Mirador Virtual Mobile

Escándalo en Diputados durante el debate de comisión por la reforma previsional: golpes, insultos y vidrios rotos

Un grupo violento irrumpió mientras exponía el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Eduardo Amadeo tuvo que disponer un cuarto intermedio y minutos después se retomó la reunión. Más temprano obtuvo dictamen la reforma tributaria

Luego de obtener dictamen de mayoría en la reforma tributaria, ahora Cambiemos busca en una comisión conjunta de Presupuesto y Hacienda y de Previsión y Seguridad Social avanzar con la reforma previsional, que ya tiene media sanción en el Senado. Están presentes el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el de Hacienda, Nicolás Dujovne.

La sesión comenzó muy tensa por la irrupción de jubilados y sindicalistas, entre ellos Roberto Baradel y Sergio Palazzo, que con gritos e insultos hicieron que la reunión tardara en comenzar. Luego, cuando el nuevo presidente de la comisión de Previsión, Eduardo Amadeo -reemplaza a Mirta Tundis- dio inicio y le dio la palabra a Triaca, aumentaron los cánticos.

Muchos manifestantes quedaron en la puerta de ingreso pero igualmente no cesaron con los insultos y hostigaciones. Toda la exposición del ministro fue con insultos y gritos encima. Hasta hubo una interrupción de Amadeo: «Quiero decirles a los que insultan con algunas consignas que son de lo peor de la historia de la violencia, que no van a lograr su objetivo. Si lo que quieren hacer es impedir que hablemos, no dejar que funcionemos, no lo van a lograr. Pueden gritar todo lo que quieran, nosotros seguiremos por el camino de la democracia».

Luego de que siguiera hablando un rato más Triaca, la situación se desmadró totalmente. Hubo piñas, empujones y hasta vidrios rotos. El presidente del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, saltó de su silla para interceder y separar el conflicto entre los que protestan y el personal de seguridad de la Cámara.

Ante esto, Amadeo llamó suspendió la sesión y llamó a un cuarto intermedio: «Señores diputados, invitó a un cuarto intermedio y pido por favor a las autoridades de los bloques que están presentes, Rossi, Massot, que se acerquen a esta mesa. Con ese nivel de violencia es imposible funcionar».

Después de unos minutos, Amadeo retomó la sesión: «Vamos a continuar de la siguiente manera. Los señores legisladores nos han garantizado que vamos a poder seguir trabajando respetando la palabra de los oradores terminada la exposición del ministro Triaca. Escucharemos las preguntas de los legisladores, luego daremos lugar a la voz de los representantes de algunas organizaciones, pero el acuerdo es que vamos a poder trabajar respetando a las personas que están hablando».

A pesar del pedido, continuaron algunos silbidos y abucheos.

Sergio Palazzo, titular de La Bancaria, fue el primero en tomar la palabra: «Que no se lleve a cabo este saque inhumano al bolsillo de los jubilados que significa un plato de comida en cada hogar de los jubilados argentinos. Me cuesta creer en el diálogo cuando este Parlamento votó una emergencia laboral y Macri la vetó, y hubo 60 mil nuevos despidos», expresó.

«El nuevo calculo va a afectar entre un 7% y 8% el nivel de ingreso de los jubilados. No se trata de un ahorro que hace el Estado Nacional, significa una transferencia porque no se lo va a quedar el Estado para reforzar otras áreas. Lo hacen para que el sector empresario deje de pagar impuestos. Acá le roban a los más pobres para que los más ricos tengan plata», sentenció.

Luego fue el turno de Leonardo Fabre, secretario general de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social: «Recibieron un sistema previsional funcionando, un sistema de seguridad social funcionando y la prueba más clara es que se le transfirieron 60 mil millones de dólares. Hoy Anses sigue teniendo más dinero que el Banco Central, ¿donde está la falta de sustentabilidad de Anses? Lo que no tiene sustentabilidad es esta reforma vergonzosa».

Ayer, Elisa Carrió dio su aval para avanzar con la reforma previsional tal cual fue aprobada en el Senado y el bloque de Cambiemos en su conjunto adelantó que votarían alineados. Esto se acordó luego de una reunión con diputados oficialistas en Casa Rosada en donde estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el de Hacienda, Nicolás Dujovne; el titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, y los secretarios Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.
Más temprano, Cambiemos logró dictamen de mayoría a favor del proyecto de reforma tributaria, con cambios de último momento respecto a la propuesta original, que incluyen un reordenamiento del esquema de impuestos internos. Se prevé que la normativa propuesta sea debatida durante la maratónica sesión doble prevista para la semana que viene (19 y 20 de diciembre).

El dictamen de mayoría fue firmado por Cambiemos y -con disidencia parcial- por el bloque Justicialista y Evolución Radical (la bancada que lidera Martín Lousteau), en tanto que el Frente para la Victoria-PJ y el Frente Renovador firmaron sus propios dictámenes de minoría.

Entre las modificaciones, se destaca el retorno a la propuesta original para llevar del 8 al 17 por ciento la alícuota que pagan cervezas, en tanto que se introdujo un mínimo no imponible de 40 gramos por litro para las bebidas azucaradas con cualquier tipo de endulzante, y de 50 gramos por litro para las bebidas que contengan un 20 por ciento de jugos naturales por litro (por encima de ese piso tributarán 3,4 centavos por gramo).

En cuanto a los cigarrillos, se estableció que la suba del impuesto por atado alcance los 25 pesos (era de 22 pesos), y no 28 pesos como se había fijado originalmente, mientras que la alícuota disminuyó del 75 al 73 por ciento.
A propuesta del radical Luis Borsoni, también se estableció una rebaja del IVA para pollos, cerdos y conejos, a fin de que tributen la mitad de ese impuesto (21 por ciento), equiparándose con la carne vacuna.

 

Nicolás Massot: «¿Quieren pedir por la guita? Vamos a Ezeiza y Marcos Paz y pidamos por la guita»

Nicolás Massot (NA)

El presidente del bloque del PRO en Diputados cargó contra sus colegas del kirchnerismo por criticar la reforma previsional e ironizó sobre los ex funcionarios que están detenidos

En el medio de un debate caliente en la Comisión de Previsión y de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, el presidente del bloque del PRO Nicolás Massot cargó contra los legisladores que criticaron a la reforma previsional propuesta por el oficialismo: «Quieren pedir por la guita, vamos a Ezeiza y Marcos Paz y pidamos por la guita».

En el tramo final de su exposición, Massot criticó al kirchnerismo, y aseguró que «no les tembló el pulso para pagarle en efectivo al FMI. ¿Dónde estaba la plata de los jubilados cuando no dudaron los responsables, un ex director de Anses, en hacer un acuerdo espurio para quedarse con la casa de la moneda?».

«Dónde estaban los carteles (Roberto) Baradel, (Sergio) Palazzo, cuando se quedaron esperando la muerte de los 300 mil jubilados que esperaban cobrar lo justo, y ustedes se esperaron a que murieran, irresponsables, incoherentes», expresó Massot, al tiempo que le apuntó a José Luis Gioja: «Usted es el presidente del PJ, es responsable de esta situación, no mire para otro lado, sean corajudos, primero para escuchar con madurez, y después para debatir cómo salimos de este quilombo en el que ustedes nos metieron«.

En esa línea, Massot dijo: «Ahora bánquensela, ahora nos van a escuchar a nosotros. Háganse cargo una vez muchachos. ¿Quieren pedir por la guita? Vamos juntos a Ezeiza y a Marcos Paz y pidamos por la guita. ¿Por qué no vamos ahí a pedir por la guita? Yo soy el primero en ir con ustedes. Háganse cargo muchachos«.

Tras esa frase, Massot le habló a los legisladores de Cambiemos: «Diputados, no sintamos culpa, estamos arreglando lo que otros no tienen huevos para arreglar, miremos a todos con la frente alta, con la responsabilidad que sabemos que ejercemos, le estamos dando un destino a este país, destino que a ustedes no les importó, y es el destino de los jubilados».

Antes, en el comienzo de su exposición, Massot había dicho que «tengo un respeto extremo por todos mis colegas y especial por muchos con una gran trayectoria del PJ. Yo no soy para nada amigo de la grieta, la desprecio, pero la grieta arranca por la irresponsabilidad de lo que gobernaron. ¡Prendieron fuego la casa y hoy se quejan del olor a humo!».

Más temprano, cuando un grupo numeroso de jubilados se había presentado al comienzo de la reunión de la comisión de Previsión y Seguridad Social, y entre gritos e insultos, cuestionaron al nuevo presidente del cuerpo, Eduardo Amadeo (PRO), y luego al ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

La reforma de la fórmula que establece de movilidad jubilatoria, que implicaría un recorte de 8% puntos en la próxima actualización de haberes de diciembre, desató la furia de jubilados que lograron sortear los controles de seguridad y embistieron contra los representantes del oficialismo.

«Evidentemente hay voces que ya las estamos escuchando que quizás no han logrado interpretar el mensaje que dio el pueblo argentino un par de meses atrás y que se ve reflejado en la composición de esta cámara», lanzó Triaca cuando le tocó tomar la palabra en el anexo de la Cámara baja.

«Si lo que quieren hacer es impedir que hablemos y no dejar que funcionemos, no lo van a lograr. Pueden gritar todo lo que quieran, nosotros seguiremos por el camino de la democracia», señaló Amadeo, quien sin embargo tuvo que llamar a un cuarto intermedio debido al no cese del escándalo, del que participaron dirigentes sindicales que acompañaban a los jubilados.

Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta