Mirador Virtual Mobile

Fariña compró materiales para tener una parrilla y un horno de barro en la cárcel

El empresario está detenido en el penal de Ezeiza desde marzo de 2014 por evasión impositiva. Ya gastó más de 4 mil pesos en materiales para refaccionar áreas recreativas.
Ladrillos comunes y refractarios. Cemento, cal, tierra, hierros. Todos estos elementos fueron encargados a un corralón el pasado viernes 22 de mayo. El destino final era el pabellón “G” de la Unidad Penitenciaria de Ezeiza, y el comprador, Leonardo Fariña.

Según publica el diario Perfil ayer, el financista compró materiales para construir una parrilla y un horno de barro dentro de la cárcel en la que se encuentra detenido desde hace más de un año. Desde el Servicio Penitenciario Federal (SPF) aseguran que son para “reacondicionar” una “parrilla existente”, aunque este diario pudo averiguar que los planes serían un poco más ambiciosos.

Quinientos ladrillos comunes, setenta refractarios, cinco bolsas de cemento, dos bolsas de tierra refractaria, dos bolsas de cal, dos metros de cerámica, ocho varillas de hierro, alambre de fardo, un kilo de pastina y una bolsa de pegamento impermeable fueron cargados el pasado 22 de mayo a un camión del corralón Los Portugueses, ubicado en la localidad bonaerense de La Unión, en el partido de Ezeiza. El pedido (por un costo de 4.328,40 pesos, según el comprobante emitido por el comercio) fue entregado hace una semana en la cárcel de Ezeiza.

Con antelación, desde la dirección de la unidad salió un despacho informando al área de requisa y control vehicular que “el interno Leonardo Fariña está autorizado a recibir una serie de materiales” que “son para efectuar obras en el Club Social y Deportivo Ezeiza de esta unidad”.

El ex marido de la modelo Karina Jelinek no trabaja ni estudia en la cárcel, pero participa en los torneos de fútbol que se disputan entre los distintos módulos del penal. Lo suyo no es jugar al fútbol, sino que se desempeña como director técnico del equipo del Módulo 1.

Por costumbre, al finalizar estos campeonatos se realiza una “choriceada” para compartir entre los internos. En este marco, Fariña propuso comprar los materiales para hacer una nueva parrilla y un horno de barro. En el área del campo de deportes del Módulo 1 existe un asador en forma de H, como los que suelen tener los campings. Al lado de éste planean construir la nueva parrilla.

Fuentes del SPF confirmaron a PERFIL el ingreso de los materiales, pero aseguraron que son para “reacondicionar” la parrilla existente porque “no está en buen estado”. Además, explicaron que se encuentra en un área de recreación y que es utilizada para eventos, como el festejo del Día del Niño y encuentros con las familias de los internos.

“Igual, son pocas cosas las que ingresaron: unos setenta ladrillos y un par de bolsas de cemento”, dijeron, pese a que el comprobante habla de 570 ladrillos entre los comunes y los refractarios. Además, aclararon que “no está autorizada la construcción de un horno de barro”, aunque en el mismo documento figuran dos bolsas de tierra refractaria, usada comúnmente para construir estos hornos.

¿Puede un detenido hacer este tipo de obra? Sí, aunque primero debe pedir autorización al director de la unidad, y éste debe consultarlo con el Comando de Seguridad que evalúa riesgos y beneficios. Por ahora, los materiales están guardados en el área de mantenimiento a la espera del inicio de la obra.

Fariña ingresó al penal de Ezeiza el 25 de marzo de 2014. Estaba asustado y deprimido. Al principio trató de no llamar la atención en un pabellón comunitario integrado por otros 22 internos. Pero poco a poco se fue sintiendo más cómodo y haciéndose a la idea de que su estadía allí podría ser larga. “Al principio no salía ni al patio, y ahora participa de la dinámica del pabellón”, destacan.

Desde un comienzo el empresario ingresó a uno de los “pabellones vip” de Ezeiza, bautizado de esta manera porque está integrado por presos “famosos”. Por allí pasaron los integrantes de la banda Callejeros y el arquero Javier Migliore. Tras la liberación de muchos de ellos, el ex marido de Jelinek fue quedando como el único famoso de ese pabellón.

Fariña mantiene su característico rodete, pero quienes lo ven a diario aseguran que “está re tumbero”.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta