Mirador Virtual Mobile

La guerra en la AFA está declarada: Tinelli tiene banca y Segura se resiste

El vicepresidente de San Lorenzo consiguió mucho apoyo para su candidatura a la presidencia.

Y se armó nomás. Se veía venir, pero no así. Se vienen acusaciones cruzadas y barbaridades varias. Marcelo Tinelli de un lado; Luis Segura y los que no quieren un cambio en AFA del otro. La guerra está declarada.

Martes al mediodía en el centro de la ciudad. Reunión en un hotel. Tinelli junta de mínima 20 votos de 44 para que le den el okey para presentarse como candidato a presidente de la AFA en octubre. De repente, en la reunión, aparece Gabriel Mariotto, el vice gobernador de la provincia de Buenos Aires, y todo empieza a aclararse. El apoyo del candidato a presidente con más votos en las PASO, Daniel Scioli, aclara situaciones. Los que dudaban ya no dudan.

Termina la reunión y Tinelli declara: «Tengo el aval de 30 clubes». Esa fuerte presencia política termina de inclinar la balanza. La presentación de Tinelli con 10 puntos en un PDF y diapositivas muy bien presentadas no tuvieron impacto comparado con esa presencia.

Martes a la tarde en AFA, reunión de Comité Ejecutivo básica. Se trató un reacomodo del contrato con la marca de la indumentaria que viste a la Selección Argentina y poco más. Puesta en escena que le dicen. En la previa, los opositores a Tinelli se habían reunido una y diez veces para determinar la estrategia para el nuevo escenario. Para colmo Víctor Blanco, presidente de Racing y hombre identificado con La Campora, anunciaba su no presentación a candidato a presidente (tras la presencia de Mariotto, claro).

Martes a la noche. Sale Claudio Chiqui Tapia, principal opositor de Tinelli pero quien de repente se quedó sin candidato a quien respaldar con sus votos del ascenso dada su fortaleza construida desde Barracas Central: «No queremos un presidente que se pinte los labios». Al rato va Luis Segura, el presidente de la AFA con menos poder en la historia de la casa madre del fútbol argentino y dispara: «Me voy a presentar, Tinelli sabe que no puede».

Segura dice ahora lo que no decía la semana pasada. Lo dice porque el grondonismo duro se quedó sin candidato. En unas horas seguramente el actual presidente de la AFA revisará sus declaraciones y retrocederá. No tiene poder ni fuerza para hacerle frente a quienes le dieron el okey para que siguiera en la AFA (el gobierno nacional, hoy representado por los intereses de Scioli con excelente relación con Tinelli).

El escenario cambió. Pero la guerra está declarada. Y esta semana será tremenda. A estar atentos.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta