Mirador Virtual Mobile

La Defensoría del Pueblo declaró de su interés a la obra El Legado

La Defensoría del Pueblo declaró de su Interés a la obra teatral EL LEGADO, de Merceditas Elordi, con actuación unipersonal de la autora y con dirección de José Toccalino, por contribuír a la construcción y mantenimiento de la memoria colectiva acerca de los trágicos hechos ocurridos en nuestro país vinculados a la desaparición de personas.

La obra se viene poniendo en escena en el teatro Cuatro Elementos, y es una historia de ficción inspirada en historias reales de madres y abuelas que han perdido a sus hijos y nietos durante la última dictadura militar.

El personaje de la obra (Carmen) interpela al espectador y lo hace partícipe de su historia, pasando como un recuerdo vivo por todas las etapas de la búsqueda. Así, vemos a una mujer joven, fuerte, intuitiva y decidida, a una mujer de más de sesenta años que comparte su experiencia y tu templanza, a la abuela de más de setenta que es capaz de reírse de sí misma y que sigue bailando su optimismo llena de esperanza, hasta llegar a la mujer ya anciana, con momentos de lucidez, que necesita pasar la posta, porque ya no puede seguir. Le esperanza la acompaña hasta el final, porque tiene la certeza de que alguien va a recibir su legado.

Al respecto nos dice Elordi “Así fue que decidí comenzar a indagar. Tenía que entrar en contacto directo y personal con madres que busquen a sus hijos y abuelas que busquen a sus nietos. Tenía que construir una historia de ficción, pero con la singularidad concreta de la realidad. No bastaba con leer testimonios, datos biográficos, aunque estos datos contribuyeran a la historia. Me acerqué a Abuelas, delegación Mar del Plata, conversé íntimamente con algunas de ellas, con Ledda, Emilce, con Fabián (hijo de Ledda), Adriana, secretaria de la institución y que busca a su mamá y a su hermano. Entré a sus mundos, a sus historias, a sus intimidades. Conocí a Marta y Susana, hermana y madre de Juan Carlos, desaparecido, quienes me abrieron su casa y sus corazones armenios. Vi álbumes familiares, supe de sus gustos, sus creencias, su música preferida, su presente….Construí un personaje de ficción, Carmen, que tiene algo de cada uno de ellos y también mucho de mí misma”.

 

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta