Mirador Virtual Mobile

Meningitis: por falta de vacunas, postergan la dosis de los 11 años en todo el país

El Gobierno argumenta problemas en la adquisición y entrega. El laboratorio que la fabrica niega que sea un problema de stock. Buscan priorizar al grupo de mayor riesgo, que debe recibirla a los 3, 5 y 15 meses de vida.

El Ministerio de Salud de la Nación decidió este jueves posponer por tiempo indeterminado una de las dosis de la vacuna contra la meningitis, debido a problemas en la provisión. La decisión llegó luego de que tres provincias, Santa Fe, Misiones y Chaco, ya decidieran por su cuenta este mismo criterio de administración ante la falta de las dosis necesarias para cubrir toda la demanda. Con esto buscan dar prioridad a los grupos más vulnerables, de 3, 5 y 15 meses de vida.

Sin embargo, desde el laboratorio que provee la vacuna, GSK, informaron en un comunicado: «El abastecimiento de la vacuna contra el meningococo para el mercado público es normal y no hay demoras en la entrega de los lotes de vacunas requeridos». Y agregaron que la escasez de dosis necesarias para completar el calendario de vacunación «no se debe a una demora en la entrega o falta de suministro por parte del laboratorio».

Fuentes del Ministerio de Salud hablan de «problemas de provisión, en la aduana y demoras en la entrega», algo que desde el laboratorio fue negado.

La decisión fue tomada, según informó el Ministerio, tras una reunión técnica con expertos en inmunizaciones, referentes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), funcionarios y autoridades de la Dirección Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (DICEI).

A pesar de que decidieron postergar el refuerzo de los 11 años de la vacuna contra el meningococo (sin informar cuándo se va a volver a habilitar), el Ministerio de Salud asegura que «está garantizada la totalidad de las vacunas del Calendario Nacional», que en total son 20.

Los expertos acordaron la estrategia de priorizar a los grupos más vulnerables de 3, 5 y 15 meses de vida y posponer la dosis de los 11 años hasta contar con la disponibilidad necesaria. «Esto es a causa de las dificultades en la adquisición y entrega desde su incorporación al Calendario Nacional de Vacunación», dice el comunicado de Salud.

La vacuna tetravalente (para las cepas A, C, Y, W) conjugada contra meningococo fue incorporada al Calendario Nacional de Vacunación por Resolución Ministerial número 10/2015 e implementada a partir de enero de 2017.

La resolución disponía que a partir de enero de 2017 se introduciría en el calendario argentino, uno de los más completos y avanzados del mundo, un esquema de vacunación comprendido por dos dosis (3 y 5 meses de vida) y un refuerzo (15 meses de vida) en lactantes; y una dosis única a los 11 años.

Sin embargo, la implementación de este esquema presentó problemas desde su mismísima puesta en marcha. En marzo de este año una carta difundida por los Jefes Provinciales de Inmunizaciones de todos los distritos del país encendió las luces de alarma: “Durante todo el 2017 no contamos con las dosis planificadas para cumplir con la vacunación antimeningocócica cuadrivalente (Menveo®) de los niños de 3 y 5 meses y de los adolescentes de 11 años; incluso en muchas provincias la vacunación de este grupo etario directamente no se realizó”, alertaba la misiva. “Cabe mencionar –continúa el documento- que en el año en curso la situación se agrava porque se agregan para vacunar los niños de 15 meses”. En aquel momento el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, aseguró que la provisión de la vacuna era normal.

Esta semana la crítica situación ya quedó totalmente en evidencia luego de que los ministros de Salud de las provincias de Santa Fe y Misiones anunciaran que no se iba a aplicar la dosis a los adolescentes de 11 años. Este jueves hizo lo propio la provincia de Chaco. Según revelaron los funcionarios, el tema se había hablado la semana pasada en el Consejo Federal de Salud que se realizó en Mendoza, donde los ministros provinciales reclamaron por esta situación y se les informó que no habría dosis para toda la población objetivo.

“Al no haber disponibilidad de la vacuna para el grupo etario de 11 años, el esfuerzo ahora está puesto en cubrir a los más chicos, menores de dos años, que es el grupo donde se presentan los casos de muerte por meningitis”, afirmó a Clarín Elizabeth Bogdanowicz, médica infectóloga pediatra del Comité de Infectología Pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP). “No obstante –agrega- nos parece poco deseable que a nivel privado se van a poder vacunar los que tengan posibilidad económica de hacerlo. Desde la SAP creemos que la vacunación es una herramienta de equidad, que debe estar disponible para toda la población, con o sin plata”.

“La meningitis es una enfermedad que tiene picos. Con mucha incidencia en chicos menores de 2 años y picos en la adolescencia. Además de la prevención, la vacuna tiene la capacidad de erradicar la portación. En nuestra situación, que no tenemos un impacto grande en adolescentes, sirve para erradicar la portación. Así se pensó. Para que esos chicos no sean portadores y no afecten a los más chiquitos. El objetivo es doble, que no aumente la incidencia de casos en la adolescencia y proteger al grupo poblacional de riesgo, esto es el efecto rebaño”, agregó la especialista.

“La vacunación no es el lugar para recortar. Nuestro calendario de vacunación es de excelencia”, agregó.

Según el Ministerio, la enfermedad invasiva por meningococo en la Argentina es de baja incidencia (menos de 200 casos anuales) y se da en forma endémica, con brotes esporádicos. Los casos se presentan habitualmente en menores de 2 años de edad, especialmente en los menores de 1 año. «El objetivo de la estrategia de vacunación contra meningococo es, por lo tanto, proteger a los lactantes que es la población más susceptible», agrega el comunicado oficial.

Un grupo de microorganismos causa una enfermedad que se conoce genéricamente como meningitis. Son diversos virus y un grupo de bacterias como el Haemophilus influenzae, el Streptococcus pneumoniae (neumococo) y Neisseria meningitidis (meningococo).

Fuente: www.clarin.com

Comentarios

comentarios