Mirador Virtual Mobile

Llegó el año del Mundial: ¿Puede Argentina ser campeona del mundo?

La Selección argentina vivió un período muy complicado en los tres años y medio entre Brasil 2014 y Rusia 2018. Este año necesita consolidarse y explotar.

Llegó el 2018. El año del Mundial. Esa competencia con una energía tan especial que nos moviliza a todos. A los muy futboleros y a los no tan futboleros. Pasó volando, o eso me parece a mí, el período entre Brasil 2014 y Rusia 2018. Todo muy intenso y complicado para la Selección argentina durante tres años y medio: cambió tres técnicos (Alejandro Sabella, Tata Martino y Patón Bauza), perdió dos finales de Copa América y sufrió hasta el último partido de las eliminatorias para poder clasificarse.

Con el 2017 se fue un año llenó de dudas y miedos. Porque Argentina estuvo peligrosamente cerca de quedarse afuera del Mundial. Demasiado cerca. A la Selección la salvó una tarde espectacular de Lionel Messi en Quito. La llegada de Jorge Sampaoli, a principios de junio, aportó poco y nada. En un estado de emergencia el nuevo seleccionador también se mostró confundido y desorientado, probando y cambiando todo el tiempo. Y la falta de resultados inmediatos complicó todo mucho más.
Este año tiene que ser el de la consolidación. Sampaoli tiene que darle confianza a un grupo de jugadores y a un equipo. Como dijo el Flaco Menotti en una entrevista con TN Deportivo hace pocas semanas: “Los jugadores tienen que saber con quién van a jugar y cómo van a jugar”.

No será una tarea sencilla la de Sampaoli porque hasta marzo no habrá entrenamientos y partidos, que en definitiva es la única manera de darle forma a un equipo de fútbol. Pero tendrá que aprovechar cada día y dar pasos firmes. Y una vez que tenga la lista de 23 mundialistas deberá sacarle mucho jugo a esos 20 días de entrenamientos previos al Mundial (entre el predio de Ezeiza y Barcelona).

Hoy, es absolutamente arriesgado decir que la Argentina puede ser campeona del mundo. No son muchos los que confían más allá de la ilusión y de la esperanza por el gran plus de tener a Messi. No alcanza con el mejor del mundo si el equipo sigue tan endeble como se ha mostrado hasta ahora. Tiene que mejorar, crecer, y sobre todo explotar en ese bendito mes de competencia, que en el mejor de los casos será de 7 partidos.

Hay una necesidad de creer y confiar. Pero Argentina no llega al Mundial como principal candidata. Eso, en definitiva, no es bueno ni malo porque lo importante es que el equipo logra su plenitud a partir del 16 de junio. Hoy, está por debajo de Brasil, Alemania y España. La clave será el rendimiento individual con el que lleguen sus principales figuras y el funcionamiento colectivo del equipo a partir del debut con Islandia.

Llegó el año del Mundial. Y el gran deseo de todos es ver a una Argentina muy competitiva como se vio en Brasil 2014, donde más allá de gustos y estilos de juego, la Selección llegó a la final y pudo haberla ganado si Higuaín y Palacio hubieran tenido mejor puntería. Esa Argentina de Alejandro Sabella nos representó con hidalguía y seriedad y nos hizo ilusionar con una Copa del Mundo. Ojalá Sampaoli logre lo mismo.

Messi llevará el fútbol a Rusia. Es la luz de esperanza. Muchos sueñan con verlo levantar la Copa en Moscú. Fue uno de los deseos de los futboleros para este año que hoy da sus primeros pasos. ¡El 2018 está entre nosotros: el año del Mundial!

Fuente: amp.tn.com.ar

Comentarios

comentarios

No comments

Deja un comentario

EL TIEMPO
24°
cielo claro
Humedad: 57%
Viento: 4m/s E
Máx: 25 • Mín: 25
27°
Sab
27°
Dom
26°
Lun
30°
Mar
Weather from OpenWeatherMap