Mirador Virtual Mobile

Los mejores libros para regalarle a niños y adolescentes en Reyes

Desde historias llenas de aventuras y magia a libros sobre mascotas y hasta poesía para los más pequeños, una selección de libros editados en 2015 en Argentina que tienen todo para ser un gran regalo

 

Los álbumes

Doña Elba, de Mariano Díaz Prieto y editado para Adriana Hidalgo, en su colección Pípala. Un hallazgo, no solo por la historia que cuenta, sino por cómo la cuenta. Doña Elba y su mundo, mágicos, y el libro, sin palabras…

¿Qué tal sí…?, de Anthony Browne, traducción a cargo de Laura Emilia Pacheco y editado por Fondo de Cultura Económica. Browne, ícono de los libros álbumes, trae en esta oportunidad algo que a todo niño puede sucederle: el temor a lo desconocido y su consecuente sorpresa. Encantador.

El día que los crayones renunciaron, de Drew Daywalt y Oliver Jeffers, traducción de Susana Figueroa y editado por Fondo de Cultura Económica. ¿Qué sucedería si un día la caja entera de crayones se amotina contra el niño y renuncia? Eso le sucedió a Duncan. Con una estética impecable, este libro es digno de regalar, de observar y disfrutar una y otra vez.

Los originales

Un libro en tamaño real, de Jorge Doneiger, fotografías de Marcelo Setton, David Sisso, Guido Chouela y editado por pequeño editor. Este libro informativo, con un arduo e increíble trabajo de edición, es una sorpresa que trae como plus un montón de datos interesantes. No dejen de conseguirlo.

Botánica poética, de Juan Lima, editado por Calibroscopio. Un libro de poesía para niños puede sonar ñoño, pero este libro, que no tiene nada de niño ni de ñoño es, tanto estéticamente como literariamente, una maravilla. Sus imágenes oscilan entre lo sabroso y lo bello. Interesantes sensaciones para un libro que sorprende.

Para no tan chicos

No confíes en tu suerte, antología de Olga Drennen, ilustraciones de Pablo Tambuscio, editado por Quipu. Los libros de misterio suelen ser entretener a través de la piel de gallina, lo que en la infancia y la adolescencia generan un vértigo por demás. Germán Cáceres, Olga Drennen, José Montero, Mercedes Pérez Sabbi y Franco Vaccarini son los responsables de ese desafío.

La cuchara sabrosa del profesor Ziper, de Juan Villoro y Rafael «el Fisgón» Barajas, editado por Fondo de Cultura Económica. Una nouvelle que habla de algo tan básico y necesario como laalimentación, cuyos personajes, en pos de esta cuestión, se enfrentan a otros problemas.

La velocidad de la música, de Andrea Ferrari y editado por Alfaguara Juvenil. Este es el primer libro de la saga Sol de noche, que relata los avatares de Sol, una joven periodista, cuya historia personal, además, se ira resolviendo a lo largo de los sucesivos volúmenes. Un libro que no se puede dejar.

Las marcas de la mentira, de Andrea Ferrari, segundo volúmen de Sol de noche, editado porLoqueleo. Sol, ya establecida como periodista, comienza a investigar la caída de un auto en la Patagonia, mientras intenta resolver qué pasó con la muerte de su madre. Atrapante, una vez más.

Los informativos

¿Qué es la verdad?, de Antje Damm, editado por Iamiqué. Esta autora alemana no para de sorprender con sus libros filos(ófic)os. Esta vez, se mete con la mentira y la verdad. Un libro para pensar.

¿Por qué los gatos? Lila Prap, editado por unaLuna. Los felinos poseen un magnetismo y un aura de misterio que los hacen por demás interesantes y dignos de múltiples interrogantes en torno a ellos. Con ilustraciones simples pero coloridas este libro intenta dar cuenta de por qué los gatos…

Los «más lindos»

Bigudí, de Delphine Perret y Sebastien Mourrain, traducción a cargo de Delfina Cabrera y editado por Limonero. El vinculo entre la señora Bigudí, su perro Alfonso y su vida son los tópicos que atraviesan un libro digno de tener en la biblioteca.

Los equilibristas, de Nicolás Schuff, ilustrado por Pablo Picyk y editado por Edelvives. Una historia que transita la vida de los hermanos Berto en el circo. Habla del amor y de la magia que transcurre en ese mundo. La estética acompaña en los mínimos detalles hasta en los brillitos de la tapa.

Un hueco, de Yael Frankel y editado por Calibroscopio. Nunca una pérdida fue relatada con tanto lirismo y estética como en este libro. Ya lo recomendé a quien lo transitó. De los libros más profundos de los últimos tiempos, narrado con mucho amor.

Sinsentidos comunes, de Ezequiel Zaidenwerg, ilustrado por Raquel Cané y editado por Bajo la luna. Estrictamente no es un libro infantil, pero el desparpajo de sus poemas lo hacen especial para los jóvenes que lo lean. El título es un franco homenaje al fundador de los limericks, Edward Lear. Las ilustraciones merecen una mención aparte.

No hay un momento único para leer, pero todavía hay tiempo para escribirle a los Reyes y guardarlos para las vacaciones.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta