Mirador Virtual Mobile

Malestar y fuertes críticas del Gobierno contra el juez que cedió a las condiciones de los mapuches

El juez subrogante de Bariloche, Gustavo Villanueva, negoció con los activistas para ingresar al predio tomado y hacer las pericias tras la muerte del joven Rafael Nahuel. Bullrich y Garavano ratificaron que «se intervendrá cuando haya una violación abierta a la ley». Crece la tensión en la Patagonia

Crece el malestar en el Gobierno contra el juez subrogante de Bariloche, Gustavo Villanueva, quien ordenó el operativo de desalojo en Villa Mascardi, pero que al mismo tiempo negoció condiciones especiales con los violentos integrantes de la comunidad para actuar e ingresar al predio usurpado para hacer las pericias tras la muerte del joven Rafael Nahuel.

Los ministros Patricia Bullrich, de Seguridad, y Germán Garavano, de Justicia, ambos coincidieron en que el Gobierno no permitirá reclamos territoriales ilegales de pueblos originarios y prometió que «la violación de la ley en la Argentina tiene y va a tener consecuencias».

Las circunstancias de la muerte del joven mapuche son investigadas por un juez de Bariloche, que en las últimas horas desactivó una orden de captura sobre otras diez personas.

Rafael Nahuel murió el sábado a causa de un balazo ascendente en un glúteo, que afectó órganos vitales y que provino de una pistola 9 milímetros, según dijeron médicos forenses de la Policía de Río Negro, a cargo de la autopsia, cuyos resultados serán dados a conocer en los próximos días.

Villanueva ordenó el secuestro de las armas y teléfonos celulares de todos los efectivos que participaron del operativo, iniciado el jueves en un terreno cercano al Lago Mascardi -reivindicado como ancestral por el pueblo originario- y que continuó el sábado con una persecución contra 10 mapuches que habían escapado del desalojo.

En las últimas horas, además, el magistrado desactivó el operativo de búsqueda de ese grupo y ordenó el inicio de peritajes en Villa Mascardi, tras haber otorgado un tiempo de «duelo» a la comunidad por la muerte de Nahuel.

Ayer, durante la conferencia de prensa ofrecida en conjunto, Bullrich consideró que el juez «está perdiendo bastantes días» al tomar la decisión de no ingresar al lugar para realizar peritajes y permitir así un período de duelo a la comunidad mapuche.

«Si hay alguien que dice que no se puede entrar a una parte del territorio, nosotros entraremos a todas las partes del territorio argentino; no tenemos ningún límite más que los límites de la Constitución», remarcó la ministra.

En este contexto, Luis Pilquiman, coordinador del parlamento Mapuche- Tehuelche de Río Negro Mesa Andina, aseguró que hay «muchas inexactitudes» en lo que se dice. «No es cierto que nosotros no dejamos entrar al juez, fuimos los primeros que le dijimos que ingrese para tomar las pericias lo antes posible porque acá corre viento y se pueden borrar las huellas. Estamos esperando que nos diga qué día y a qué hora va a entrar», aseguró en diálogo con el periodista «Nacho» Girón por Radio Delta.

De acuerdo con un informe de Prefectura, el jueves ocurrió un «enfrentamiento» en Villa Mascardi con «un grupo violento» en el que murió el joven.

«Cada vez van a quedar menos pruebas porque en el lugar están todavía los grupos violentos», alertó Bullrich en una conferencia de prensa en la que declaró que los mapuches usaron «armas de grueso calibre».

En tanto, el jefe de los senadores del PJ, Miguel Angel Pichetto, advirtió que «es totalmente inadmisible» la metodología de grupos como el RAM (Grupo de Resistencia Ancestral Mapuche) que «desconocen la nacionalidad, la soberanía y la ley», y aseveró que «hay actitudes de violencia que se vienen agravando» y que requieren «la intervención del Estado» a través del «diálogo».

«Va a haber que trabajar muy fuerte e incorporar mecanismos de diálogo para resolver cuestiones que pueden ser legítimas, pero que deben canalizarse a través de mecanismos pacíficos», declaró el senador por Río Negro en declaraciones a FM Milenium.

Por su parte, el Obispado de Bariloche emitió un comunicado en el que se solidarizó con «el dolor de los familiares» y con los heridos de bala.

«Lamentamos profundamente la muerte de Rafael Nahuel de la comunidad Lafken Winkul, por lo que sabemos hasta ahora, fruto del accionar de las fuerzas federales en un operativo ordenado y supervisado por el juzgado federal de Bariloche», sostuvo el texto del Obispado, a cargo de Juan José Chaparro Stivanello.

 El obispo participó de una comitiva que acompañó al juez al lugar en el que ocurrió el desalojo y luego de cuatro horas de diálogo con representantes de la comunidad Lafken Wikul Mapu, Villanueva resolvió poner fin al operativo de búsqueda de los mapuches que escaparon el jueves y permanecieron escondidos en las montañas. Ese día, luego de recibir un tiro en una nalga, el joven fue bajado en andas de la montaña por Lautaro Alejandro Gonzáles y Fausto Horacio Jones Huala, dos mapuches luego detenidos.

La abogada de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu y miembro de la APDH Natalia Araya aseguró que «por creencias los mapuches no utilizan armas de fuego sino que cuando han tenido que defenderse lo han hecho con piedras».

«Lo que los miembros de la comunidad nos cuentan es que el sábado ellos se encontraban en la montaña y, en un determinado momento, cerca de las 16, fueron sorprendidos por personal de Prefectura que comenzó a correrlos a los tiros, sin darles la voz de alto y disparándoles», aseveró Araya en declaraciones radiales.

Lago Mascardi, dentro de Parques Nacionales

Lago Mascardi, dentro de Parques Nacionales

La abogada negó que exista vinculación entre la comunidad Lafken Winkul Mapu y el grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM): «La RAM no tiene absolutamente nada que ver en esto. Esta comunidad no pertenece el RAM», aseveró. Sin embargo, es conocida la relación entre su líder, la activista radicalizada Moira Millán, y el RAM. Ambos comparten la idea de «recuperar territorios» a cualquier costo.

El conflicto en Villa Mascardi se inició luego de que el 10 de noviembre último la Administración de Parques Nacionales denunció la «usurpación» de tierras por parte de 16 familias de la Lof (comunidad) Winkul Mapu en un predio que forma parte del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta