Mirador Virtual Mobile

ORGANISMOS DE DDHH: LA UNICA CASA PARA UN GENOCIDA ES LA CARCEL

A través de un comunicado y bajo la consigna: » Mar del Plata sin genocidas», vecinos sin genocidas, abuelas de plaza de mayo Mar del Plata, asociacion ex detenidos, Hijos, asociacion familiares de detenidos desaparecidos y victimas del terrorismo de estado del centro y sur de la pcia de buenos aires y colectivo el faro  hicieron escuchar su voz

«Nuevamente vemos vulnerados nuestros derechos como ciudadanas y ciudadanos de esta ciudad y nos instalan a vivir entre nosotros un nuevo represor condenado y a quien los Jueces Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Leopoldo Bruglia ha otorgado la detención domiciliaria con el supuesto diagnóstico de “dificultad en la rótula de la rodilla derecha” y la aplicación de un “principio de dignidad” que esta demostrado no posee.

Guillermo Horacio Pazos fue juzgado en la causa ESMA UNIFICADA y condenado a 16 años de prisión como integrante del grupo de tareas 3.3 y vive ahora cómodamente en una casa en Olavarría 3612.

En esta causa se analizaron 800 casos de víctimas que pasaron por la ESMA y de las cuales 484 continúan en calidad de detenido desaparecidos y asesinados.

No estamos dispuestos a seguir soportando por un lado que se deje en virtual libertad a los responsables de los peores crímenes cometidos en nuestro país y por otro que elijan nuestra ciudad como lugar para instalarse haciendo de nuestros barrios sitios inseguros y poco confiables por la clase de delincuentes con los que debemos convivir.

Tampoco aceptamos el hecho de que quienes son “liberados” de este modo se instalen en cualquier lugar de nuestro país invocando falsos planteos humanitarios o que tienen más de 70 años cuando la ley es muy clara al respecto y sólo amerita que alguien goce de estos favores si su situación de salud es tal que corre peligro de muerte no renguera.

Exigimos a las autoridades judiciales de nuestro país que dejen de dar libertades solapadas a estos asesinos, torturadores y violadores a quienes se les han probado todos los delitos cometidos y hagan que las condenas se cumplan en cárceles comunes como corresponde y como se hace en todo el mundo».

Para concluir el comunocado, afirmaron que «En Alemania, a la que suelen mencionar como el sumun de la civilización, sigue habiendo nazis condenados con más de 90 años y jamás a nadie se le ocurrió que puedan tener detenciones domiciliarias porque los crímenes que han cometido ofenden a la dignidad humana y deben tener el más duro castigo que las leyes permitan».

 

Comentarios

comentarios