Mirador Virtual Mobile

Los adultos mayores de la ciudad: un ejemplo de participación ciudadana

La mayoría de los adultos mayores de 70 años decide votar en las próximas elecciones aun cuando a partir de esa edad no es obligatorio. Su principal razón es el deseo de un cambio para mejorar el país.  Tienen en cuenta el candidato, su proyecto político, la honestidad y credibilidad.

A pocos días de las PASO y debido a la presencia significativa del segmento etáreo de adultos mayores en la estructura poblacional de Mar del Plata, el Observatorio de la ciudad de la Universidad FASTA, se propuso indagar cuál será el comportamiento de los adultos mayores de 70 años en las próximas elecciones. Para dicho trabajo se tuvo presente que en Argentina el voto es secreto, universal (sin que esto implique  que su extensión sea absoluta), obligatorio (a partir de los 18 y hasta los 70 años de edad) e igual  (cada voto es igual a uno).  A partir de los 16 y hasta los 18 y luego de los 70 se goza del derecho pero no en forma obligatoria.

Los objetivos de la investigación son: cuantificar la proporción de adultos mayores de 70 que han decidido participar y ejercer su derecho a sufragar; identificar los motivos por los cuales toma la decisión de hacerlo y caracterizar su comportamiento en relación a los aspectos que tienen en cuenta al decidir el voto.  Finalmente, se trató de establecer los temas fundamentales a nivel nacional y municipal, según la percepción de los encuestados, que debieran ser considerados prioritarios en la agenda del próximo gobierno.

Perfil de la muestra

La muestra integrada por 347  adultos mayores de 70 años residentes en la ciudad de Mar del Plata se caracterizó por un perfil donde la mayoría es de sexo femenino, la edad promedio de 77,26 años con una variación de ± 6 años y diversos niveles de educación aunque en su mayoría con nivel primario.

Comportamiento electoral

Según los datos arrojados por la investigación, mayoritariamente (63%) de los encuestados manifiestan que asistirán a votar en las próximas elecciones.  Menos del 30% dice que no lo hará y menos del 10% no lo sabe aún.

En tanto, la principal razón mencionada por quienes votarán es el deseo de participar en un proceso que se oriente a un cambio para mejorar el país.  Le siguen la importancia del derecho al sufragio y el placer  como otros  motivos más mencionados para justificar la decisión de hacerlo efectivo.

Quienes manifiestan que no votarán lo hacen principalmente por sentir una cierta decepción, porque creen que  hay corrupción y no confían en la honestidad de los políticos en general.

Las razones aludidas por quienes no saben si asistirán a votar son: la movilidad; no encontrar propuestas y candidatos convincentes; por las pocas ganas;  por cuestiones de salud; porque aún no  lo decidieron; porque siempre los han defraudado, por el frío y por razones personales.

En relación a los temas que estiman prioritarios y que debieran ser incluidos necesariamente en la agenda del próximo gobierno, en lo fundamental, coinciden a nivel nacional y municipal: inseguridad, salud, educación, inflación, desempleo, aumento de las jubilaciones, desempleo, justicia y corrupción. En el ámbito municipal, además de estos temas se incluyen: la formación de la nueva policía municipal; la presencia policial en la ciudad; el cuidado de la higiene y la seguridad de los espacios públicos; la desocupación en los jóvenes y la falta de cultura del trabajo; la falta de valores; el acceso a agua potable gratis;  poner normas que regulen la circulación de bicicletas y peatones en las veredas de la costa.

Por su parte, los ciudadanos que votan lo harán  mayoritariamente teniendo en cuenta al candidato y al proyecto político.  Se advierte que no responden al perfil del denominado “simpatizante político”  entendido como el ciudadano que vota siempre al mismo partido.

A partir de la consideración analítica  de los datos aportados por la muestra se puede afirmar la importancia de la credibilidad como motor a la hora de la elección. En efecto, los mayores porcentajes se concentran en las afirmaciones que incluyen esta referencia: voto por quienes creo son más honestos;  por quien creo que va a realizar lo que propone.

Es interesante también destacar que más de la mitad de los ciudadanos consultados votan buscando un  cambio y esto resulta coherente con la razón más mencionada a la hora de decir por qué irán a votar quienes han decidido hacerlo:  para mejorar el país y para apoyar un cambio que mejore al país.

Las diferencias en relación al sexo no son estadísticamente significativas, en cambio, sí lo son según edad: a mayor edad disminuye la proporción de adultos mayores que  votarán.

Se puede concluir que, el porcentaje de ciudadanos mayores que decide votar para ejercer su derecho y no por deber, es significativo y constituye un rasgo interesante de la cultura política democrática de, al menos, este segmento de la población en nuestra ciudad.

 

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta