Mirador Virtual Mobile

Más de 80 mil personas visitaron la feria arteBA de Arte Contemporáneo

Más de 80 mil personas visitaron la 24 edición de la feria de arte contemporáneo arteBA, que luego de cuatro días intensos en los que se pudo ver las producciones más recientes de artistas contemporáneos, cerrará sus puertas esta noche en La Rural, con récord de adquisiciones por parte de museos e instituciones.

“Es una edición histórica. Tuvimos récord de compras institucionales y trece museos, cinco de ellos internacionales, sumaron obras para su patrimonio permanente”, contó a Télam Julia Converti, gerenta general de arteBA Fundación y marcó un contrapunto entre las tendencias de estas adquisiciones: por un lado, obras históricas de los años 70, y por otro, de artistas jóvenes con carreras instaladas pero incipientes.

Como ejemplo, basta mencionar la compra del Malba, la primera pieza de arte correo para su colección, la instalación “El tesoro marginal de Mamablanca – Grupo de familia” (1980) de la artista argentina Graciela Gutiérrez Marx, gracias a una donación de 25.000 dólares de Citi, la misma artista por la que se inclinó la Tate Gallery de Londres, pero con la obra “Grupo de Familia. Reconstrucción de un mito” (galería Document Art), exhibida en la sección U-Turn Project Rooms.

También, una fotografía titulada “Red”, del joven Nicolás Mastracchio (1983), fue la compra elegida por el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires (MACBA), que dirige Teresa Riccardi, en la galería Zavaleta Lab, mientras que el Museo Franklin Rawson de San Juan adquirió la obra “Pragmatismo 4” de Martín Legon, a la galería argentina Barro Arte Contemporáneo.

Adquirió status de revelación la joven artista oriunda de Ushuaia Nacha Canvas (1990), estudiante de diseño gráfico en la UBA, quien se presentó en el stand de la galería Quimera en el Barrio Joven, a modo de Solo Project con sus obras de acuarela, collage y lápiz sobre papel y fue un “hit de ventas”.

Sin dudas, la charla que dio el escritor, crítico de arte y curador francés Nicolás Bourriad fue uno de los momentos cumbre de esta feria, a donde presentó su libro “La exforma” (Adriana Hidalgo), en diálogo con Graciela Speranza, ante un auditorio repleto y también generó expectativas la visita por primera vez al país del director de Arco Madrid, Carlos Urroz, para que conozca la escena argentina y con la idea de que pueda darle al arte local “una proyección europea”.

Postales de color que se fueron entretejiendo estos días quedarán grabadas en otro capítulo del gran encuentro de las galerías, como la performance realizada por la japonesa Mariko Sakata, un combo de baile tradicional y karaoke, en el marco de las “Acciones primarias” de la artista Ana Gallardo, o el colorido stand de Eloisa Cartonera, enclavado en el sector Dixit, un proyecto curatorial decidido a mostrar el arte como factor de cambio social.

El brasileño Maurício Ianês, en la galería brasileña Vermelho, conversó largo rato con cada uno de los espectadores que se sentaron frente a él, y luego escribió en papel, una palabra, con su lengua repleta de tinta, en su performer de ocho horas diarias titulada “El escritor”, la dibujante Isol brindó un taller de ilustración en el auditorio de la Isla de Ediciones y el colectivo de artistas Mondongo, que integran el matrimonio Juliana Laffitte y Manuel Mendanha, participó de una charla de parejas de artistas.

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires adquirió dos obras de Fernanda Laguna en la galería Nora Fisch, el Malba adquirió tres piezas de Hudinilson Jr en la galería Jaqueline Martins y el Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén incorporó una piezade Eduardo Stupía, de la galería Jorge Mara-LaRuche, mediante donaciones del Banco Ciudad.

Por su parte, el museo MAR de Mar del Plata inició formalmente su colección con la compra de una obra de Luciana Lamothe, “Prueba de tensión” (galería Ruth Benzacar), y la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes (AAMNBA) lanzó un programa de adquisiciones para donar a esa institución: la primera compra, seleccionada por Roberto Amigo y Marcela Cardillo, fue un óleo de 1975 del pintor Anselmo Piccoli (1915-1992), uno de los grandes maestros argentinos del constructivismo abstracto.

En materia internacional, Los Angeles County Museum of Art (LACMA) adquirió tres piezas de Fernanda Laguna (“Plano de mi corazón”, “La exposición” y “Cinco años de novios”) en galería Nora Fisch y el video “Breve Historia de la arquitectura en Guatemala” (2010-2013) del artista Naufus Ramírez-Figueroa en la galería colombiana Instituto de Visión.

“El módulo de obras de Fernanda Laguna que adquirió LACMA se exhibirá en 2017 en la exposición ‘Pacific Standar Time’” anticipó Converti sobre esta ambiciosa iniciativa del Getty que ofrecerá 46 exposiciones de 40 instituciones artísticas durante cuatro meses en el sur de California, con la idea de brindar un panorama del arte moderno y contemporáneo de América Latina.

En tanto, el Museo de Arte de Lima (MALI) compró en la galería Ignacio Liprandi la video instalación “Anaconda” de José Alejandro Restrepo, mientras que el Centro de Arte 2 de Mayo (CA2M) de Madrid compró dos obras de la artista Magdalena Jitrik, “Imaginación moderna III” e “Imaginación Moderna IV”.

La galería Crucero de Lima y la artista Delfina Estrada, de la galería RUBY, ambas del Barrio Joven, recibieron cada una 21 mil pesos en el marco del Premio En Obra, dedicado a incentivar la producción de los artistas más jóvenes, iniciativa de Joaquín Rodríguez y Abel Guaglianone.

Una novedad fue la Wish List implementada este año por el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires para invitar a mecenas y coleccionistas a colaborar y que puedan así ser incorporadas a su patrimonio.

Un equipo de curaduría y patrimonio de la institución dejó sus cartelitos de Wish List debajo de obras de Martha Botto, Jacques Bedel, Delia Cancela y Pablo Mesejean; Antonio Berni, Xul Solar, Emilio Pettoruti, entre otros.

Una de las obras más llamativas en esta edición fue “Time”, del uruguayo Martín Sastre, una videoinstalación performática que propuso al público donar su tiempo mientras observara la pieza, y esa acumulación redundaría luego en apoyo económico para un artista del Barrio Joven, con un intento de revertir las reglas de juego y darle al espectador entidad de mecenas.

El espacio beneficiado fue Amigo del Interior, un proyecto colectivo (del Barrio Joven), ideado por los artistas Lucrecia Lionti y Belén Romero Gunset de Tucumán, Mario Scorzelli de Buenos Aires y Ángeles Ascúa de la ciudad santafesina de Rafaela, que busca generar espacios para discutir y pensar el arte contemporáneo, con base en un subsuelo de la Librería Galerna de San Telmo.

Como todos los años, Chandon realizó la primera compra de una obra a puertas cerradas (el martes a la noche) un óleo de la artista Valeria Maggi y La Rural adquirió, mediante su programa Impulsarte, cinco trabajos de Juan Becú, Gabriel Chaile, Máximo Pedraza, Marcela Sinclair y José Luis Landet.

Una obra de Federico Lanzi (galería María Casado HG) y «Rayos» del artista Santiago Licati (galería Ruby), ambas exhibidas en el Barrio Joven, fueron adquiridas por el Hotel Madero, mientras que el Hotel Meliá Recoleta Plaza compró «Callar» de Gisela Motta y Leando Lima (galería Vermelho) y «L´arte e la Vanitá» de Laura Codega (en galería Otero).

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta