Mirador Virtual Mobile

La UNMDP participa de un acto en el Senado de la Nación

El Senado de la Nación Argentina, distinguirá hoy alrededor de las 18:30 con la Mención de Honor «Senador Domingo Faustino Sarmiento» a diferentes actores que participaron en la identificación de ex combatientes que yacen en el cementerio de Darwin.
En la ceremonia, se entregará el prestigioso galardón a la periodista Gabriela Cociffi¬, al veterano de Guerra de Malvinas Julio Aro, a la Comisión de Familiares de Caídos en Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur, y al coronel del Ejército Británico Geoffrey Cardozo. En la oportunidad, también se hará entrega de un Diploma de Honor al Equipo Argentino de Antropología Forense.
La Universidad Nacional de Mar del Plata como responsable de la postulación del veterano de Guerra de Malvinas Julio Aro y el coronel del Ejército Británico Geoffrey Cardozo al Premio Nobel de la Paz estará presente en esta ceremonia.

El Consejo Superior de la UNMDP encomendó al Rector llevar a cabo la postulación de Julio Aro y Geoffrey Cardozo al Premio Nobel de la Paz.

El Consejo Superior de la UNMDP encomendó mediante Ordenanza Nº 210 que el Rector de esta casa de estudios Contador Alfredo Lazzeretti llevar a cabo la postulación de Julio Aro y Geoffrey Cardozo al Premio Nobel de la Paz.

La iniciativa fue presentada por la Secretaría de Comunicación y Relaciones Públicas considerando el Testamento que Alfred Nobel dispuso la totalidad de su fortuna para la creación de un fondo para ser “distribuido cada año en forma
de premios entre aquellos que durante el año precedente hayan realizado el mayor beneficio a la humanidad”.

Estos premios estarían destinados a reconocer los mejores aportes en Física, Química, Medicina y Literatura, se destaca el dirigido a distinguir a quienes “…hayan trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y para la celebración o promoción de procesos de paz”.

Los antecedentes y fundamentos expuestos en la propuesta que resumen la semblanza de los postulados,

Geoffrey Cardozo, capitán británico, con 32 años fue enviado a las Islas concluida la guerra para mantener la disciplina y contención de las tropas. Advertido de cada aparición de cuerpos de soldados argentinos, se ocupa personalmente de concurrir al lugar, darles sepultura y, ante la falta de identificación, de registrar minuciosamente la descripción de cada cuerpo y lugar de hallazgo. Luego le es oficialmente encomendada la misión, para lo cual recluta expertos y colaboradores, efectuando una pormenorizada y documentada tarea, cuyos frutos verían la luz décadas después. Organiza y concreta el cementerio de Darwin, “…cuidé y respeté a cada soldado argentino como si mis hijos fuesen los muertos en esa guerra».

Por su parte el Señor Julio Aro, con 19 años, fue uno más de los miles de jóvenes que, sin preparación alguna, envió la Junta Militar gobernante de facto en Argentina a enfrentar a Gran Bretaña en el conflicto desatado por la recuperación de las Islas Malvinas. Allí, no sólo encontró el horror de la guerra sino también la pérdida de compañeros y compatriotas, y, por supuesto, de su joven inocencia. Se encontró luego luchando contra el olvido y la invisibilización de los ex combatientes. Presidió el Centro de ex combatientes de Mar del Plata. Volvió a Malvinas y al enfrentar en el cementerio de Darwin la despersonalizada leyenda de sus compañeros allí enterrados (“Soldado argentino sólo conocido por Dios”) puso manos a la obra para individualizar cada una de esas 121 tumbas. Luego de un encuentro en Londres entre ex combatientes de ambos países, conoce a Cardozo, quien le entrega copia de su minucioso trabajo. Crea la Fundación “No me olvides” en 2009 y con el invalorable aporte de compañeros, la periodista Gabriel Cociffi, logra el compromiso de artistas como Roger Waters, instituciones humanitarias como Cruz Roja y el equipo de Antropología Forense, para encaminarse finalmente al gran objetivo propuesto que aportara paz a su existencia y esencialmente a las familias de aquellos compañeros que descansan en el territorio insular.

El Consejo Superior de la UNMDP estableció también que la instrumentación y seguimiento de esta propuesta será llevada a cabo por la Secretaría de Comunicación y Relaciones Públicas, quedando facultada para todas las gestiones y dictado de las normas que resulten necesarias a tal fin.

Comentarios

comentarios