Mirador Virtual Mobile

Ocean Infinity sacó 67.000 fotos del ARA San Juan para determinar las causas de su hundimiento

Las imágenes en alta definición serán usadas para construir un modelo en tres dimensiones del submarino

La empresa Ocean Infinity, a cargo del buque Seabed Constructor que encontró al ARA San Juan, enviará a la Justicia federal y al Gobierno nacional 67.000 fotos del submarino hundido a 907 metros de profundidad. Esas fotografías en alta definición serán utilizadas para determinar las causas de su abrupto colapso, que significó la muerte de los 44 integrantes de su tripulación. Las imágenes serán remitidas desde Sudáfrica, adonde el Seabed Constructor navega en estas horas para cumplir tareas de mantenimiento. Si no surgen inconvenientes técnicos o legales, el próximo miércoles llegarán a Buenos Aires las 67.000 fotos en HD del ARA San Juan.

Cinco vehículos submarinos no tripulados AUV (Autonomous Underwater Vehicles) y dos ROV (Remote Operated Vehicle) tomaron las 67.000 fotografías que se usarán para construir en imágenes un modelo en tres dimensiones del ARA San Juan. Ese modelo –que en la jerga técnica se llama Render—permitirá observar cómo quedó el casco del submarino hundido y de qué manera está apoyado en el fondo del mar. Esa información es clave para determinar las causas del trágico naufragio que inició el 15 de noviembre de 2017.

Ocean Infinity enviará las fotografías al Ministerio de Defensa y a Marta Yáñez, jueza federal de Caleta Olivia. En ambos casos, la empresa exploradora con sede en Houston remitirá las 67.000 fotos HD con un dossier explicativo y una reconstrucción digital del ARA San Juan, que permitirá observar cómo quedó su casco con una perspectiva de 360 grados. Hasta ahora, sólo se distribuyeron tres fotos del submarino hundido, que corresponden a la sección de proa, la hélice y la vela.

Si no se produce un milagro tecnológico, o el avance de la ciencia con el correr de los años, las fotografías HD aportadas por Ocean Infinity serán los indicios más cercanos de los que podrán disponer el Gobierno y la Justicia federal para saber la verdad de los hechos y en consecuencia adoptar sanciones administrativas y penales. A 900 metros de profundidad es imposible que baje un perito a monitorear la situación del casco y menos aún que pueda obtener una muestra del submarino hundido.

El trabajo tecnológico de Ocean Infinity debería servir para reemplazar la imposibilidad de rescatar al ARA San Juan. Sin la nave siniestrada, esas 67.000 fotografías tienen que ayudar a comprobar si hubo un incendio a bordo, si ocurrió una explosión causada por la aparición de hidrógeno y si la presión del agua a más de 600 metros de profundidad fueron hechos sucesivos o simultáneos que condenaron a muerte a los 44 tripulantes del submarino.

Los fotos HD engrosarán un complejo expediente judicial y una minuciosa instrucción administrativa que apuntan a descubrir la verdad de los hechos y determinar la responsabilidad de ex funcionarios de Defensa y oficiales de la Armada que estaban en funciones cuando se conoció la primera alerta emitida por el submarino perdido.

Cuando el ministro Aguad reciba la información de Ocean Infinity se hará una presentación formal al presidente Mauricio Macri, que exigió profundidad investigativa y celeridad para encontrar a los eventuales responsables del hundimiento del ARA San Juan. En cambio, la jueza Yañez analizará las 67.000 fotografías junto a sus colaboradores directos.

La magistrada asumió que es imposible recuperar al submarino apoyado en un cañadón marítimo a 907 metros de profundidad, y aguarda con interés que sean enviadas las imágenes para descifrar qué sucedió el 15 de noviembre de 2017.

Ese triste día desaparecieron los 44 tripulantes del ARA San Juan. Y todavía no se sabe por qué falló el submarino y quiénes son los responsables de la tragedia en alta mar. Las fotografías serán la memoria indeleble de un hecho que no debió haber sucedido. Y que aún nos golpea por su salvaje crueldad.

ARA San Juan: la búsqueda de las madres y esposas no termina: «El submarino se puede sacar»

Muchos de los familiares exigen que el ARA San Juan sea reflotado. «No me sirve que Hernán quede en el mar, yo lo necesito ver», explica Marcela, madre del marino Rodríguez

El hallazgo del ARA San Juan, confirmado en la madrugada del viernes, no marca el final de la búsqueda por parte de las familias de los 44 tripulantes, según remarcaron en distintas declaraciones con la prensa. El sábado por la noche seguían en los dos puntos donde se instalaron a la espera de novedades por parte de la Armada y del gobierno nacional. Por un lado, aquellos que son del interior del país estaban en el Hotel Tierra del Fuego, ubicado en el centro de Mar del Plata. Por el otro, en su mayoría los marplantenses, continuaban en la Base Naval que se encuentra en el puerto. Permanecen ahí desde que se les notificó que el submarino había sido localizado a 907 metros bajo el mar en la llamada área uno.

«Luchamos, lloramos. El submarino se puede sacar», aseguró Yolanda, madre de Leandro Cisneros. «Los familiares se están quedando y están viniendo más de todas partes», agregó en la puerta del Hotel Tierra del Fuego.

«Tenemos la esperanza de que escuchen a los familiares y que por respeto a nosotros y a nuestro duelo quieran reflotar el submarino porque sabemos que se puede hacer. Ya lo ubicaron, ahora que nos entreguen a nuestros seres queridos», dijo Cecilia, la mujer del tripulante Luis Leiva. «Estamos esperando novedades para saber cómo está el casco y vamos a empezar a luchar para el reflotamiento, para encontrar una respuesta y finalmente saber bien qué pasó», insistió.

Las esposas y las madres de los tripulantes son las caras más visibles de las 44 familias. Fueron ellas las primeras que se animaron a hablar con la prensa cuando apenas podían encontrar las palabras para expresar lo que sentían. Reclaman saber qué pasó con sus hijos y sus maridos, reclaman sus cuerpos, poder tenerlos cerca por última vez y poder despedirse; rescatarlos de las profundidades del mar. No todas se sienten todavía con la fuerza de hacer público su renovado reclamo: «Disculpame, pero no quiero hablar», respondió por ejemplo Paola, la pareja de Celso Vallejos y madre de sus tres hijos, cuando fue consultada por Infobae acerca de cómo continuaría su búsqueda.

Es que lejos de traer calma, la noticia revivió el dolor que los familiares sufren desde hace un año. Mucho peor fue aún cuando escucharon la conferencia del ministro de Defensa Óscar Aguad, en la que decía que no disponían de los medios para rescatar el submarino. Las familias se quebraron al escuchar esa información. Y con el correr de las horas, lo que parecía ser una certeza -el hallazgo- trajo más dudas -qué pasará con los cuerpos.

«Estamos viviendo una pesadilla. Yo quería otro desenlace. Hasta el viernes cuando llegó este parte, yo lo seguía esperando. Me cuesta soltarlo. Ahora solo pienso en luchar y en pedirle a la jueza que por favor colabore para que refloten al submarino. Voy a seguir pidiéndolo. Todo el pueblo argentino quiere que lo refloten, saber la verdad y ver que ellos están ahí. No me sirve que Hernán quede en el mar, yo lo necesito ver, saber que su cuerpo está ahí. Voy a seguir luchando por eso», afirmó Marcela Moyano, la mamá de Hernán Rodríguez.

«Nos vamos a quedar acá», aseguró Mabel, tía de Alberto Sánchez, que llegó a la Base Naval junto con la madre del tripulante por la madrugada tras recibir un mensaje de Whatsapp. «Saber que lo encontraron nos da un poco de alivio, pero queremos el cuerpo para tener paz», dijo a Infobae.

«No dormimos en toda la noche. Los tienen que sacar», dijo otra de las familiares que se acercaron para hablar con la prensa en la Base Naval. «¿A vos te parece que puedo tener ganas de hablar?», dijo, en cambio, uno de los padres de los tripulantes que se retiraba con pesar del Hotel Tierra del Fuego tras escuchar la rueda de prensa de Aguad.

Los rostros emocionados, los ojos llorosos y las voces quebradas fueron una constante en la Base Naval y en el hotel. Hubo abrazos y llantos. Y un mensaje claro: que se haya terminado la búsqueda del ARA San Juan no significa que las 44 familias hayan terminado con la suya. Ahora la lucha ya no será encontrarlos, sino recuperarlos, darles el último adiós.

 

Mauricio Macri, tras el hallazgo del ARA San Juan: «Se abre una etapa de serias investigaciones para conocer toda la verdad»

El jefe de Estado grabó un mensaje en la Quinta de Olivos y anunció tres días de duelo nacional

El hallazgo del ARA San Juan generó una verdadera conmoción y motivó un mensaje del presidente Mauricio Macri, quien grabó un video en la Quinta de Olivos para rendir homenaje a los 44 tripulantes del submarino

«Fueron 86 días muy difíciles para todos los argentinos y hoy es el más triste», describió el mandatario en el inicio de un mensaje que duró 2 minutos y 58 segundos, en el que calificó a las víctimas como «una heroína y 43 héroes que estaban prestando un servicio a toda la comunidad».

Tras anunciar que se decretarán tres días de duelo nacional, el mandatario puso el foco en lo que viene y señaló: «Ahora se abre una etapa de serias investigaciones para conocer toda la verdad; es necesaria para honrar y respetar a nuestros héroes y a sus familiares».

En otro fragmento de su discurso, Macri destacó la labor de los 44 tripulantes del ARA San Juan: «Eligieron una profesión de riesgo, dedicaron su vida a defendernos y eligieron cuidar nuestro mar con dignidad y con orgullo, llevaron adelante su tarea con patriotismo».

«Su sentido de propósito, su sacrificio y su entrega por la Patria nos tiene que inspirar a todos, son un ejemplo valioso para muchos argentinos», remarcó con gesto adusto.

El jefe de Estado además agradeció la colaboración de los países que se sumaron a la búsqueda y les envió un mensaje a los familiares de las víctimas. «No están solos, cuentan conmigo desde el primer día, con este equipo de gobierno y con millones de argentinos», concluyó.

Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios