

Se proponen estrictas medidas de seguridad sanitaria y prevención que se llevarán a cabo para el retorno de la actividad. Menor ocupación de los locales, turnos estrictos y extremas medidas de higiene son las principales carácterísticas.

El Intendente Municipal Guillermo Montenegro puso este lunes a consideración del gobierno provincial el protocolo de seguridad y prevención para la vuelta a la actividad de los gimnasios en General Pueyrredon en el marco de la pandemia por el COVID 19.

El documento presentado en conjunto con la Cámara Marplatense de Gimnasios y Afines, tiene como principales características la reducción de la ocupación de las salas (respetando la distancia mínima de 1,5 metros de separación entre personas), la organización previa de fijación de turnos que se dispondrá a través de medios digitales y –de ser necesario- se dejarán máquinas sin utilizar. La ocupación, en ese sentido, no podrá exceder del 50% de la capacidad habilitada.

En ese sentido, el horario de ingreso de público en locales será con turnos estipulados de 45’, utilizando la diferencia de 10/15 minutos entre turno y turno para tareas de higienización y ventilación del local o equipos o personal de limpieza que garantice la higiene constante del lugar.

También se abastecerá a cada sector de gel de alcohol y otros elementos de desinfección. Se sumará material gráfico, de audio y de video con los cuidados que deben tener constantemente para cuidado de la higiene. Y al ingresar cada cliente, se le aplicará sanitizante en el calzado y se lo rociará cuerpo completo para evitar la propagación del virus al contacto.

Cada gimnasio deberá contratar por lo menos una vez al mes a una empresa de desinfección para que realice una fumigación con «Amonio cuaternario», de manera tal que se potencie con las medidas tomadas en este protocolo y reduzcan al máximo la posibilidad de contagio por contacto.

En uno de sus tramos finales del protocolo, se afirma que los gimnasios, por el contrario de propagar enfermedad, actúan como centros de salud preventiva y se convierten en aliados de la salud pública y contribuyen a la prevención de los principales factores de riesgo de esta pandemia: las enfermedades crónicas no transmisibles”.

En cuanto a los requisitos que deberá cumplimentar el público, se encuentra una declaración jurada en la que se expondrá que no se estuvo en contacto con afectados por el COVID-19, y que no se presentan síntomas característicos. Se tomará la temperatura previo al ingreso y se impedirá el mismo a aquellos que registren más de 37,5 grados.

Se solicitará que cada persona lleve su gel de alcohol personal, más allá de que haya a disposición en los locales. Cada cliente ingresará con su botella de agua traída de casa y evitará el uso del dispenser al que rociará con el alcohol luego de utilizar. Cada persona tendrá que traer de su casa una toalla o paño limpio para secar su transpiración, que al ingresar se le rociara con mezcla sanitizante.

Además, no se les permitirá entrar con objetos sueltos de mano (celular o llaveros); deberán llevar un solo objeto o equipo de mano (bolso o cartera o bolsa) que se depositarán en el espacio destinado a ello (preferentemente entrada) y se rociarán con el producto determinado para este uso (prácticas sencillas y de máxima eficiencia).

Por último, el protocolo presentado señala que estará limitado el ingreso al público, y solo podrán entrar la población que no constituye grupo de riesgo (12 a 65 años).

Comentarios

comentarios