Mirador Virtual Mobile

“En Mar del Plata harán los mismos tratamientos que en Estados Unidos”

El pasado viernes finalizó la visita a la Argentina del doctor español especialista en genética Nasser Al-Asmar, invitado por CRECER, el Centro Especializado de Reproducción Asistida y Genética Humana. De paso por Mar del Plata, el profesional aseguró que su estadía tuvo como objetivo “compartir ideas científicas y proponer alianzas estratégicas para poder aplicar en la ciudad las mismas técnicas que en Estados Unidos y así que los pacientes de toda la región puedan vivenciarlas”.

La medicina reproductiva es una de las especialidades que más rápido avanzó en los últimos tiempos. Mar del Plata se posiciona fuertemente en el sector invirtiendo en mejor tecnología y el objetivo de ampliar conocimientos. La presencia de Nasser Al-Asmar en Mar del Plata reafirma la alianza estratégica iniciada por los médicos locales del Centro Crecer para el intercambio de prácticas científicas, poniendo a la ciudad como faro para el centro y sur de la provincia de Buenos Aires en la materia.

Nasser Al-Asmar afirmó que “actualmente alrededor del 16% de las parejas en edad reproductiva se encuentra con algún tipo de problema para tener hijos y es notorio el aumento de consultas en las clínicas de este tipo de pacientes. Los test a implementar son para descartar anomalías embrionarias antes de que se produzca la implantación”.

Con la premisa de lograr tener hijos y sanos, el especialista se refirió al diagnóstico genético del embrión donde “el deseo está puesto en que los pacientes puedan ver crecer a sus hijos con buena salud. Hay enfermedades hereditarias monogénicas que se dan en uno o varios genes y que llevan al 18% de las hospitalizaciones pediátricas y a un 20% de la mortalidad infantil en países desarrollados, y esto es lo que nosotros queremos evitar.”

Otro test revolucionario es el diagnóstico cromosómico del embrión “con el que buscamos a aquellos embriones que tienen toda su dotación cromosómica correcta para evitar fallas de implantación en la mujer. Evitar que tengan cromosomas de más, es evitar trisomias, que dan lugar a abortos o a la aparición de síndromes como el de Patau o cromosoma 13, el síndrome de Edwards (también conocido como trisomia 18) o la del trisomia del cromosoma 21 más conocida como síndrome de Down, el ejemplo más habitual de anomalía cromosómica.”
Radicado en Miami desde hace cuatro años, Al-Asmar dirige el laboratorio Igenomix desde el cual brinda asistencia para toda Latinoamérica. Igenomix está presente en India, Dubai, España, New York, Los Angeles, Brasil y este año inaugurarán sedes en Turquía, México y Canadá, siendo uno de los referentes en genética a nivel mundial y dando cuenta de la trascendencia que tuvo su visita.
El intercambio de conocimientos entre Nasser y CRECER no sólo estuvo asociado a la Ciencia sino también a la Economía “pues estamos trabajando para que las tecnologías no hagan mejorar los resultados sino también para abaratar costos y que todos puedan beneficiarse de estas técnicas que sabemos que son de gran utilidad”, manifestó Nasser.

“Compartimos conocimiento e inquietudes pero además personalmente vine a aprender pues aquí tienen muy buenos profesionales y de este ateneo siempre saldrán beneficiados los pacientes”, comentó Al-Asmar. Por su parte, desde CRECER, agregaron que “Mar del Plata y la región tendrán ahora la posibilidad de hacer este tipo de novedosos diagnósticos evitando traslados y reduciendo costos y tiempo.”

Los años de experiencia de Nasser Al-Asmar alrededor del mundo lo llevaron a afirmar que en ciertas sociedades donde se plantea un debate ético entorno a la medicina genética, “hoy en día percibo que el tema está mucho más abierto y que lo que hacemos nosotros es ayudar a ser padres a quienes no pueden hacerlo y necesitan una ayuda extra para poder cumplir ese deseo.”

Nasser remarca que “la edad juega un papel fundamental a la hora de las anomalías cromosómicas. En los Estados Unidos y Europa se esta haciendo una fuerte campaña de congelar embriones o ovocitos. Anteriormente una paciente de 42 o 43 años tenía como única opción la de la adopción. Pasado un tiempo se llevaron las opciones a la donación de óvulos donde una donante fértil y joven donaba sus óvulos y las pacientes de mayor edad se veían beneficiadas por esos gametos. Actualmente se aconsejaría realizar un Diagnóstico Genético Preimplantacional (PGS) porque estas pacientes tienden a ser más propensas a tener embriones con anomalías cromosómicas y con este diagnóstico genético podemos evitarlo con la intención de poder transferir al embrión con mayor probabilidad de éxito.”

Sobre el futuro de la medicina reproductiva, Nasser concluyó que “se tiende a una medicina reproductiva personalizada enfocada en el paciente y el tipo determinado de test que lo ayudará a conseguir su éxito reproductivo y cada vez menos invasiva.”

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta