Mirador Virtual Mobile

Nueva función de “El Manipulador Eterno”

Todos los lunes a las 21, con entrada a la gorra, la obra estrenada en febrero saldrá a escena en la sala El Sótano del América Libre. Por su parte, “Hasta el fin del mundo: Teatro” continúa con sus presentaciones hasta fin de mes, todos los viernes a las 21.

Con la dramaturgia y dirección de Alicia Costantino, “El Manipulador Eterno” es una de las propuestas que refresca la agenda de actividades del Centro Cultural América Libre durante febrero. La obra, que fue estrenada en diciembre con un excelente recibimiento del público, tendrá funciones todos los lunes a las 21 con entrada a la gorra.

El pieza, creada por Alicia Constantino a fines de 2016, tiene como protagonista a un asesor político que instruye a su equipo en las sutiles formas de la manipulación. “Una decisión tomada desde el inicio fue no hacer una obra solemne, moralizante, de esas que dan respuestas. Elegí el camino del humor, un humor que después de la risa da lugar a la reflexión”, confiesa la directora.

El elenco está conformado por Celia Córdoba, Ariel Maggi, Romina Mignano y Adrián Szklar, y cuenta con la operación técnica y el diseño de luces de Alejandro Comercci. “Somos un grupo heterogéneo, tenemos diferentes posiciones políticas y diferente formación actoral, pero asumimos el desafío de la construcción colectiva”, concluye Costantino.

Opciones para todos los días

“Hasta el fin del mundo: Teatro”, unipersonal protagonizado por Sol Flores, continúa con sus presentaciones durante febrero en el espacio “El Palomar” del Centro Cultural América Libre, los viernes a las 21 con entrada a la gorra.

Con textos de Eurípides, Sófocles, Shakespeare, Ibsen y Lucas Capurro, este es el último montaje del grupo “Teatro Salvaje”, y es fruto de una larga investigación. Por un lado, sobre la técnica de composición y reelaboración del material físico y vocal de la actriz. Y por el otro, sobre la búsqueda y concreción de un teatro estética y poéticamente propio que se organice alrededor de la capacidad técnica y la presencia escénica de la protagonista.

Se trata de una representación teatral dentro de otra, la actriz encarna a diferentes personajes femeninos de la literatura universal y se fundirán en su existencia en un espacio sin tiempo, que alcanzará un punto sin retorno. La obra cuenta con la dramaturgia, el montaje y la dirección de Lucas Capurro, y la asistencia de Fernando Osuna.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta