Mirador Virtual Mobile

Estética: las últimas tendencias sobre la piel

El Congreso Mundial de Dermatología realizado en Vancouver arrojó las nuevas claves de belleza en el mundo. La amenaza de la polución

Cada cuatro años, dermatólogos de todos los países asisten al prestigioso Congreso Mundial de Dermatología en el cual se presentan los nuevos avances en tratamientos estéticos, productos y tecnología.

Los tratamientos no invasivos son una tendencia en alza cada vez más buscada por los pacientes. La tecnología también se suma para dar soporte en esta dirección. La médica dermatóloga Rosi Flom comparte las conclusiones del encuentro realizado en Vancouver, Canadá, para Infobae.

«Sin lugar a dudas, el tratamiento más novedoso que se presentó fue uno para la papada llamado Kybella, que consiste en inyecciones de Ácido Deoxicólico que disuelven de manera gradual la grasa submentoniana. Durante años, esta zona solamente la trataban los cirujanos plásticos mediante lipoaspiración, pero ahora, es posible tratarla también con procedimientos mínimamente invasivos, lo que es realmente innovador».

Según señala la experta, este tratamiento sólo puede realizarse en pacientes que tengan muy poca laxitud, es decir, que tengan tensa la piel de la papada. De este modo, una vez disuelta la grasa, la piel se retrotrae sin «colgar». Cada sesión dura aproximadamente veinte minutos.

Este nuevo producto fue aprobado hace muy pocos meses por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos), luego de que se realizaran durante años diversos estudios clínicos y científicos.

«HOY EN DÍA MUCHOS PACIENTES NO QUIEREN UN BISTURÍ»

Otra de las tendencias que se desarrollaron en el congreso tiene que ver con la Toxina Botulínica tipo A para el tercio superior de la cara, y los rellenos de Ácido Hilaurónico en el tercio medio e inferior que permiten actualmente tratar tanto las líneas y arrugas finas del rostro, como recuperar el tejido que se pierde con el envejecimiento.

La mesoterapia tuvo su destaque también. «Está muy de moda especialmente con Ácido Hialurónico. Este producto logra acumular agua y re-densificar la dermis, brindando un aspecto radiante y saludable a la piel. Los resultados son visibles desde la segunda o tercera aplicación».

Otra manera de utilizarla es combinada con vitaminas, antioxidantes y minerales, para tratar la caída del cabello. Estos procedimientos ayudarían a fortalecer el folículo capilar y engrosar el pelo.

La tecnología se ha sumado al pool de tratamientos no invasivos. «Uno de los desarrollos más esperados son los nuevos aparatos para depilación que incorporan frío. Según las estadísticas más recientes de la Asociación Americana de Cirugía Plástica (ASAPS), estos métodos ocupan el tercer puesto en el ranking de tratamientos no invasivos por su gran demanda, después de la Toxina Botulínica tipo A y los rellenos faciales de Ácido Hialurónico, que ocupan el primer y segundo lugar, respectivamente», dice Flom.

A no olvidarse de las manos. Se presentó durante el congreso los beneficios del uso de Ácido Hialurónico en esa zona. Flom revela que «las manos envejecidas eran el ‘talón de Aquiles’ para los pacientes, porque si bien se podía rejuvenecer el rostro, las manos, que se vuelven más huesudas y marcadas, terminan delatando la edad.

La contaminación del aire y sus efectos en la piel

La contaminación del aire no había sido antes un tópico en el Congreso Internacional de Dermatología, pero este año, se abordó la problemática de los efectos de la polución en la piel. Este será sin dudas un tema científico central en el próximo congreso de Milán 2019.

De 1600 ciudades en 191 países, sólo el 12% respeta los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud sobre contaminación ambiental. Hay sólida evidencia científica que es causante de envejecimiento y daño cutáneo. De hecho, este daño puede ocurrir aún frente a niveles relativamente bajos de contaminación del aire, como los existentes en ciudades de Europa o Estados Unidos.

El profesor Jean Krutmann, Director del Instituto de Investigación para la Medicina Ambiental Leibniz con base en Dusseldorf, Alemania, advierte sobre la complacencia. «En las megaciudades europeas, estamos muy expuestos a partículas ultrafinas, que son probablemente más peligrosas que las gruesas. Este es un problema global, relevante para cada habitante de una gran ciudad».

Investigaciones alemanas publicadas en 2010 establecieron que los niveles de partículas en aire, que incluyen desde hollín (partículas de carbón) hasta las emanaciones de los caños de escape de los automóviles; incrementan la cantidad de manchas pigmentarias. Este descubrimiento fue confirmado por investigaciones más amplias realizadas en China. Un elemento sorprendente es que los elementos gaseosos de la polución (ozono, ácido nítrico y dióxido sulfúrico), generan un efecto diferente en la piel, originando arrugas pero no manchas pigmentarias.

Hoy, los científicos conocen cómo los diferentes elementos constituyentes de la contaminación ambiental impactan sobre la piel (incrementando las inflamaciones, la producción de radicales libres y aumentando el nivel de sebo producido). La Profesora en Dermatología Flora Xiang del Huashan Hospital, en Shanghai, manifiesta que, si la contaminación es severa, el acné en los pacientes empeora, debido a este incremento en la producción de sebo.

La doctora Dominique Moyal, Gerente de Servicios Clínicos de La Roche-Posay, destaca los diferentes pasos para el cuidado de la piel que son necesarios para protegerla del efecto de la polución: limpieza neutra, mantenimiento de la barrera cutánea y finalmente, protección UV. Una protección solar de amplio espectro es particularmente importante. «Hay un efecto sinérgico entre la radiación UVA y UVB, y los contaminantes», explica. Y los productos que cuentan con propiedades anti-adhesivas garantizan que las partículas no se peguen a la piel.

Vitamina D en invierno

En esta época del año, los rasol solares están más lejanos, sin embargo, siempre es buen momento para aprovechar los beneficios de la vitamina D, bien llamada la «vitamina del sol».

En el mundo, cerca de mil millones de personas viven con deficiencia de vitamina D, que entre otras cosas permite que se fije el calcio para evitar las fracturas óseas. El déficit existente se agudiza en invierno por la poca exposición al sol.

«Con unos pocos minutos de sol la vitamina D se sintetiza en la piel. Sol significa luz solar, no es necesario exponerse como un cocodrilo horas y horas ni estar al mediodía. Con la misma luz del día basta. Nos interesa en las mujeres menopáusicas sobre todo, que además de la alimentación, consulten para ver su vitamina», sugiere Flom.
Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta