Mirador Virtual Mobile

Medios: vuelven el alquiler de videos y la radio, y el libro de papel resiste

La facturación de las industrias de medios y entretenimiento crecerá en los próximos cuatro años en la Argentina a un ritmo de 8,5% anual y en 2019 llegará a 16.283 millones de dólares, según el Entertainment & Media Outlook, un pronóstico elaborado por la consultora PwC.

Parecen sólo números relacionados con las industrias creativas, pero son algo más: la evolución de nuestros propios hábitos de consumo cultural, la pasión por las historias, verídicas o ficticias, contadas en distintos soportes, formatos y lenguajes. La civilización del entretenimiento apenas da sus primeros pasos.

Los servicios de películas y series online por suscripción (como Netflix) duplicarán su presencia y crecerán los que permiten alquilar los estrenos (en conjunto, en 2019, tendrán ingresos similares a la venta de entradas al cine); la música por descarga (género que masificó iTunes) desaparece y se consolidan las plataformas de streaming gratuitas (como uno de las opciones de Spotify), donde la publicidad encuentra un nuevo vehículo, pero son los shows en vivo los que tiran los números para arriba; la publicidad en la Web (donde mandan Google y Facebook) sigue creciendo aceleradamente -a un ritmo del 17% anual-, pero es el video el que lo hace más rápido.

La facturación en publicidad de la TV abierta se estanca, en cable crece lentamente, pero en las versiones online y a demanda de los canales, donde apenas acaba de crecer, pega un salto aún acotado (de cero a US$ 13 millones en menos de cuatro años). La “vieja” radio sorprende con su performance (crecimiento de 12,5% anual), aunque PwC aún no mide en este caso el impacto de los avisos en plataformas digitales. Con excepción de los libros (las ventas de e-books crecen al 40%, pero los de papel resisten con una suba de 2,5% anual), todo lo analógico está desaparecido o muestra una pendiente clara en esa dirección también en el mercado argentino. Pero para los usuarios, la distinción entre digital y no digital “es irrelevante”, según PwC. Las claves: relevancia y conveniencia de los contenidos, la facilidad para descubrirlos, que puedan compartirse socialmente pero con una experiencia inspiradora y personalizada de consumo en cualquier dispositivo.

¿Los diarios? Se confirma lo que se sabe: caen un 6,3% anual los ingresos por venta de copias impresas, pero podrían crecer 33% los recursos provenientes de las suscripciones digitales (que en la Argentina apenas comienzan). En números absolutos, una cosa no reemplaza a la otra. En venta de publicidad, pasa algo similar (en digital los ingresos crecerán 20% anual). A pesar de esa evidente crisis, de la que ya han tomado nota las principales cabeceras globales, en la Argentina -según PwC- la industria de los diarios conservará el cuarto lugar entre las que más facturen, con US$ 1497 millones.

De los trece subsectores que analiza el trabajo, el que se llevan la porción más grande es el de la provisión de acceso a Internet (en 2019 facturará US$ 6957 millones), le sigue la publicidad en televisión (llegará a US$ 2657 millones) y las suscripciones a la TV por cable o satélite (US$ 1981 millones). Pero algunos muestran los evidentes signos de la madurez del mercado (la TV paga apenas crece al 1,8% anual) y otros se recuperan lento de la debacle en la que cayeron por no haber entendido la era digital (la música crece sólo 1,6%, y eso a pesar de la caída de las ventas físicas, que sigue a un ritmo anual de casi 10%). En la música, crecen fuerte los espectáculos en vivo auspiciados (del estilo Quilmes Rock, Personal Fest o Movistar Free Music, o el más reciente Lolapalooza). En los accesos a Internet impactarán fuertemente el despliegue de las redes 4G-LTE y la mejora en la infraestructura 3G que permitirá dar un salto en la facturación que pasará de US$ 2141 millones este año a US$ 3869 millones en 2019 con un crecimiento anual de 17%.

En la Argentina estos sectores -donde se cruzan los medios, las firmas de telecomunicaciones, los gigantes de Internet y los organizadores de espectáculos en vivo- crecen más que el promedio global, que se mueven en el 5% anual, y está en sintonía con el resto de la región, que es la que mayor expansión muestra en todo el mundo. En el planeta, el entretenimiento mueve US$ 2.233.371.000.000, es decir 2,2 billones de dólares.

Este es el 16° informe prospectivo de las industrias de entretenimiento y medios que realiza PwC, cuya metodología está extensamente explicada en la información a la que accedió LA NACION. El relevamiento de datos, segmentados en 13 industrias, abarcó 61 países en los que vive el 80% de la población mundial.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta