Mirador Virtual Mobile

Famosos aprovechan la crisis de Grecia para comprar islas

Johnny Depp, Angelina Jolie y Brad Pitty, entre otros, están entre los inversores. Grecia cuenta con miles de islas muy pequeñas o islotes que pueden ser vendidos por la ley de privatizaciones. Esto atrae a estrellas y otros multimillonarios que pueden cumplir el sueño del paraíso propio.

No son los primeros y no serán los últimos. Inversionistas como Warren Buffett figuran entre quienes se apuntan para comprar islas griegas en el mar Egeo favorecidos por las privatizaciones. También estrellas de Hollywood estarían interesadas, visto que Johnny Depp ya habría llevado a cabo una operación de este tipo.

Buffett y el polémico promotor inmobiliario y financista italiano Alessandro Proto han formado una “extraña pareja” para comprar la isla de San Tommaso (St. Thomas), con un valor estimado de 15 millones de euros, publicó Spiegel.

La isla de San Tommaso tiene una superficie de poco más de 1,2 kilómetro cuadrado y se encuentra en el Golfo Sarónico, fácilmente accesible desde Atenas y Corinto. La oferta por este pedazo de tierra todavía se puede encontrar en la red, en el sitio Private Islands Online, donde San Tommaso es descripta como “destino potencial ideal para el relax de las élites europeas”.

Grecia se ha convertido de esta manera en una tierra de conquista para los inversores a la caza de ventas o liquidaciones.

Los rusos ya habían comenzado hace tiempo a percibir las facilidades que ofrecía el nuevo escenario griego para realizar adquisiciones a bajo precio.

Otros inversionistas, en cambio, están a la espera de evaluar los riesgos asociados con las incertidumbres políticas y económicas del país, que estuvo al borde de la bancarrota y con un pie fuera de la eurozona.

Grecia cuenta con más de seis mil islas e islotes, que la ley permite vender, en beneficio del Estado, que recientemente introdujo un impuesto a la propiedad. También Angelina Jolie y Brad Pitt, la pareja dorada de Hollywood, está considerando la posibilidad de invertir 4.700.000 dólares para asegurarse la isla de Gaia, donde pueden pasar las vacaciones junto con sus seis hijos: lejos por lo tanto de los ojos y las lentes indiscretas de los paparazzi, anticipó el Washington Post.

Pero, ellos todavía tendrán que resignarse, pues en Grecia todas las playas son públicas. Y también el que compra una isla debe garantizar el acceso a quien arriba con un barco, tira un ancla y desea plantar una sombrilla en la playa.
Fuente: Diario de Cultura

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta