Mirador Virtual Mobile

#FutbolInfantil Un título que se hizo esperar y que es un premio al proyecto

 

Seis años tuvieron que pasar desde la última vez que una categoría formativa de Alvarado se consagraba campeón de la Liga Marplatense en la Zona Campeonato. En 2012, con «Cato» Cortadi como entrenador, también la quinta división, se consagraba en el mejor de Mar del Plata en la categoría más grande de las inferiores. Esta vez, de la mano de Jorge Valverde, los pibes que juegan en la Primera Local y son proyectos para el plantel del Federal A, hicieron un año bárbaro y le dieron la primera estrella al proyecto de Gustavo Gatti en la coordinación, que llegó para reorganizar el fútbol infantil de Alvarado y lo logró en todas las facetas, hasta alcanzar este logro deportivo.

En la cantera, lo menos importante son los resultados. O al menos, se apunta a otra cosa. Al aprendizaje, a los conceptos, a la educación, aprenden a jugar al fútbol y también a ser mejores personas, a relacionarse, a compartir y allí se forjan las amistades que quedan para toda la vida. Si a eso se le puede sumar un título, la concresión es completa y doblemente disfrutada.

Cuando Gatti se hizo cargo de todo el fútbol del club, su objetivo no iba de la mano con los resultados, había mucho que acomodar en otras cuestiones, se logró que el «torito» sea nuevamente bien visto para que hoy haya chicos de diferentes puntos de la ciudad que quieran formar parte de sus categorías formativas, se volvió a competir en la Zona Campeonato y, de menor a mayor, se consolidó como un protagonista en varias de sus divisiones. La 2006, por ejemplo, pelea mano a mano con Kimberley, el «rey» de esa categoría desde que juegan en Liga, y el domingo se conocerá el campeón. Más allá del resultado final, la campaña es brillante.

Pero a una fecha del final del Torneo, la Quinta División ya levantó la copa. Y con un condimento que le da aún más valor. La mayoría de esos chicos que componen la categoría, son parte o juegan en la Primera División de la Liga Marplatense. Y como había una fecha pendiente, este fin de semana, algunos tuvieron triple competencia: sábado con la categoría superior, victoria el domingo sobre Aldosivi 1 a 0 con gol de Román Báez y la coronación del lunes frente a Boca con el tanto de Sebastián Jaurena.

Con Jorge Valverde como cabeza de grupo, junto al preparador físico Noel Andrés Gil y algunas suplencias de Ariel Bosotina, el equipo de trabajo que maneja Gustavo Gatti, supo llevarlos, les inculcó una identidad y los llevó al éxito deportivo en base a una idea de juego, con un muy buen comportamiento y con nombres que tuvieron sus oportunidade en la Primera o entrenar de la mano de Mauricio Giganti en el Federal A, lo que los compromete e ilusiona más para poder dar el salto al plantel superior. Por caso, Paulo Tello y Sebastián Jaurena, dos de los integrantes de la Quinta, fueron convocados y viajaron con la delegación que afrontó el partido ante Boca Juniors por Copa Argentina en cancha de Lanús.

El plantel estuvo compuesto por Luca Magiar, Joel Anicas, Camilo Guerrero, Paulo Tello, Matías Varela, Nicolás Muñoz, Rodrigo Correa, Luciano Pensa, Román Báez, Iván Trentini, Jonathan Sarrautte, Matías Chávez, Mateo Di Molfetta, Dylan Manazza, Joaquín García, Damián Sotelo, Sebastián Jaurena, Santiago Herrera, Benjamín Trípodi, Galo Di Franco, Kevin Vázquez, Alex Schelling, Fernando Campero y Facundo Pensa.

Comentarios

comentarios