Mirador Virtual Mobile

INGENIEROS SE OPONEN A LA DIVISIÓN DE SU COLEGIO

Profundo malestar causó, particularmente a los Ingenieros Agrónomos matriculados en el actual Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires, la media sanción otorgada el miércoles 13 de Diciembre del 2017 por parte de la Honorable Cámara de Senadores Bonaerense al Proyecto de Creación de un nuevo Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Pcia de Bs As.

Cabe destacar que dicho proyecto, impulsado por algunos sectores no vinculados al ejercicio profesional legal vigente y ajenos a la institución, resulta cuestionable dado que no solo no agrega valor al ejercicio profesional de los Ingenieros Agrónomos y Forestales bonaerenses, sino que además, resulta violatorio tanto de derechos esenciales y/o irrenunciables, como de principios y garantías constitucionales, que oportunamente fueron documentadas ante la Legislatura bonaerense.

Recordamos que la creación del Colegio de Ingenieros de la Pcia. de Bs. As., impulsada por los Centros de Ingenieros de la Pcia. de Buenos Aires agrupados en UPIBA, se produjo hace ya 30 años en el marco legislativo del primer gobierno democrático con una marcada visión federalista e integradora de todas las Ingenierías. El Estado provincial legisló, en aquel entonces, dando vida a nuestro Colegio de Ingenieros de la Pcia. de Bs. As. en base a los principios y la doctrina que rigen las leyes colegiales de todas las profesiones llamadas liberales en nuestra provincia con la responsabilidad de administrar los registros profesionales por profesión y no por actividad. De ese modo el ex-CPI (Ley 5140/47) se transformó en cuatro Colegios, el de Ingenieros, el de Arquitectos, el de Técnicos y el de Agrimensores.

En nuestro país rige un sistema constitucional federal donde cada provincia reserva para sí facultades explicitadas en su propia Constitución que no son delegadas a la Nación. Es por ello que los Colegios y Cajas Profesionales junto al Estado de la Provincia de Buenos Aires resistieron las políticas desregulatorias impulsadas por el estado nacional al principio de la década del 90 que pretendían imponer las reglas de mercado eliminando las Cajas y Colegios Profesionales y sus consecuentes leyes arancelarias, dando rango constitucional a dichas entidades en las reformas introducidas en el año 1994 en la Constitución de la Pcia de Buenos Aires, políticas que quizás no siguieron todos los otros estados provinciales.

Si bien en todos estos años ha habido intentos legislativos vinculados a la creación de Colegios que regularan algunas de las especialidades, el Estado Provincial fiel a los principios antes mencionados no les dio cabida. Por ello estos nuevos hechos, en que se intenta crear un Nuevo Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales, ameritan que el Gobierno Provincial exprese con claridad si su pretensión es modificar los preceptos que hasta hoy han regido la vida institucional de los Colegios y Cajas profesionales.

El nuevo Proyecto de Creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales tal cual lo hemos señalado en las Comisiones de la Honorable Cámara de Diputados, no solo se aleja de estos principios jurídicos, sino que resulta violatorio de derechos constitucionales, como es entre otros, el de la Seguridad Social otorgado por el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y especialmente garantizados en los artículos 40 y 41 de la Constitución Provincial. Hecho que suscitó el aval del resto de los Consejos y Colegios Profesionales de la Provincia de Buenos Aires agrupados en el Foro Interprofesional de Mar del Plata, al igual que de otras localidades y de nivel provincial, lo que también hicieron propio las Cajas de Previsión Social Profesionales de nuestra provincia.

Los Ingenieros Agrónomos participan activamente de la vida institucional del Colegio, de hecho desde su creación muchos ocuparon cargos electivos en todos sus los estamentos. En el año 1996 se creó el primer y hasta ahora único Departamento por Especialidad (art 75 de la Ley 10416 y sus modificatorias) donde los Ings Agrónomos pueden elegir libremente en toda la provincia de Buenos Aires a los dirigentes que mejor los representen para debatir, proponer, tratar, representar a sus pares y asesorar al Consejo Superior en temas relativos a su especialidad y a los objetivos de la Institución. En el año 2007, impulsada por el Colegio, se promulgó la Ley 13686 modificadora de la Ley 10416 elevando a 7 los miembros del citado cuerpo a fin de ampliar aun más la representación.

A lo largo de la vida institucional del Colegio se han realizado muchos esfuerzos e ingentes gestiones ante la comunidad y las distintas administraciones provinciales, relacionadas con la jerarquización de la actividad de los Ings. Agrónomos en nuestra Provincia. Entre las más destacadas podemos señalar:

a) Firma de un Convenio con la Dirección de Sanidad Vegetal (1992) para la implementación efectiva de la Receta Agronómica (Ley de Agroquímicos 10699) donde nuestro Colegio efectuó la impresión de las Recetas Agronómicas (a su cargo) asumiendo la responsabilidad de administrar el suministro de las mismas a los Ingenieros Agrónomos matriculados, únicos Profesionales habilitados para emitir dicha Receta en nuestra Provincia.

b) Defensa del derecho a la actividad de Ingenieros Agrónomos en el territorio de la Pcia. de Bs. As. en los estrados judiciales ante la Acción Declarativa promovida por el CPIA con la causa Cadoppi c/Provincia de Bs. As” con sentencia de la SCJBA (1997) reclamando su derecho al ejercicio profesional en territorio de la Pcia. de Bs. As. con su propia matrícula (mal llamada «Nacional») con la clara pretensión de quedarse con el trabajo de los Ingenieros bonaerenses.

c) Firma de Convenios con el Ministerio de Asuntos Agrarios (2006) para la Implementación del Plan Forrajero, con la Presidencia de INTA (2009) e innumerables gestiones realizadas ante los organismos de control del estado a modo de exigir la presencia profesional habilitado en las empresas que fabrican y venden agroquímicos, de CATEM y otros, sumado a las acciones de fiscalización territorial promovidas por los Distritos del Colegio en cada uno de sus jurisdicciones.

d) A través de su Departamento de Ingeniería Agronómica se ha proyectado su presencia y participación en la comunidad provincial organizando Congresos Provinciales, Distritales, participando en eventos, en la Federación Argentina de Ingeniería Agronómica y a través de esta Federación en la Federación Panamericana de la Ingeniería Agronómica y la Federación Mundial de Ingenieros Agrónomos, se ha participado a lo largo de estos años en el debate legislativo de distintos proyectos de Ley (Ley de Suelos, Ley de Caja Previsional, etc.) y más recientemente los proyectos de la Ley de Caja Previsional de Ingenieros, y la de Agroquímicos bregando para que el Ingeniero Agrónomo sea eje central de esta Ley en contra de otras corrientes que intentan suplir la presencia de la Ingeniería por idóneos u otros títulos alternativos que no tienen la jerarquía suficiente para otorgar seguridad pública al riesgo ambiental y a la inocuidad alimentaría.

e) Ante el amparo requerido por organizaciones ambientalistas a la Ordenanza MGP 21296 del Programa de Desarrollo Rural Sustentable, realizamos la presentación ante la Suprema Corte de Justicia de la PBA quien nos reconoció como “Amicus Curiae”, en ese caso incorporando información técnica demostrativa de los procedimientos profesionales de la Ingeniería Agronómica que acreditan la seguridad ambiental y la inocuidad alimentaria.

Estamos ante a un mundo en permanente cambio que cada vez requiere más de la interdisciplinariedad. Las distintas especialidades de la Ingeniería se interrelacionan entre sí en todos los ámbitos, obras, servicios, producción, cada vez se requiere más de la participación conjunta de los Ingenieros en Alimentos, Químicos, Agrónomos, Hidráulicos, Informáticos, en Sistemas, Mecánicos, Electrónicos, en Comunicaciones, Electricistas, Industriales, Ambientales, Laborales, Textiles, Aeronáuticos, Navales, Pesqueros, en Construcciones, Civiles, etc. etc. etc., disciplinas todas regidas por leyes físicas, químicas, biológicas, tecnológicamente diferentes pero con un objetivo común, proponer soluciones a los males endémicos de nuestra época, la exclusión social, el hambre, mejorando la calidad de vida de las personas, enormes desafíos en un mundo donde los vertiginosos cambios tecnológicos que nosotros mismos producimos ponen en riesgo incluso hasta vida útil de nuestras mismas especialidades.

Ante las sostenidas intenciones de dividir nuestro Colegio, los Ingenieros que ejercemos la profesión día a día dentro del imperio de la Ley, entendemos que nuestro desafío presente es crecer y trabajar juntos por un Colegio fuerte, inclusivo de todos los INGENIEROS cualquiera sea su especialidad, convencidos que nos une la moderna definición de la Ingeniería: «La profesión en la que el conocimiento de las ciencias matemáticas y naturales adquirido mediante el estudio, la experiencia y la práctica, se aplica con buen juicio a fin de desarrollar las formas en que se pueden utilizar de manera económica, los materiales y las fuerzas de la naturaleza en beneficio de la humanidad.»

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta