Mirador Virtual Mobile

Peñarol le ganó 82-73 a Quilmes en el clásico marplatense

Peñarol le ganó el clásico de Mar del Plata a Quilmes por 82-73 en el último partido de la fase regular de la LNB. De esta manera, le complicó al “Tricolor” la ventaja de localía para los playoffs, pues el conjunto de Leandro Ramella terminó quinto en la Conferencia Sur.

El encuentro lo debía ganar el “Cervecero”, porque se jugaba la cuarta posición, pero la presión le jugó una mala pasada y no pudo robarle, en ningún momento, el control del juego a Peñarol, que fue el dominador de principio a fin.
Martín Osimani, de Peñarol, fue el goleador junto a Luca Vildoza, de Quilmes, con 21 puntos, pero el uruguayo desplegó un gran nivel y fue el máximo artífice de la victoria.
El partido tuvo un comienzo desprolijo, pero rápidamente encontró a un protagonista: Peñarol. Con dos triples consecutivos abrió el marcador y logró un 6-0 (Franco Giorgetti y Leo Gutierrez) para proponer el ritmo de juego.
Después de un doble de Tayavek Gallizzi, Quilmes sufrió la efectiva defensa que Peñarol le propinó sobre las líneas de pases, y tuvo cuatro pérdidas seguidas. Con el camino hacia al aro complicado, le cedió la chance a su rival de seguir adelante en el tablero (10-2).
Promediando el cuarto, una luz de 10 puntos obligó a Leandro Ramella a pedir minuto para trabajar la levantada. Sirvió, porque enseguida Quilmes recuperó gol con dos triples (Ivory Clark y Maxi Maciel) para empezar a achicar (12-8).
Se abrió el partido, pero sólo momentáneamente. Hasta que volvió a su juego Peñarol. Encontró de nuevo el camino y producto de los puntos de Adrián Boccia y un triplazo de Luciano Massarelli la ventaja se extendió (25-16).
El conjunto Tricolor volvió a sufrir la presión defensiva de su rival y no pudo hacer mucho más que apostar a llegar al segundo cuarto lo más cerca posible en el tanteador. Y así se cerró el primero 30-20 a favor del campeón defensor.
La defensa Milrayitas siguió marcando el ritmo de juego en el segundo capítulo. Y la diferencia osciló entre los 12 y 9 puntos. La rotación no le sirvió de mucho a ninguno de los dos y la capacidad ofensiva empezó a mermar. El partido se hizo menos frenético y más aburrido.
El máximo responsable del control de juego de Peñarol se llama Martín Osimani, a través de él se llevaron a cabo las acciones de su equipo. Fue el titiritero en todo el primer tiempo y aportó 8 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y un recupero.
Pese a todo, Quilmes logró en el resultado lo que no pudo en el juego, acercarse a su contrincante. Cerró la primera mitad 44-35 abajo.
Mantuvo la dinámica el tercer cuarto. Porque pese a la necesidad de ganar, Quilmes no encuentró juego. Ni Cequeira ni Vildoza pudieron revertir las acciones propuestas por Osimani y siguió corriendo de atrás el marcador, pero ya con el reloj en contra.
Pese a los puntos que siempre conquista Walter Baxley (15) la distancia se mantuvo en todo el parcial y el juego siguió deslucido. Apareció también la buena ofensiva de Gutiérrez con 15 tantos y el tercer cuarto cerró casi como había empezado. Con Peñarol arriba 64 a 52.
Con más emoción que básquet se abrió el último capítulo del clásico. Luca Vildoza (7) consiguió un poco más de juego con ataques rápidos, pero Peñarol siempre tiene un bombazo para contestar los intentos de remontada. Esta vez fue Alejandro Konsztadt el autor de ese triple que llevó el marcador a 74-57 a falta de seis minutos.
Ya sin Osimani en cancha, tomó más protagonismo Vildoza (14) para arrimar a su equipo, y lo consiguió se puso a 11 nuevamente pero a tan sólo dos minutos del final. Ya no tenía más tiempo para cambiar una realidad planteada desde el inicio.
Así, sólo quedó esperar el sonido de la chicharra que marcó el triunfo de Peñarol sobre Quilmes 82 a 73.
Síntesis:
Quilmes (73): Luis Cequeira 6, Walter Baxley 17, Maximiliano Maciel 10, Ivory Clark 5 y Tavavek Gallizzi 2 (FI); Diego Romero 10, Federico Marín 2, Luca Vildoza 21 DT: Leandro Ramella
Peñarol (82): Martín Osimani 21, Adrián Boccia 9, Franco Giorgetti 6, Leonardo Gutiérrez 15 y Martín Leiva 10 (FI); Luciano Massarelli 11, Gabriel Fernández 2, Alejandro Diez (-) y Alejandro Konsztadt 8 DT: Fernando Rivero
Parciales: 20-30, 35-44, 52-64 y
Árbitros: Alejandro Chiti y Sergio Tarifeño
Estadio: Polideportivo Islas Malvinas

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta