Mirador Virtual Mobile

Los argentinos dejaron de tener un nivel «alto» de inglés y el país bajó 6 puestos en un ranking

Lo afirma un nuevo estudio, que compara el dominio del idioma entre adultos de 80 países. La Argentina sigue siendo el mejor de América Latina en comprensión oral y lectura

Hay una buena y una mala noticia. La buena: los argentinos siguen siendo los latinoamericanos que más saben inglés. La mala: en el último año el país bajó 6 posiciones en un ranking mundial sobre el dominio de ese idioma: pasó del puesto 19 al 25 en términos globales. Y lo peor: descendió desde el nivel “alto” al “moderado” en el manejo de esa lengua. El actual es el puesto más bajo que ha tenido la Argentina desde que se toma este test, que ya lleva 7 años.

La diferencia entre los países de la región se acorta cada vez más y la distancia que separa al primero (Argentina) con respecto al último (El Salvador) resulta cada vez más exigua, según los autores del ranking EF English Proficiency Index (EPI), que serán presentados mañana en Buenos Aires.

El ranking EF EPI se elabora a partir de una prueba estandarizada que se toma a más de un millón de personas adultas de 80 países, en forma online. Mide las habilidades en la comprensión oral y de lectura en inglés, según lo establecido por el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER).

Los autores del estudio reconocen que la muestra “no es representativa”, porque no todo el mundo tiene acceso a Internet, o motivación para hacer el test, entre otras cosas. Y esta es una de las críticas que recibe por parte de algunos expertos. Sin embrago, es la única información comparada que existe a nivel global sobre el dominio del inglés y por eso es tenida en cuenta cada vez más por los especialistas.

El ranking entrega una enorme cantidad de datos de cada uno de los países participantes. La Argentina, por ejemplo, volvió a quedar primera de América Latina en el dominio del idioma, de entre 15 países relevados. Supera a vecinos como Brasil (41), Uruguay (43) y Chile (45), e incluso a europeos como España (28), Francia (32) e Italia (33). El “top five” quedó este año para Holanda, Suecia, Dinamarca, Noruega y Singapur.

“​El nivel de inglés de los argentinos es muy bueno. Lo que puede estar sucediendo es que estemos retrasados en la metodología»

Roberto Villarruel. Director del Centro Universitario de Idiomas (CUI)

La Argentina tiene una larga tradición en enseñanza del inglésy eso lo hace estar a la vanguardia de la región. Además, el inglés está presente en la cultura argentina, coinciden los especialista. Pero no sería suficiente para la exigencia del mundo globalizado actual. Y se requiere mayor actualización en las metodologíasde enseñanza, creen algunos de ellos.

Como ya es habitual en estos estudios, la Argentina volvió a mostrar desigualdades internas. Las regiones pampeana y patagónica presentaron los niveles más altos de inglés, por sobre las regiones Noreste, Cuyo y Noroeste que tienen nivel moderado.Neuquén, Rosario y La Plata son las ciudades con mejor nivel (alto); las siguen Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mar del Plata con nivel moderado.

Las mujeres argentinas hablan inglés mejor que los hombres, algo común en el resto del mundo.

Los argentinos dejaron de tener un nivel "alto" de inglés y el país bajó 6 puestos en un ranking

Clase de inglés. En una escuela pública porteña. La Ciudad es uno de los pocos distritos en donde se enseña inglés desde primer grado.

“Los resultados de este año nos sorprenden: después de cuatro años la Argentina vuelve a caer en su nivel. No es un secreto la estrecha relación entre el aprendizaje de un idioma y la enseñanza a temprana edad. Los países con mejores niveles de inglés empiezan su enseñanza y práctica desde el nivel maternal y primario”, dijo a Clarín Elinel Atencio, directora de la sede local de EF Education First.

“Nos sorprendió el resultado de Argentina. El idioma debe enseñarse desde el nivel maternal y primario. Los países con mejor nivel de inglés empiezan a temprana edad.»

Elinel Atencio. Directora de la sede local de EF Education First

Atencio destaca, de todos modos, que la Argentina sigue siendo el país de más alto nivel de inglés en América Latina, “lo cual hace el mercado laboral interno más competitivo”.

 

“Por nuestra experiencia, el nivel de inglés de los argentinos es muy bueno. Pero lo que sí puede estar sucediendo es que estamos retrasados metodológicamente. Ahora se enseña cada vez más con nuevas tecnologías, redes sociales, pizarras interactivas, una combinación de dispositivos, software e informática, que en la Argentina resulta difícil de acceder por los costos y, además, hay cierta resistencia por parte de los alumnos. Tal vez esto explique los resultados”, le dijo a Clarín Roberto Villarruel, director del Centro Universitario de Idiomas (CUI), el instituto de idiomas para adultos más grande del país.

Para Ariel Fiszbein, autor de un reciente informe sobre las políticas de enseñanza del inglés en la región, al nuevo ranking hay que tomarlo “con cautela”. Fiszbein señala que un posible motivo de la caída en la posición global de Argentina sea que ahora hay más gente demandando por estudiar inglés y, por lo tanto, sean personas con menos conocimientos los que contestaron la prueba estandarizada. “Es una hipótesis”, aclara.

“Fuimos los primeros de la región en tener una formación docente específica y una cobertura alta. Pero en las últimas décadas, países como Chile, Colombia o Uruguay empezaron a implementar programas con parámetros internacionales más actuales, en asociación con organismos de los EE.UU. y Gran Bretaña”, señala Cristina Banfi, del Ministerio de Educación porteño. Para esta experta la Argentina tiene ahora como “asignatura pendiente” lograr “un punto de encuentro entre la tradición que tenemos y las tendencias que se manejan hoy en la enseñanza del idioma en el mundo”. “Es positivo aprender lo que pasa en el mundo para pensar nuevas alternativas”, dice.

Afirman que falta una política de enseñanza y en las escuelas hay muchas desigualdades

Los argentinos dejaron de tener un nivel "alto" de inglés y el país bajó 6 puestos en un ranking

Clases de inglés en una escuela primaria de la Ciudad. foto Gerardo DellOro

Este año se conocieron dos estudios que cuestionan la forma en que se enseña inglés en el sistema educativo argentino. Un informe internacional mostró que la Argentina es el único país de la región que no tiene la enseñanza del inglés como prioridad educativa, que no definen currículas específicas, y no tiene esquemas de evaluación y de formación de los docentes. Además, el último Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la UCA reveló que hay una gran brecha en la enseñanza. En las escuelas públicas sólo la mitad de los chicos tiene idiomas, frente al 90% que aprende inglés en las privadas. Los alumnos pobres son los que menos acceso tienen.

El primero de los estudios -”El aprendizaje del inglés en América Latina”- fue elaborado por un grupo de especialistas convocados por “El Diálogo Interamericano”, con sede en Washington, y con el apoyo de la empresa Pearson. Estos expertos relevaron cómo se está enseñando el inglés en diez países de la región. Y observaron que mientras la mayoría ya asignan recursos específicos, definen currículas o esquema de evaluación y formación docente, nuestro país no avanzó significativamente en ninguno de estos aspectos.

 

“Argentina y Brasil son los únicos dos países de la región que no tienen una política integral de educación del inglés a nivel nacional, pero Brasil ha dado pasos adelante desde el Ministerio de Educación y terminaron definiendo al inglés como una prioridad educativa”, le dijo a Clarín Ariel Fiszbein, director del Programa de Educación del Diálogo Interamericano y uno de los autores del informe.

El informe destaca las falencias en el nivel de los profesores de inglés de la región. Afirma que Costa Rica y Chile tienen los docentes mejor preparados y que es “muy alto” el porcentaje de profesores con un nivel más bajo del esperado en toda la región.

El informe de la UCA, en tanto, hace referencia a las asignaturas pendientes que tiene la Argentina con respecto a lo que establece la Ley Nacional de Educación, de 2006. En el punto sobre el “déficit en la enseñanza de idioma extranjero en educación primaria” (la ley dice que tiene que ser obligatoria en primaria y secundaria), se advierte que este indicador venía mejorado entre 2010 y 2013, pero a partir de ese año volvió a caer.

“Hubo un esfuerzo por parte las distintas provincias para llegar con inglés a las primarias, pero lo que se ve es que no se pudo sostener en el tiempo”, dijo Ianina Tuñón, coordinadora del estudio de la UCA.

 

La experta puso el acento en un dato más preocupante aún: cuando se analiza el déficit de acuerdo al origen social de las familias se ve que los chicos de los sectores muy bajo y bajo son los que menos idioma tienen en sus escuelas. “Esto muestra que la desigualdad no es solo entre chicos que van a escuelas públicas y privadas, sino que entre los que van a escuelas públicas también hay diferencias: los alumnos más pobres son los que menos inglés tienen”, afirmó Tuñón.

La escasez de jornada extendida -que llega sólo al 8% de los alumnos de primaria en el país- es el principal motivo de esta situación, porque en la mayoría de los casos es a contraturno cuando se enseña el idioma. “Los chicos de clase media suelen ir a institutos de inglés, pero los pobres por lo general no hacen nada fuera del colegio. Y hasta tienen pocas oportunidades de jugar en espacios públicos. La escuela es un lugar central en estos hogares”, dijo Tuñón.

Desde el Ministerio de Educación nacional afirman que “la enseñanza obligatoria de una segunda lengua es un tema central en la agenda educativa actual” y que “la Subsecretaría de Innovación Educativa lleva adelante un proyecto que consiste en un entorno virtual para la enseñanza de inglés que permite el aprendizaje y la práctica del idioma con enfoque en habla y pronunciación, lectura, escritura y gramática”.

Cada provincia tiene su propia normativa

La enseñanza de inglés en las escuelas primarias públicas es muy desigual en la Argentina. Cada provincia tiene su propia normativa y mientras que en algunos distritos forma parte de la currícula desde primer grado hay otros en los que el idioma recién se introduce en la secundaria. El Barómetro de la UCA refleja estas diferencias. Mientras que en Capital el déficit de enseñanza de idioma en la primaria es del 12,2%, en el Conurbano es de 37,3% (más del doble). Y en el interior llega al 49%.

Capital y Corrientes están entre los distritos donde la enseñanza del idioma arranca en primer grado. La Ciudad lo ofrece desde 2009. Además, hay 26 escuelas plurilingües. En Provincia, el idioma se dicta a partir de cuarto grado. Hay algunas escuelas que tienen proyectos pedagógicos que dan inglés desde primero.

En las escuelas públicas de Mendoza se enseña desde séptimo grado. Son dos horas semanales. La enseñanza de inglés en San Luis es extracurricular en las escuelas públicas primarias. En Chubut no hay inglés en la mayoría de las escuelas públicas.

 

 

 

Fuente: Clarin

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta