Mirador Virtual Mobile

María Eugenia Vidal: «No podemos tomar a los chicos de rehenes y poner como fecha límite el comienzo de clases»

La gobernadora bonaerense sostuvo que, desde hace años, cada vez más familias eligen la escuela privada sobre la pública y llamó a «cambiar la lógica de la discusión»

En la apertura de las sesiones ordinarias en la Legislatura bonaerense, la gobernadora María Eugenia Vidal le dedicó buena parte de su discurso a la educación y, en especial, al conflicto con los gremios docentes. Las paritarias, todavía sin definición, ponen en riesgo el comienzo de clases el próximo lunes.

«No podemos seguir dialogando sobre qué es lo mejor para los chicos pensando que para eso hay una fecha límite. Y menos si tomamos que esa fecha límite es el inicio de clases que pone de rehenes a los alumnos y que cada febrero hace que los padres sigan sufriendo la incertidumbre de no saber si van a empezar las clases a tiempo o no», dijo Vidal.

La gobernadora aseguró que le dedicará «todo el tiempo que sea necesario para acordar la reforma profunda que necesita el sistema educativo bonaerense». También comparó la situación con otros 36 gremios que representan a los trabajadores estatales. «Ninguno tiene una fecha límite. No puede ser solo el salario lo que tenemos que discutir», expresó.

Sobre el salario, dijo que en su gestión los maestros «no perdieron poder adquisitivo» más allá de la inclusión o no de cláusula gatillo. «El año pasado, después de 17 días de paro, los docentes terminaron cobrando el mismo aumento que el resto de los trabajadores de la Provincia que no hicieron paro y que acordaron su paritaria en diciembre de 2016», indicó.

En la última reunión paritaria, el gobierno de Vidal mantuvo la propuesta de aumento del 15%, pero agregó una cláusula de revisión. En su discurso, aseguró que cuidarán el poder adquisitivo de los docentes y llamó a poner en «el centro del debate» a los chicos. «Si ellos son lo más importante, empecemos por reconocer una realidad dolorosa y que nos interpela: desde hace años cada vez más familias eligen la escuela privada, no la pública», dijo.

Luego ofreció datos preocupantes sobre la realidad educativa. La mitad de los chicos que empieza la escuela secundaria no la termina. De esa mitad, un 68% no puede resolver operaciones matemáticas básicas y el 54% tiene dificultades para comprender textos. En los establecimientos más pobres los resultados son todavía peores: el 88% de los chicos no puede hacer operaciones básicas y el 64% tiene dificultad para comprender textos.

«Lo que estoy diciendo es que en una escuela secundaria pública pobre de la Provincia menos de 3 chicos de cada 10 aprenden lo que necesitan en lengua y solo 1 de cada 10 en matemática», explicó y enseguida preguntó: «¿No es evidente que muchos de nuestros chicos no están aprendiendo?».

Además, apuntó al presentismo, la carta que el gobierno bonaerense pretende incluir en la negociación con los gremios. Dio cifras: el 40% de los en la escuela primaria tiene más de un docente por año, y de esos, el 20% tienen más de dos. «No se trata solo de cuánto gasta el Gobierno de la Provincia en suplencias, sino de cuál es el impacto que el ausentismo tiene en nuestros chicos y en su capacidad de aprender», expresó.

Vidal hizo una distinción entre los motivos válidos para ausentarse, como enfermedad o licencia por maternidad, y los «abusos». El ausentismo, dijo, es del 17% en las escuelas públicas contra el 5% en las escuelas privadas, incluso las que reciben subvención estatal.

«El mundo no nos va a esperar. Mientras nosotros discutimos cuestiones obvias, hay una revolución tecnológica allá afuera, que no les va a preguntar a nuestros chicos sobre ausentismo, sobre cargos o sobre cláusula gatillo. Solo le va a interesar si tienen o no las competencias para tener un trabajo», planteó.

La gobernadora apuntó a la «velocidad» con la que cambió el mundo en materia tecnológica, con la creación de nuevos empleos y la destrucción de otros. «Tenemos que hacer reformas y las tenemos que hacer ya». Por eso, explicó, incorporaron robótica a la currícula en la primaria.

A su vez, sostuvo que trabajan en mejorar el rendimiento en las dos materias troncales: lengua y matemática. Después de las pruebas Aprender, seleccionaron las 2.000 escuelas más vulnerables de la Provincia para brindar capacitación adicional a sus directores y cuerpo docente.

La mandataria bonaerense hizo una mención especial a quienes «se prepararon para dar lo mejor en las aulas desde el primer día de clases». «Quiero decirles que sé de su esfuerzo, que sé que son los que siempre ponen el hombro frente a todos los conflictos y en todos los gobiernos. No todo puede dar lo mismo porque es lo primero que le enseñamos a nuestros chicos».

Pese al momento que atraviesa la Provincia, Vidal se mostró optimista de cara al futuro: «Nuestra realidad es difícil pero no imposible de cambiar. Para todos los chicos la educación pública representa una oportunidad. Para nosotros ellos representan el futuro».

En el cierre de su discurso, dejó un mensaje: «Si de verdad nos importa la educación, tenemos que cambiar la lógica de la discusión. Nosotros vinimos a hacer lo que hay que hacer aunque eso nos traiga costos. Muchos especularon que en un año electoral, como Gobernadora iba a poner en primer lugar el costo político de no empezar las clases a tiempo. Se equivocaron. En mi visión de la política la prioridad no la marca una elección o un cargo. La marcan los bonaerenses».

 

Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta