Mirador Virtual Mobile

Estudiantes argentinos crearon una app para viajar menos apretados en el subte

La idearon alumnos de sexto año del colegio ORT y la presentaron en el marco de una exhibición anual que hace la escuela, donde también se pudo ver una maceta inteligente, un guante con sensores y una sombrilla solar, entre otras innovaciones tecnológicas.

Conseguir encontrar un pequeño espacio donde ubicarse en el vagón del subte puede ser casi misión imposible, sobre todo en hora pico. ¿Pero qué pasaría si uno pudiera saber, con anticipación, cuál es el grado de concentración de gente en cada vagón para así elegir en cuál subir?

Estudiantes de sexto año de Electrónica del Colegio ORT pensaron que esto se podía resolver con una app. Y así fue que desarrollaron una plataforma digital que permite saber, desde el móvil, cuántas personas hay en cada lugar para distribuirse de manera más óptima y viajar menos apretados.

Los cerebros detrás de este invento son Guido Dipietro, Ignacio Oteyza y Micaela Grifman. Tienen 18 años y son estudiantes de sexto año de la especialización de Electrónica de la escuela. Presentaron esta iniciativa en el marco de la Expo Electrónica que se lleva a cabo cada año en la institución.

«El proyecto busca solucionar cómo ubicarnos en el subte cuando está muy lleno. Con esta aplicación podemos contar cuánta gente hay en cada vagón con la cámara. Hay un programa que va analizando las imágenes que toma la cámara», analizó Grifman, en diálogo con Infobae, que estuvo de visita en la exhibición.

Cómo funciona:

Se colocan cámaras en los diferentes vagones que van haciendo fotos en intervalos de 10 segundos, luego esas imágenes son analizadas por la app que le muestra al usuario, en tiempo real, cuál es la concentración de gente en cada uno de esos vagones.

«El usuario puede ver esa información en una barra de progreso, donde se detalla el número de personas por vagón o en un mapa de calor, que va cambiando de tono según la concentración de personas», dijo Dipietro.

También se puede acceder a las imágenes que se van tomando en tiempo real y hay un apartado con datos estadísticos para identificar cuáles son los días y horarios en los cuales viaja mayor o menor cantidad de personas.

«Ahora lo estamos implementando en el comedor, pero a futuro se podría usar en el subte o en lugares de comidas rápidas», explicó Oteyza. Para desarrollar esta plataforma usaron programación en Python para analizar las imágenes que toma la cámara.

La Expo electrónica:

Esta iniciativa se presentó en el marco de la Expo Electrónica que cada año organiza la ORT y donde alumnos de tercero a sexto año de la especialización Electrónica muestran sus proyectos.

En este evento, que se llevó a cabo el 17 y 18 de octubre, se pudieron ver más de 30 creaciones donde estuvo presente la domótica, robótica y otras iniciativas tecnológicas, como una mano robótica controlada, en tiempo real, por un guante que cuenta con varios sensores.

«Se trata de un evento muy especial donde los alumnos, acompañados por los docentes, comparten las creaciones desarrolladas a lo largo del ciclo lectivo. Todos los años nos proponemos superarnos, innovar y actualizarnos para estar a la vanguardia», destacó Mariano Fouiller, director de la especialización.

Sombrilla solar:

Se trata de una sombrilla con accesorios como cargadores de celulares y parlantes que utilizan la energía solar para su funcionamiento. La idea fue crear un punto de encuentro ecológico que se puede instalar en plazas, playas o lugares de esparcimiento.

«Tenemos un panel solar que almacena energía en una batería de auto que está en la parte posterior y esta batería alimenta todos los dispositivos conectados», detalla Juan Capasso, que desarrolló esta idea junto con Luciana Skakovasky y Guido Dipietro.

Maceta Inteligente:

Se trata de una maceta que tiene un depósito de agua de diez litros que va liberando agua a medida que es necesario.

Este depósito recibe datos de un sensor que está en la tierra y evalúa el nivel de humedad. Cuando nota que falta agua, se emite una alerta y el depósito libera agua.

La maceta fue creada por Tomás Montani, que tiene 15 años. Para hacerla usó la plataforma Arduino.

Dispenser de vasos:

«Es un dispenser que funciona con huella digital. Entonces coloco mi huella digital y si estoy registrado en el sistema puedo sacar un vaso», explica Tomás Goobar, de sexto año, creador de esta iniciativa.

El objetivo de este proyecto es limitar la cantidad de vasos plásticos que se utilizan, con el fin de reducir la cantidad de residuos plásticos y así cuidar el medio ambiente.

«Está hecho con Arduino, conectado al sensor y un motor que es lo que hace que los vasos vayan cayendo», añade Goobar.

Impresión en 3D:

Durante la actividad también hubo alumnos que explicaron cómo, a través de los conocimientos adquiridos en clase sobre la impresora 3D, se pueden generar distintas piezas para usar en diferentes ámbitos.

Display braille:

«Display Braille» es un dispositivo electromecánico que controla puntos que cambian entre una posición de relieve y una lisa, de modo que el usuario pueda leer el carácter, número o símbolo en Braille, tal como se hace con los libros tradicionales.

Danzaedro para personas no videntes:

El Danzaedro es un icosaedro de 2 metros de altura que en cada uno de sus 12 vértices tiene un led, un buzzer o zumbador y un sensor de distancia ultrasónico conectado a un Arduino Mega.

Esas luces y sonidos conforman un circuito electrónico que sirve para marcar y censar una secuencia de movimientos. Si bien la iniciativa se presentó el año pasado, en esta edición de la exposición también estuvo presente.

Con este proyecto se buscó trabajar sobre la memoria, la coordinación y la ubicación espacial a partir del sonido, lo cual permite que pueda ser utilizado por personas no videntes.

El juego, que fue desarrollado por los alumnos de la ORT en conjunto con los alumnos de la Escuela Superior de Educación Artística en Danza «Aída V. Mastrazzi», está basado en la teoría del coreógrafo, filósofo y arquitecto Rudolf Laban sobre el análisis del movimiento.

La muestra también contó con un espacio especial dedicado al Club de Robótica, un taller en el que los estudiantes interesados en esta disciplina construyen y mejoran robots que compiten en distintas categorías a nivel nacional e internacional.

Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios